La Instrucción Pública como función económico-política en Hayek

Autor:Ángeles Mateos García
Cargo del Autor:Licenciada en Filosofía, doctora en Derecho Académico Correspondiente, R.A.J Y L
Páginas:381-400
RESUMEN

El presente trabajo está dedicado a dilucidar el concepto de educación e instrucción pública en Hayek a partir de su obra fundamental, "los fundamentos de la libertad". Parte de un planteamiento económico, propio de un hombre dedicado a la economía, posicionado en torno a las tesis del liberalismo. Sin embargo, su teoría supera con creces este ámbito y se adentra hacia el campo de la fi losofía,... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 382

Planteamiento del trabajo

El marco general del Seminario de este curso está dedicado a dilucidar la obra de Hayek y más concretamente la de uno de sus libros más emblemáticos: Los Fundamentos de la Libertad, que se edita en 1960 fruto de la recopilación de conferencias y trabajos desarrollados en la Universidad de California. El tema elegido para este trabajo y ponencia personal dentro del Seminario lleva por título "La Instrucción pública como función económica y política". La razón de esta elección es doble. En primer lugar debido a mi propia preparación y experiencia personal como profesional de la enseñanza y de la educación. Y, en segundo lugar, porque este tema ilustra una de las preocupaciones más importantes de Hayek: la educación sirve para completar su modelo y proyecto de libertad trazado en la obra referenciada.

Hayek es mundialmente conocido como economista, de hecho obtuvo el premio Nobel de Economía en 1974. Dentro del marco general de la economía, se posiciona en torno al liberalismo económico frente a las tesis intervencionistas de Keynes que estaban tan en boga. Sin duda alguna supo oponerle una importante contra crítica, aunque quizás no suficientemente reconocida. Podría decirse que sus teorías liberalizadoras no lograron entenderse en su complejidad, o al menos no tuvieron el calado social y político que cabría esperarse. Ni siquiera cuando entraron en crisis las teorías intervencionistas de Keynes, tras un cierto fracaso de las tesis socialistas, y se abrió paso a un cierto neoliberalismo, la teoría de este gran pensador logró entenderse como contrapunto.

Podemos afirmar, no obstante, que la obra de Hayek supera las dimensiones de la economía; nos encontramos ante un reformista que ofrece un modelo social y político de importantes dimensiones. Entender su trazado es lo que alienta este Seminario de Filosofía del Derecho, así como este trabajo que presentamos.

Los fundamentos de la libertad Estructura y encuadre de la obra

El objetivo principal del libro consiste en analizar la constitución o estructuración de la libertad, así como el sentido que ésta tiene, o puede

Page 383

tener, en la sociedad contemporánea. Parte del convencimiento de que la respuesta a los muchos acuciantes problemas de nuestro tiempo se basan en principios que caen fuera del campo de la técnica económica o de cualquier otra disciplina aislada. Por eso el pensamiento de Hayek, aún partiendo de una preocupación originaria por los problemas de la política económica, derivan hacia la ambiciosa tarea de buscar un encuadre y fundamentación en los principios básicos de la libertad. Esta es la razón por la que esta obra podría encuadrase dentro de la Filosofía jurídica o Teoría política, marco general de este Seminario.

En efecto, a diferencia de otro de sus libros más conocidos, éste de 1944, Camino de Servidumbre, no es un libro político, sino científico y filosófico. El mismo autor así lo escribe: "Su objetivo es describir un ideal, demostrar cómo puede alcanzarse y explicar lo que su realización significaría en la práctica. Para ello la discusión científica es un medio y no un fin"1Como ya se ha dicho, esta obra está destinada a analizar la constitución y posible realización de la libertad. Se trata de un proyecto teórico personal del propio Hayek. Intenta partir de una comprensión de la libertad a partir de un análisis filosófico y teórico, para en un segundo momento ocuparse del modo de su realización. La parte teórica de la obra recuerda el Liberalismo clásico de Locke, del cual parte nuestro autor2. Al igual que las tesis del liberalismo clásico, Hayek parte de la defensa de la libertad como característica esencial e inherente al ser humano. Pero además se plantea, como parte esencial de la obra, la cues-

Page 384

tión práctica de cómo logra consolidar esta libertad descrita en la vida social y política de una Comunidad o Estado. Esta realización, o mejor dicho, el proyecto de su realización, constituye el verdadero sentido de la obra, y la educación e instrucción resultarán una pieza esencial en la consolidación del mismo.

Analizando más en detalle la obra, con el objeto de ubicar debidamente nuestro tema, podríamos dividirla en tres partes esenciales:

(1) La primera de ellas titulada El valor de la libertad, se plantea por qué queremos la libertad y en qué consiste. Se trata de un estudio teórico y filosófico sobre la esencia de la libertad, su relación con la racionalidad, con la responsabilidad, con la igualdad, el valor y el mérito.

(2) La segunda parte titulada Libertad y Ley, realiza una presentación y estudio de las Instituciones creadas para conquistar y asegurar la libertad. La coacción y el Estado, las leyes, los mandatos, el concepto de Estado de Derecho y su evolución política y económica, etc.

(3) En la a tercera parte, con un sentido más práctico que las dos anteriores, titulada La Libertad y el Estado-Providencia, parte del análisis de algunas situaciones, tanto económicas como sociales y políticas, propias de nuestro tiempo. Se analizan estas situaciones desde una dimensión crítica y práctica, aportando los pros y contras de ciertas soluciones dadas y las posibles enmiendas destinadas a lograr o no el proyecto de libertad previamente analizado en la parte teórica, sobre todo en la primera parte. Algunos de los temas o problemas revisados son los siguientes: sindicatos, instrucción, vivienda, investigación, educación, etc.

En este tercer apartado de la obra es donde se ubica y encuadra la preocupación por el problema de la Instrucción y de la Educción, como un desarrollo práctico de la libertad. Los problemas principales que Hayek se plantean son los siguientes: ¿Cómo abordar esta esencial empresa de la educación?, ¿en qué dirección?, ¿quién ha de gestionarla y organizarla?, ¿quién decide? Cuestiones, todas ellas, en las que se manifiesta la doble dimensión teórica y práctica del problema; consciente desde un primer momento de su importancia y trascendencia, de considerables dimensiones tanto sociales como políticas. De hecho, tanto la educación como la instrucción, constituyen piezas claves y esenciales del modelo de cultura y sociedad occidental, en cuyo desarrollo y configuración podríamos retrotraernos hasta la paideia griega. La Modernidad, y más concretamente

Page 385

la Ilustración, consolidaron el modelo de instrucción y educación a partir de los cuales hemos erigido nuestros sistemas actuales: "Los hombres somos obligados a instruirnos; somos lo que somos por lo que la educación hace de nosotros"3, concluía Kant en el siglo XVIII.

Educación y proyecto de liberación

Hemos afirmado en distintas ocasiones que el objetivo más importante del pensamiento de Hayek, tal como se desprende de la lectura y análisis detallado de sus obras, consiste en trazar y estudiar un posible modelo o proyecto de liberación. Un proyecto que culmina en su defensa del liberalismo, pero que al mismo tiempo supera los meros límites del liberalismo económico, y que afecta a la estructura social y política de una Comunidad. Es más, podría decirse, incluso, que bajo su proyecto de liberación, late un deseo de universalidad: el proyecto de liberación de la humanidad en su conjunto. Y la educación y la instrucción se presentarán y entenderán como piezas esenciales para lograr este proyecto de liberación de Europa y de la humanidad en su conjunto.

Resulta importante advertir que dentro de este estudio sobre la educación, le preocupa su función económica y política, tal como intenta recoger el título de esta ponencia o trabajo. Resulta evidente que la instrucción tiene un coste y requiere una organización política, aunque no lo es menos que su trascendencia y aplicación supera los meros límites de la economía. Nuestro autor intenta compaginar ambas dimensiones. Es consciente de que el derecho a la educación y los beneficios de una instrucción pública rebasan con creces los límites estrechos de la economía, pero también es consciente de las consecuencias que para este mismo derecho tendrá el que se asuma su gestión económica y organizativa de uno u otro modo. Es decir, la gestión económica rebasa los límites de la economía y repercute en otras dimensiones más trascendentes de la sociedad. Economía y filosofía vuelven a encontrarse con más detalles si cabe, en el asunto que nos ocupa: la educación y la instrucción pública.

¿Cómo trata Hayek el problema? Lo veremos en dos líneas esenciales: el concepto de instrucción y su organización.

Page 386

El concepto

Habla desde el principio de educación entendida como instrucción. Considera que el término educación es más amplio, pero el que compete a su proyecto de liberación, en un primer momento, es el concepto de instrucción. En otras sesiones de este mismo Seminario ya hemos hecho referencia a esta doble dimensión: educación versus instrucción. Hay doctrina y pensadores que no diferencian tajantemente, ni creen que pueda hacerse, entre ambos términos. Hay otros, sin embargo, que consideran que hay matices de diferencia importantes entre ambos4. El término educación es más complejo y hace referencia a valores y principios morales transmitidos; y el de instrucción haría referencia, más bien, a contenidos académicos básicos. Es cierto que resulta imposible hacer una separación tajante entre ambos términos, y toda instrucción conlleva una dosis de valorares comunes compartidos. Aunque esto es cierto como premisa general, nuestro autor es partidario de acudir al término "instrucción" para referirse a su proyecto de liberación, si bien no hay una desvinculación total del término "educación". De hecho...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA