Introducción

Autor:Emiliano J. Buis
Páginas:21-29
 
EXTRACTO GRATUITO

Introducción
. El planteo y los objetivos
En toda sociedad, actual o del pasado, la cuestión jurídica es un aspecto clave.
Desde las primeras civilizaciones, el derecho como orden normativo ha servido como
esquema de regulación y su análisis deviene crucial para comprender de modo cabal
el sustento político–institucional que estructura a un grupo social determinado. En
el caso de la cultura griega clásica, las fuentes que generalmente han sido analizadas
para brindar una visión de conjunto sobre dichas cuestiones (al menos para el caso de
Atenas, de donde poseemos mayores datos) son las literarias y, a pesar de ello, quizás
uno de los campos de reexión menos transitados por helenistas, críticos literarios,
historiadores y juristas es el constituido por la vinculación entre derecho y literatura
en el mundo helénico.
Si partimos de la base de que resulta interesante encarar el trabajo con los tex-
tos antiguos desde una óptica centrada en el relevamiento de los elementos estricta-
mente vinculados al derecho, es cierto que cabría pensar si todo género literario en
la antigüedad griega resulta accesible desde una perspectiva como la propuesta. Es
evidente que hay ciertos tipos textuales que, indudablemente, ejercen un atractivo
especial para esta clase de inquietudes. Creemos que el teatro, como entretenimiento
inescindible de la vida pública de la región ática y mecanismo de juicio sobre sus pro-
pios principios y características, puede resultarnos de gran utilidad para descubrir los
alcances de esta relación tradicionalmente inadvertida en el contexto de producción
ateniense de nes del siglo V.
Si el drama (entendiendo el término en un sentido amplio) constituye en Atenas
un espectáculo central de la ciudad, que gozaba en ese entorno de una importancia
medular en tanto reproductor de valores del ámbito social y en tanto medio de divul-
gación de saberes e imaginarios y mecanismo de centralización cultural comunitaria,
no parece difícil concluir que la exploración de sus referencias jurídicas adquiere una
trascendencia especial. Pero las mises en scène teatrales son diversas, y sus principales
exponentes –la tragedia y la comedia– se construyen sobre estrategias diferenciadas.
En efecto, en el caso del discurso trágico, la función cívica “paidéutica” es indiscu-
tible. Sabemos que en las póleis griegas era de vital importancia la puesta en escena de
obras trágicas que el público identicaba, comprendía y disfrutaba a partir de un jue-
go con el conocimiento sólido y profundo de las estructuras míticas que se encontra-
ban en la base de las representaciones. La actualización de dicho trasfondo legendario

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA