Jurisprudenciales

Páginas:29-35
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 29

Sentencia del Juzgado de lo Mercantil Nº 1 de la Coruña de 22 de febrero de 2012

ACCIÓN DE RESPONSABILIDAD DE ADMINISTRADORES: MARTINSA-FADESA V. MANUEL JOVÉ Y ANTONIO DE LA MORENA

  1. La Sentencia resuelve el procedimiento de reclamación de responsabilidad de administradores entablado por Martinsa-Fadesa contra los antiguos administradores de Fadesa. D. Manuel Jové y D. Antonio de la Morena. Martinsa-Fadesa interpuso la acción social de responsabilidad y la acción individual de responsabilidad en reclamación de 1.576 millones de euros. Según la demandante, los demandados habrían causado un daño a la sociedad al haber llevado a cabo un plan consistente en facilitar información falsa al tercero encargado de llevar a cabo la valoración de los activos de Fadesa (CBRE) con el fin de obtener una valoración superior a la real en el marco de su próxima fusión con Martinsa. El importe de dicha sobrevaloración habría ascendido a los 1.576 millones de euros que constituyen el objeto de la reclamación.

  2. Como veremos, la demanda fue desestimada por varios motivos. La acción individual de responsabilidad fue desestimada dado que la misma había sido objeto de renuncia por parte de la sociedad a través de su administrador y consejero delegado. La acción social de responsabilidad fue también objeto de renuncia si bien la misma se tuvo por no realizada. No obstante, la acción social se desestimó por no concurrir ninguno de los requisitos de dicha acción: Fadesa no sufrió un daño por la sobrevaloración de sus activos, el informe de valoración de activos por CBRE no tuvo incidencia en la determinación del precio de las acciones de Fadesa y los administradores demandados no tuvieron ninguna intervención en la valoración de los activos. Por todo ello la demanda se desestimó.

  3. A continuación detallamos cada uno de los motivos analizados por la Sentencia. Empezaremos con el análisis de la validez de las renuncias genéricas a entablar acciones de responsabilidad contra administradores y después valoraremos el cumplimiento de cada uno de los requisitos de las acciones de responsabilidad en el caso concreto, según la Sentencia.

I En cuanto a la posibilidad de que el administrador de una sociedad renuncie a ejercitar acciones de responsabilidad contra los anteriores administradores
  1. En cuanto a la posibilidad de renunciar a la acción de responsabilidad de administradores, la Sentencia distingue entre la posibilidad de renuncia de la acción social de responsabilidad y de la acción individual de responsabilidad. El artículo 134 LSA (y en la actualidad el artículo 238 LSC) contempla la posibilidad de que por la junta se renuncie a la acción social de responsabilidad. Nada se dice sin embargo, respecto de la renuncia de la acción individual de responsabilidad.

A La renuncia a la acción social de responsabilidad
  1. En primer lugar la Sentencia aborda si puede realizarse una renuncia con carácter previo al surgimiento de una controversia concreta o si dicha renuncia sólo puede efectuarse tras el surgimiento de la disputa.

  2. Así alude a una postura doctrinal sostenida por Garrigues y Uría que entendía que para que la renuncia o transacción fuese válida había de referirse a una acción ya entablada contra el administrador. Ese decir, según esta postura, la Junta no podría renunciar a

    Page 30

    interponer la acción social de responsabilidad a futuro y sin el previo surgimiento de la controversia.

  3. La postura de los administradores demandados es que dicha renuncia es oponible sin perjuicio de la posible responsabilidad en que pudiera haber incurrido el firmante de tal renuncia sin contar con el acuerdo previo (o posterior de la Junta). Por su parte, la Sentencia establece que para que dicha renuncia fuera válida tendría que haberla realizado el órgano competente para ello, en este caso la Junta General. La Sentencia rechaza que el poder del administrador de una sociedad alcance para disponer del derecho de la sociedad de entablar la acción social de responsabilidad en el ámbito de una compraventa o transmisión de empresa, como el analizado en el presente supuesto.

  4. Asimismo, la Sentencia rechaza la validez de una renuncia genérica y a futuro (es decir una renuncia a entablar una acción social de responsabilidad por toda la gestión de unos administradores). Añade que tal renuncia ha de entenderse como contraria al orden público societario y perjudicial para la sociedad, y por tanto, nula, sin entrar a analizar la conducta del administrador que la efectuó. En el mismo sentido se pronunció la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 7 de abril de 2006. En aquel supuesto, se había incluido en un convenio concursal una cláusula de exención de responsabilidad de los administradores y la renuncia al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA