Introducción. Propuesta general del estudio

Autor:J. Ignacio Criado
Páginas:35-63
RESUMEN

1.1. Justificación y oportunidad de este libro - 1.2. Acercamiento conceptual y al estudio de la Administración electrónica - 1.3. El objeto de estudio y los objetivos de la investigación - 1.4. Clarificando las hipótesis del estudio - 1.5. Estructura y contenidos generales del libro

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 35

Lo último que uno sabe es por donde empezar

Blaise Pascal

El 24 de junio de 2000 el semanario británico The Economist publicó una sección especial bajo el título A Survey of Government and the Internet, con el subtítulo The Next Revolution, planteando el tema de la siguiente manera:

Las administraciones públicas están bajo la presión de satisfacer unas crecientes expectativas de servicio. La mayoría de las personas no disfrutan interaccionando con las administraciones públicas; lo hacen porque están obligadas a ello. Pero eso no significa que la experiencia tenga que ser tan desalentadora como normalmente suele apreciarse. De la misma manera que un número en aumento de consumidores se ha acostumbrado a los niveles de calidad proporcionados por los mejores proveedores de servicios y vendedores en la web, su buena disposición para aceptar estándares bajos en el sector público está poniéndose en tela de juicio. Si el mismo enfoque personalizado de servicio rápido y orientado hacia el cliente sobre la base de la disponibilidad las 24 horas, los siete días a la semana, se convierte en la norma dentro del sector publico, eso no sólo haría más fácil la vida de la gente, sino que fundamentalmente cambiaría en sí misma la manera en que percibe a las administraciones públicas

.

(The Economist, A Survey of Government and the Internet, pp. 4)1

Page 36

Sólo seis años antes de aquella publicación se había establecido la primera presencia oficial en la web de una administración pública española. Aunque lo más importante es que sólo unos años después resultaba poco concebible que las administraciones públicas pudieran ser ajenas a Internet en su desempeño diario, con millones de ciudadanos solicitando información y servicios en esta nueva dimensión digital y un número cada vez más elevado de funciones administrativas realizadas gracias a la utilización de una nueva generación de tecnologías de información y comunicación. En ese sentido, al mismo tiempo que se empezó a generalizar la World Wide Web (www) a principios de los años 1990, las declaraciones de intenciones del vicepresidente Al Gore en los EE.UU. y el Informe Bangemann en Europa dieron el pistoletazo de salida al interés en torno a la exploración de las posibilidades de transformación del sector público, bajo la progresiva difusión de los nuevos medios digitales al alcance de las organizaciones públicas.

Teniendo en cuenta lo anterior, el origen de las siguientes páginas reside en una paradoja: si bien las administraciones públicas adoptaron y usaron las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) e Internet a partir de la década final del siglo anterior de una manera masiva y sin precedentes en cuanto a su alcance y extensión, dentro de ellas y en su relación con otros actores, esto no desencadenó muchos de los efectos revolucionarios, tanto positivos como negativos, que muchos autores habían augurado previamente. Evitando una posición tecnológicamente determinista, este estudio aborda la complejidad de las relaciones entre las TIC e Internet y las administraciones públicas, considerando que las dinámicas de difusión tecnológica dentro del sector público no fueron entonces un fenómeno completamente nuevo, si bien durante esa última etapa se expresaron con unas características distintivas que merece la pena tener en consideración. Los capítulos siguientes ofrecen una aproximación a esta cuestión, ante la necesidad de investigaciones de esta naturaleza dentro de la disciplina de la Ciencia Política y de la Administración.

Durante los últimos años, tanto en las vertientes económica, social, cultural, jurídica o política se han abordado los resultados de las interacciones con las TIC, considerando los más variados ámbitos en los que se han utilizado. En particular, las diferentes dimensiones de estudio de la política han merecido un interés preeminente por parte de un número creciente de investigadores, de manera que esos esfuerzos se han orientado a conocer las potenciales innovaciones en los procesos electorales, la actividad de los partidos políticos, el funcionamiento de las instituciones parlamentarias, la elaboración de las políticas públicas, así como la propia estructura y gestión de las organizaciones públicas. Dentro de esa abundante literatura, la presente investigación

Page 37

se centra en el ámbito de las administraciones públicas, en concreto, las administraciones de las comunidades autónomas (CC.AA.), nuevas organizaciones emanadas de la Constitución Española (CE) de 1978, que ofrecieron una sugerente fuente de conocimiento sobre este fenómeno, dentro de un contexto en el que sus actuaciones estuvieron estrechamente ligadas a las de la Unión Europea (UE) y la Administración General del Estado (AGE). Esos componentes conformaron el objeto de estudio el objeto de estudio del presente trabajo.

Particularmente, se consideran los procesos de adquisición, gestión y utilización de las TIC dentro de las administraciones de la Comunidad de Madrid (CM) y de la Generalitat Valenciana (GVA) durante la década 1995-2005. La etapa seleccionada se inició en el momento en que numerosos gobiernos autonómicos emprendieron estrategias y políticas de modernización administrativa, siguiendo los pasos marcados por otras administraciones del entorno de referencia que, desde los años ochenta habían desarrollado actuaciones orientadas a incorporar ideas, propuestas e innovaciones inspiradas en la Nueva Gestión Pública (NGP). En los casos analizados en profundidad, la expansión de una nueva generación de TIC y de los servicios asociados a Internet, pero muy especialmente las páginas web, ofrecieron a las organizaciones públicas una vía alternativa para innovar la forma de operar internamente y, en especial, de acercarse a la ciudadanía. Este último fenómeno empezó a identificarse entonces con el concepto Administración electrónica (eAdministración).

Este primer capítulo opera proporcionando una perspectiva general del libro, su propuesta conceptual y analítica, a través de cinco secciones. En primer lugar, se presenta una justificación y una consideración de la oportunidad de este trabajo. La segunda sección realiza una breve aproximación general a la eAdministración, tanto conceptualmente, como desde el punto de vista de las dimensiones de su estudio. En tercer lugar, se abordan el objeto de estudio y los objetivos de la investigación de una manera detallada. La cuarta sección concreta las hipótesis de la investigación. Finalmente, se ofrece una visión panorámica sobre el conjunto de los capítulos que componen este estudio, de manera que se pueda disponer desde el inicio de una perspectiva global sobre los aspectos fundamentales que se abordan en el libro.

1.1. Justificación y oportunidad de este libro

De entrada, la intersección entre las tecnologías y las administraciones públicas se ha manifestado como un fenómeno con renovado interés en sus diferentes dimensiones durante la última década. Un autor como Hood (1995b) ya advirtió de la existencia de cuatro mega-tendencias emergentes, que resultarían decisivas para el futuro de las administraciones públicas, entre ellas, el desarrollo de la automatización, particularmente a través de tecnologías de informa37

Page 38

ción y comunicación, en la producción y distribución de servicios públicos2. De hecho, como han puesto de manifiesto posteriormente Hood y Margetts (2007), con el cambio de siglo las TIC se convirtieron en el núcleo central de las operaciones del sector público, así como el elemento distintivo de la evolución de los instrumentos que tienen a su disposición los gobiernos de las sociedades democráticas para resolver los problemas de la ciudadanía. Teniendo en cuenta que el eje central de esta investigación es una parte reciente de la dimensión tecnológica de las administraciones públicas, esta sección identifica la evolución de las TIC dentro del sector público, abundando en los componentes diferenciales más recientes de este tema, que vienen a justificar el interés académico y la oportunidad social de un trabajo de esta naturaleza.

La tecnología ha sido un tema central de investigación política desde hace al menos doscientos años, de manera que no es de extrañar que se haya convertido en uno de los objetos de estudio merecedores de la atención de los investigadores que han trabajado sobre las administraciones públicas durante los últimos años. En este plano, pese a que las tecnologías de información (TI) habían estado presentes en las administraciones públicas desde mucho tiempo antes (Winner, 1977), las nuevas potencialidades de las TIC para mejorar la comunicación con otros agentes, sobre todo, de la mano de la web a partir de mediados de la década final del siglo pasado, establecieron unos patrones diferenciados en la evolución tecnológica del sector público, que vino a identificarse con el concepto eAdministración (Chadwick, 2006; Fletcher, 2001; Lenk y Traunmüller, 2001, 2002; West, 2005). Al mismo tiempo, lo anterior provocó un incremento sin precedentes en el interés académico por este tema (6, 2004a; Hood y Margetts, 2007). En particular, aunque desde los años setenta se habían conocido aproximaciones muy específicas a las relaciones entre las tecnologías y las administraciones públicas, con el cambio de siglo se experimentó una revitalización de este tipo estudios (Heeks, 2006). Los diferentes momentos apuntados y algunos de sus rasgos esenciales se resumen en la Tabla 1.1.

A partir de la mitad del siglo XX se desarrollaron los primeros ordenadores modernos. Estos ordenadores orientados, sobre todo, al cálculo matemático fueron los predecesores de los llamados mainfra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA