Introducción

Páginas:111-111
 
EXTRACTO GRATUITO
© AMADO COn sultOres el Cierre FisC Al y COntAble Del e jerCiCiO 2015
111
Capítulo 2
Determinación del resultado contable.
Normas de valoración y aspectos
fiscales
2.1. Introducción
El proceso de cierre contable y fiscal de una sociedad está encaminado a determinar, además de
su situación económica y financiera, el resultado final de un ejercicio. Para llegar a ese punto hay
que tener en cuenta muchas consideraciones que, de manera directa o indirecta, pueden afectar
al mismo.
Contabilidad y fiscalidad están íntimamente ligadas a la hora de determinar el resultado final del
ejercicio hasta el punto de que la propia normativa fiscal (IS) toma como punto de partida el re-
sultado contable para, mediante los ajustes pertinentes previstos por la normativa del impuesto,
llegar al resultado fiscal o base imponible.
Así, por ejemplo y de manera importante, la determinación de qué elementos patrimoniales forman
parte del activo fijo, o no, puede llegar a tener gran trascendencia, tanto desde la perspectiva con-
table como de la tributaria, ya que pueden ser de aplicación, o no, determinadas normas contables
e, incluso, incentivos fiscales.
No existe una definición explicita a nivel tributario de qué se considera activo no corriente (o activo
fijo), así pues, hay que recurrir a la normativa mercantil-contable que establece que la adscripción
de los elementos de patrimonio al activo corriente o al no corriente se determina en función de la
afectación de dichos elementos al ciclo normal de explotación. El PGC en su Parte 5ª, define el
Grupo 2. Activo no corriente como el conjunto de activos destinados a servir de forma duradera a
las actividades de la empresa, incluidas las inversiones financieras cuyo vencimiento, enajenación
o realización se espera se produzcan en un plazo superior al año. Así pues será el destino del bien
y no su condición quien determine su calificación.
Será tarea primordial de la empresa a la hora de realizar el cierre contable y fiscal llevar a cabo un
check list respecto a las normas de valoración del inmovilizado pero también de cualquier otra par-
tida de balance. En especial, desde el punto de vista del inmovilizado, la empresa deberá prestar
especial atención al registro del inmovilizado como corriente, o no corriente.
La valoración de los elementos del inmovilizado pueden dar lugar a diferencias entre el criterio
contable y fiscal y, por consiguiente, su afectación directa en el resultado del ejercicio. Del mismo
modo, cualquier cambio en el cálculo de una amortización o, en general, en un criterio de valora-
ción, también pueden suponer variaciones en el resultado contable.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA