Intervención del Profesor Ramos Méndez

Autor:Francisco Ramos Méndez
Páginas:41-42
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 41

Mi primera intervención en estas jornadas quiere ir directamente al grano en cuanto a lo que ha motivado nuestra presencia hoy en Salamanca. Sin duda que los temas de estudio propuestos suscitan un interés permanente, pero lo relevante en esta ocasión es que aparecen vinculados en la historia procesal reciente a las inquietudes científicas e investigadoras de la Profesora Calvo Sánchez. En este contexto se me permitirá obviar el tema concreto expuesto en la ponencia que acabamos de escuchar y dedicar una sumarísima reflexión a la persona de la profesora homenajeada. Como entiendo que todos pugnan por hablar sobre ello, sin duda con más solvencia que yo, seré escueto y parco en mis apreciaciones.

La Profesora Calvo Sánchez nos ha dado a todos lecciones de esas que te entran en la mollera, aun sin querer: suaviter in modo, fortiter in mente. Acostumbrados a dejarnos deslumbrar por las grandes construcciones y por los padres más famosos de nuestra disciplina, a veces no paramos mientes en los que tenemos delante de los ojos y no vemos. Tampoco escuchamos a quien nos habla en tono comedido, porque tal vez sólo nos despiertan de nuestra poltrona estímulos más estridentes. No valoramos los mensajes dichos como sin molestar y sin llamar la atención, porque vivimos inmersos en un mundo que reclama publicidad agresiva.

Cuando nos serenamos un poco -y estas jornadas son una buena ocasión para ello- descubrimos que tanto la profesora hoy homenajeada como su obra procesal rezuman prudencia jurídica y acreditan un sentido común acrisolado. ¡Qué otra cosa se puede pedir que estas virtudes que son por esencia la máxima aspiración de lo que llamamos jurisprudencia!

Page 42

Bien está que un profesor universitario acredite obra escrita de solvencia. Pero su tarea universitaria quedaría un tanto manca si no ha sido capaz de transmitir sus saberes a las generaciones futuras y provocar en alguno de sus estudiantes inquietudes por la ciencia procesal. En este punto, las habilidades de la profesora Calvo Sánchez dominan los intríngulis del arte de encantamiento. Basta con mirar alrededor, tanto los que están...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA