Introducción

Páginas:19-25
 
EXTRACTO GRATUITO
19
INTRODUCCIÓN
La transformación del terrorismo de amenaza local a fenómeno global,
constituye el principal problema de seguridad que comparten en la actuali-
dad todos los gobiernos occidentales. En la era de la globalización y las nuevas
tecnologías de la información, el terrorismo ha evolucionado hacia la interna-
cionalización, y se ha apartado de objetivos políticos para identificarse con el
fundamentalismo religioso. En este contexto, el radicalismo islámico en sus
diferentes formas, constituye la principal amenaza para la sociedad actual.
Desde el punto de vista de su naturaleza, el yihadismo se aparta de las carac-
terísticas clásicas (motivación, objetivos y modus operandi) que compartían las
bandas terroristas que marcaron la historia de la segunda mitad del siglo XX
(ETA, IRA, OAS, entre otras). Esta diferencia ha exigido una adaptación de
los instrumentos empleados por las sociedades democráticas, tanto para pre-
venir los atentados, como para perseguir a los terroristas. Así, tras el 11-S, y a
medida que los episodios violentos se fueron replicando en distintas ciudades
europeas (Madrid, Londres, París, Moscú, Bruselas, Niza, Berlín, Barcelona),
los Estados han optado por endurecer sus políticas en materia de seguridad
incrementando, especialmente, la adopción de medidas preventivas. Sin lle-
gar al extremo de la política adoptada por EE.UU (militarización de la lucha
antiterrorista a través de normas como la USA Patriot Act de 26 de octubre de
2001), el contraterrorismo ha recuperado protagonismo y se ha convertido,
también para la UE, en un punto clave de la estrategia política común, tanto
en materia de seguridad como de defensa.
En esta línea la política de los Estados tiende, cada vez más, a implantar me-
canismos limitativos de los derechos de sus ciudadanos con un doble objetivo:
en primer lugar, preservar la seguridad; y, en segundo lugar, atender la crecien-
te demanda social que exige una mayor capacidad preventiva a los poderes pú-
blicos. No se discute que la adopción de estas medidas preventivas o represivas
sea necesaria en una sociedad democrática, pero si se recuerda que su encaje
debe producirse, siempre, desde el respeto a los derechos fundamentales.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA