Introducción

Autor:Sara Carou García
Páginas:31-42
 
EXTRACTO GRATUITO
31
Introducción
La investigación histórica constituye el punto de partida más adecua-
do para el examen de cualquier materia. Por ello resulta necesario analizar
la pena de prisión desde tal perspectiva, a n de facilitar la comprensión de
la actual conguración de esta sanción y por extensión del núcleo central de
esta obra, es decir, del régimen penitenciario cerrado.
Desde sus inicios como sanción, en la ejecución de la pena de prisión
se emplearon formas de aislamiento de los reclusos para asegurar el orden y
la seguridad en el interior de los centros. Estos modos de segregación cons-
tituyen el antecedente histórico del actual régimen cerrado.
Si bien es cierto que la prisión, como pena, tiene una historia relati-
vamente corta –que arranca a partir de los siglos XVIII y XIX–, hay que
señalar que el encierro ha sido empleado desde tiempo antiguo28 como
medio represivo o cautelar, dado que los gobernantes siempre han tenido
la necesidad de custodiar o retener al sujeto que quebranta las normas
establecidas, asegurando al menos en primera instancia una convivencia
28 Señala FOUCAULT que la forma-prisión es preexistente a su formulación en
las leyes penales. Su institucionalización, según el citado autor fue formulada
por el pensamiento ilustrado y triunfó en el tránsito del Antiguo Régimen al
Liberalismo. A nales del siglo XVIII y comienzos del XIX se sustituye una
penalidad suplicial, propia del despotismo absoluto, por otra más apropiada a
la nueva sociedad contractual, la que extorsiona el tiempo del reo. Vid. FOU-
CAULT, M., Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión, Siglo XXI, Madrid,
2005, pp. 233 y ss.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA