Introducción

Autor:José Daniel Parada Vázquez
Páginas:21-23
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 21

Pronto hará cien años desde que surgió la posibilidad de que objetos más pesados que el aire volaran, en muy pocos años el desarrollo técnico haría que los pocos metros que entonces se alcanzaron, se convirtieran en cientos y en miles de kilómetros.

Las motivaciones de tal desarrollo provenían de los deseos y necesidades más dispares de la humanidad, el primer y más notorio impulso se originó a consecuencia de las necesidades militares de la primera guerra europea del año 1914 al 1918, prueba de ello es que solo un año después en 1919, se firma el primer gran Convenio

Internacional en París el día 13 de Octubre. Este Convenio habría de contemplar a la aviación desde aspectos más bien públicos, sin embargo en los años que siguieron a aquellas fechas, comenzaron a hacerse patentes las primeras manifestaciones del transporte aéreo, y con ello la necesidad de que se regularan relaciones jurídicas de derecho privado, siendo la primera de las manifestaciones en este sentido el Convenio de Varsovia de 12 de Octubre de 1929 es a partir de esa fecha cuando se comienza a hablar, y a establecer concretándola, la responsabilidad dimanante contractual, es desde entonces cuando nace la relación jurídica aeronáutica, sometida al Derecho Privado Civil o Mercantil.

La aviación y su entorno jurídico, habría de recabar con el paso del tiempo para sí, el protagonismo social; y dados los sucesivos impulsos tecnológicos, y el más importante es la segunda guerraPage 22 mundial, que incluso antes de su conclusión en 1944, ya hizo reunirse bajo el patrocinio de los paises vencedores de la contienda, a otros muchos para concluir el aún vigente Convenio de Chicago suscrito el día 7 de Diciembre de 1944.

Bajo dicha normativa, y la gerencia mundial de la Organización de la Aviación Civil Internacional(OACI), el progreso tecnológico y jurídico, llevó a la suscripción de otros muchos Convenios que cubrían los más variados aspectos y necesidades del entorno aeronáutico. El progreso ha sido tal, que terminó con el transporte marítimo regular sobre todo de pasajeros a partir de 1970, con la entrada en servicio en las rutas oceánicas de los megacarriers, y concretamente con la utilización del aparato que culminó esta fase el Boeing 747.

Este evento habría de tener una gran repercusión beneficiosa para la humanidad, sobre todo para los seres humanos que por razones económicas, sociales o políticas debieron alejarse de sus lugares de origen. El drama de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA