Introducción

Autor:Dr. Enrique Esbec
Cargo del Autor:Médico forense y doctor en psicología clínica vicepresidente de la sociedad española de psiquiatría forense
Páginas:27-30
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 27

Agradezco a Bernat-Noël Tiffon la oportunidad que me brinda en presentar su obra "Manual de Consultoría en Psicología y Psicopatología Clínica, Legal, Jurídica, Criminal y Forense". Es para mí una gran satisfacción y privilegio.

Resulta extremadamente difícil sintetizar en un libro los conceptos fundamentales de disciplinas tan complejas como la psicología y psicopatología y más aun abordar sus aspectos clínicos, legales criminales y forenses. En efecto, se trata de disciplinas complejas, convergentes y de gran interés en la actualidad.

La primera cuestión que debemos plantearnos es el estatus como ciencia de tales ramas del saber en la actualidad. Hoy puede decirse sin discusión que la psico(pato)logía legal y forense es una ciencia; y lo s porque tiene claro objeto de estudio, la mente y conducta humana cuando interacciona con el derecho; es poseedora de un marco teórico y lenguaje propio; aporta un saber verificado o bien no refutado; utiliza los métodos clínicos, experimental y correlacional; se fija fundamentalmente en datos empíricos mas que en disquisiciones; recoge, analiza y procesa los datos obtenidos.

Sin embargo, se siguen planteando serios problemas ideológicos y técnicos en dicha disciplina. La unidad y solidez de una ciencia ha de reflejarse en la teoría y en la praxis, en la aportación de terminologías propias, en la investigación y en la enseñanza. Sin embargo, aquí seguimos diferenciando una vertiente científico-natural que es la que interesa al derecho y otra comprensión-existencial que sigue generando serias dudas y conflictos en su interacción con el mundo normativo. Es la histórica mutua incomprensión entre las batas blancas y togas negras de la que habla el profesor García-Pablos, catedrático de derecho penal y criminología.

Sin embargo, poco a poco se va superando el marco de referencia especulativo de antaño y las ciencias de la conducta, progresivamente se van solidificando ante el derecho gracias al Page 28 posicionamiento preferentemente empírico-sustancialista así como al progresivo consenso conceptual y terminológico. y es que los jueces ya no se conforman con meras disquisiciones filosóficas y exigen para una adecuadas administración de justicia, el estudio exhaustivo de la mente humana mediante pruebas válidas y fiables, objetividad, rigor, peritos bien formados que sean capaces de manifestar a los Tribunales de Justicia, con toda claridad, donde está lo que se puede demostrar y donde lo meramente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA