Inmigración: crisis económica y protección por desempleo.

Autor:Paloma Tobes Portillo
Cargo:Universidad Autónoma de Madrid.
Páginas:15-28
RESUMEN

El análisis de la protección por desempleo de los trabajadores inmigrantes, en un momento en que la economía española atraviesa por serias dificultades, constituye el tema central de este artículo. Por ello, se estudia, en primer lugar la posible incidencia del desequilibrio sobre el saldo de la población inmigrante residente en nuestro país, y, de forma más específica, sobre su situación laboral. A continuación, se abordan los elementos singulares que condicionan la protección por desempleo de este colectivo. En este sentido, cobra especial relevancia la valoración de los parámetros siguientes: la cifra de beneficiarios; el periodo de cobertura, el nivel de integración en el sistema de protección y la renta monetaria de sustitución salarial. Como conclusión del estudio se pone de manifiesto que la cobertura que proporciona el sector público a la población inmigrante ante la pérdida de empleo es reducida, pero creciente a lo largo del tiempo. Advirtiendo, en los últimos años, una reestructuración en los niveles de protección que supone el predominio del nivel asistencial sobre el contributivo.
Palabras clave: Inmigración, desempleo, protección por desempleo. Clasificación JEL: H55, J65
This paper analyses the unemployment protection of migrant workers at a time in which the Spanish economy is experiencing serious difficulties. Firstly, it studies the possible incidence of the imbalance on resident migrant population and, more specifically, on their employment situation. Then, it tackles specific elements determining this group's unemployment protection. In this regard, assessing the following parameters is particularly important: the number of beneficiaries, the coverage period, the level of integration into the protection system and the monetary income replacing a salary. As a conclusion, the paper reveals that coverage given by the public sector to migrant population when losing employment is limited but growing in time. Moreover, in the last years, there has been a restructuring of protection levels leading to the dominance of noncontributory over contributory assistance level.
Key words: immigration, unemployment, unemployment protection. JEL classification: H55, J65.

 
CONTENIDO
Inmigración: crisis económica
y protección por desempleo
1. INTRODUCCIÓN
E
l objeto central de este artículo lo
constituye el análisis de la inciden-
cia que el desequilibrio económico
provoca sobre la cobertura ante el desempleo
de la población inmigrante1.
Por ello, se abordará, en primer lugar, los
posibles efectos que la crisis económica puede
ejercer sobre el saldo poblacional de los inmi-
grantes residentes en nuestro país, en tanto
en cuanto constituye «elemento origen» de su
población activa. A renglón seguido, se anali-
zará la evolución de los distintos indicadores
que revelan la relación de la población inmi-
grante con el mercado laboral, en este caso
cobran especial relevancia las tasas de activi-
dad, ocupación y desempleo.
Una vez establecidas las coordenadas de
referencia de la población inmigrante y el
empleo, se desarrolla el estudio de la cobertu-
ra que este colectivo presenta ante el desem-
pleo, desde dos planos de referencia: extensi-
vo e intensivo. Para ello, es necesario anali-
* Universidad Autónoma de Madrid.
1 En este trabajo el término inmigrante hace referen-
cia a los inmigrantes económicos.
PALOMA TOBES PORTILLO*
zar la evolución que registra el número de
beneficiarios; la tendencia que manifiesta la
tasa de cobertura y sus elementos condicio-
nantes; los niveles de acceso a la protección
(contributivo y asistencial); la determinación
de la prestación monetaria sustitutiva de la
renta salarial. Por último, se hace referencia
a la tendencia que presenta la tasa de depen-
dencia como un indicador de la relación de los
trabajadores inmigrantes con el sistema de
protección por desempleo.
2. INCIDENCIA DEL DESEQUILIBRIO
ECONÓMICO SOBRE LA POBLACIÓN
Y EL EMPLEO DE LOS INMIGRANTES
España ha sido protagonista, en la última
década, de un proceso migratorio sin prece-
dentes, como lo prueba el hecho de que la
población inmigrante constituye en la actua-
lidad casi el 10 por 100 de la población resi-
dente en nuestro país, mientras que hace 10
años suponía poco más del 1 por 100, como se
desprende de la información recogida en el
cuadro 1.
Los factores que han dado lugar a que
España se haya convertido, desde el año
2000, en un país de destino y acogida de
inmigración presentan perfiles de distinta
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 15
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
CUADRO 1. POBLACIÓN
Fuente: Ine. Padrón y elaboración propia.
índole2: económicos y sociales, manteniendo
como núcleo central los excelentes resultados
que, durante los últimos años, ha registrado
nuestra economía y su traslación al mercado
de trabajo. De forma, que en tanto en cuanto
las condiciones económicas inciden en el bino-
mio población inmigrante versus mercado
laboral, el actual desequilibrio podría plante-
ar un punto de inflexión en el proceso migra-
torio de mayor o menor amplitud.
Si el crecimiento de la economía españo-
la ha sido un factor de atracción de movi-
mientos migratorios, el estancamiento podría
ser un factor de salida de población inmigran-
te. Sin embargo, hasta el momento, la crisis
no se ha dejado sentir de forma especialmen-
te intensa sobre el saldo de población inmi-
grante residente en nuestro país. Es cierto
que en el año 2009 el avance de la población
inmigrante ha sido la mitad que el registrado
en el ejercicio precedente, pero lejos de expe-
rimentar una reducción, la población inmi-
grante en 2009 ha crecido en 295.074 perso-
nas, respecto del año 2008.
2 Entre ellos se puede destacar: el alto grado de
inserción de la población inmigrante en un mercado
laboral con sectores intensivos en factor trabajo; la faci-
lidad de integración en la sociedad española, sobre todo
para las personas procedentes de América Latina por
compartir la lengua; la política migratoria desarrollada
en nuestro país en este periodo, e incluso se puede
apuntar la protección del Estado de Bienestar.
Ello supone que se ha producido un ajuste
del saldo migratorio a las nuevas condiciones
de la economía. Pero, hasta el momento, éste
se ha efectuado de forma parcial, principal-
mente vía entrada de población y no a través
de procesos de retorno.
Los procesos de retorno muestran un alto
grado de rigidez respecto a las condiciones de
la economía española. De forma que la resis-
tencia que se observa en los movimientos de
salida de población obedece, principalmente,
al diferencial de nivel de vida existente entre
España y el país de origen del inmigrante,
aún cuando se produzca una merma relevan-
te en la renta disponible por la pérdida de
empleo. En este caso, se apunta la protección
que ofrece el Estado de Bienestar en nuestro
país como una de las causas que inciden de
forma más relevante en los supuestos de no
retorno.
Una prueba fehaciente de la resistencia al
retorno se desprende del análisis de las cifras
del Programa de retorno voluntario de traba-
jadores extranjeros no comunitarios3, apro-
bado en 2008, que posibilita la capitalización
de la prestación por desempleo. Este Progra-
ma ha tenido un seguimiento muy reducido,
de forma que sólo el 3 por 100 de los potencia-
les beneficiarios han optado por la capitaliza-
ción y el retorno.
16 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
PALOMA TOBES PORTILLO
CUADRO 2. POBLACIÓN INMIGRANTE
Fuente: EPA y elaboración propia.
Si a corto plazo la crisis económica ha pro-
vocado un ajuste parcial sobre el saldo migra-
torio, a medio plazo la repercusión sobre la
población trabajadora extranjera, dependerá
del periodo de duración de la crisis y su inci-
dencia sobre el empleo inmigrante; del mode-
lo de crecimiento adoptado y la necesidad de
factor trabajo con menor o mayor grado de
cualificación; de la evolución que experimen-
te la población activa de los nativos; e incluso
de la nacionalidad de la población inmigran-
te, en tanto en cuanto pertenezcan a países
con potencial de desarrollo económico a corto
plazo.
La vía de inserción, de la población inmi-
grante en nuestro país, ha sido el mercado
laboral. De forma que uno de los elementos
más característicos de este colectivo es que se
trata de una población eminentemente traba-
jadora:
La población inmigrante en edad de tra-
bajar supone, en 2009, en torno al 83
por 100, del total de la población inmi-
grante establecida en España4.
La tasa de actividad de este colectivo se
sitúa en el 77 por 100, en el año 2009.
Las cotizaciones a la Seguridad Social
de los inmigrantes ocupados represen-
4 Dato obtenido a partir de la explotación del
Padrón INE.
tan en los últimos años el 7 por 100 del
total de cotizantes.
La población inmigrante, al presentar una
vinculación tan intensa con el mercado labo-
ral, ha sido duramente castigada por el des-
empleo en los dos últimos años, de forma que:
El 18 por 100 del total de desempleados,
en los dos últimos ejercicios, han sido
trabajadores inmigrantes, mientras
que su participación en la población
activa se sitúa tres puntos por debajo.
Su tasa de desempleo ha aumentado 17
puntos en dos años, llegando a suponer
el 29 por 100 en el año 2009.
En el sentido anterior, apuntan las
tasas de ocupación, que en dos años se
han reducido en más de 10 puntos,
situándose en el año 2009 en el 54,3 por
100.
Sin embargo, el desempleo sufrido por la
población inmigrante en estos dos primeros
años de crisis económica no responde de for-
ma inequívoca a las mismas causas, sino que,
por el contrario, presenta elementos diferen-
ciales.
En el año 2008, la tasa de desempleo se
situó en el 19 por 100 y los inmigrantes benefi-
ciarios de la protección por desempleo regis-
traron un avance cercano al 90 por 100. Estos
datos constatan que se produjo una pérdida de
empleo muy relevante, sin embargo, ésta no
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 17
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
fue acompañada de un saldo neto de destruc- no al 50 por 100, se explica por la incorpora-
ción de puestos de trabajo, en tanto en cuanto ción de nuevos activos al mercado laboral. De
los cotizantes a la Seguridad Social se incre- hecho, en este ejercicio las autorizaciones de
mentaron como media en torno al 2 por 100. trabajo concedidas a extranjeros muestran
Por lo tanto, una parte muy importante del un crecimiento muy relevante, como se puede
desempleo inmigrante, en el año 2008, en tor- ver en el cuadro adjunto.
CUADRO 3. AUTORIZACIONES DE TRABAJO A EXTRANJEROS
Fuente: Ministerio del Interior y Ministerio de Trabajo e Inmigración.
El análisis de las cifras de desempleo de la
población inmigrante en 2008 no quedaría
cerrado, sino se destacara que en ese ejercicio
se produjo claramente un proceso de subem-
pleo. Cuestión que se pone de manifiesto al
analizar la división por regímenes que pre-
sentan los inmigrantes afiliados a la Seguri-
dad Social (cuadro 6). Así, la proporción de
cotizantes al Régimen General descendió en
este ejercicio, en más de 5 puntos porcentua-
les y por el contrario el Régimen Agrario y el
Régimen de Empleados de Hogar, con meno-
res elementos de relación contractual,
aumentaron su participación en el 2,7 por
100 y 2,2 respectivamente.
En el año 2009, el problema del desempleo
de la población inmigrante se revela con
mayor gravedad que en el ejercicio anterior,
ya que en este caso la destrucción de puestos
de trabajo constituye el principal elemento
explicativo de este proceso.
La tasa de desempleo, de este colectivo,
experimenta, en 2009, un avance de 10 pun-
tos porcentuales; los inmigrantes desemplea-
dos alcanzan el 19 por 100 del total de desem-
pleados en el país; los beneficiarios de protec-
ción registran un aumento superior a la uni-
dad y la cifra de inmigrantes cotizantes a la
Seguridad Social presenta una variación
negativa del 10 por 100.
Respecto a la posición actual de la pobla-
ción inmigrante en el mercado laboral, los
indicadores que disponemos, hasta el
18 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
PALOMA TOBES PORTILLO
momento, de los dos primeros trimestres del
año 2010, reflejan las tendencias registradas
en los años precedentes aunque presentan
menor amplitud en las variaciones inter-
anuales. Así, se observa un aumento en el
número de inmigrantes desempleados, aun-
que su tasa de paro ralentiza el ritmo de cre-
cimiento; se advierte una reducción en el
número de ocupados y el mantenimiento, e
incluso cierta contención de su tasa de activi-
dad.
Por todo lo anterior, se puede concluir que
si bien el desequilibrio económico, a corto pla-
zo, sólo ha provocado el ajuste parcial sobre el
saldo de la población inmigrante residente en
España, éste se ha dejado sentir de forma
intensa sobre el desempleo inmigrante, máxi-
me cuando el factor de referencia, en el ejerci-
cio 2009, ha sido la destrucción de puestos de
trabajo.
Ante este escenario, la implementación de
políticas de protección por desempleo se con-
vierte en una cuestión costosa pero ineludi-
ble, debiendo aunar políticas pasivas de
garantía o sustitución de rentas, con políticas
activas que faciliten la reinserción de los tra-
bajadores inmigrantes en el mercado laboral,
cobrando en este ámbito una especial rele-
vancia los programas de formación.
3. LA COBERTURA DE
LOS INMIGRANTES ANTE
EL DESEMPLEO
La crisis económica ha afectado a la inte-
gración de los inmigrantes en el sistema de
protección por desempleo, provocando una
reestructuración entre los distintos niveles
de cobertura.
Por ello, en este apartado se recogen
un a
n la r
rantes y qu
car
dis-
ela-
en
oc
qu
tes
u
e
tintos epígrafes en los que se efectúa
lisis de los elementos que condiciona
ción entre el desempleo de los inmig
su cobertura por el sector público.
3.1. Inmigrantes protegidos ante
el desempleo
Los inmigrantes beneficiarios de la protec-
ción por desempleo, a través de políticas pasi-
vas, han registrado un fuerte avance en los
últimos años de recesión de nuestra econo-
mía5. Así, en términos absolutos, los inmi-
grantes protegidos ante el desempleo han
aumentado, entre los años 2007 y 2009, en
295.000 personas, con unas tasas de creci-
miento inusitadas, llegando a alcanzar en el
año 2009 una variación del 119 por 100.
Ello ha dado lugar a que, en solo dos años,
el peso de este colectivo sobre el total de bene-
ficiarios del sistema, se haya duplicado,
pasando de una ratio de 6,67 por 100 en el año
2007, a situarse en el 14,53 por 100 en 2009.
La explosión advertida el número de inmi-
grantes beneficiarios de protección por des
empleo es consecuencia, principalmente, de
la combinación de dos factores de muy distin-
ta naturaleza:
La presencia del desequilibrio económi-
co.
La evolución que registra la tasa de
cobertura, de esta política de protección
social, en relación a los trabajadores
extranjeros.
La incidencia del desequilibrio económico
sobre el mercado laboral ha provocado, como
se advierte en el epígrafe anterior, un aumen-
to del desempleo de los trabajadores inmi-
5 Aún cuando se recogen en los cuadros las cifras
relativas al año 2010, al tener carácter provisional, no se
ha considerado oportuno incluirlas en el análisis. Ya que
el reducido incremento que experimenta el número de
inmigrantes beneficiarios de protección por desempleo,
un año en que el desempleo sigue avanzando y la
pación retrocediendo puede dar lugar a suponer
se está produciendo una expulsión de los inmigran-
del sistema de protección por desempleo, cuestión
e no se puede apoyar en datos que no presentan
ácter definitivo.
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 19
SUMARIO
SUMARIO
20
INFORMES Y ESTUDIOS
CUADRO 4. INMIGRANTES BENEFICIARIOS DE PROTECCIÓN POR DESEMPLEO
Las cifras del 2000 son estimadas.
(*) Incluye desempleo parcial.
(**) Cifras provisionales.
Fuente: Anuario de Estadísticas Laborales y elaboración propia.
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
PALOMA TOBES PORTILLO
grantes, ampliando con ello el ámbito de
potenciales beneficiarios de las políticas pasi-
vas de protección por desempleo.
3.2. La tasa de cobertura
La tasa de cobertura, definida como la
relación entre beneficiarios y desempleados,
constituye el elemento que determina de for-
ma efectiva el grado de protección por desem-
pleo de nuestro Estado de Bienestar. Por lo
tanto, la tasa de cobertura se revela como un
indicador de primer orden sobre el carácter
redistributivo que presenta esta política de
protección social.
La primera cuestión que pone de manifies-
to esta ratio es que la protección que presen-
tan los inmigrantes ante el desempleo es
reducida, aunque advierte una tendencia cre-
ciente a lo largo del periodo de estudio
2000–2009.
Este indicador se situó, para este colectivo,
en el año 2009, en el 50 por 100, lo que signi-
fica que sólo la mitad de los inmigrantes des-
empleados en la economía regular se encon-
traban protegidos ante la pérdida de empleo,
advirtiendo, paralelamente, un amplio dife-
rencial, en torno a 30 puntos porcentuales
respecto a la población nativa.
Entre las razones que explican la parque-
dad de la tasa de cobertura que presentan,
ante el desempleo, los trabajadores inmi-
grantes, se pueden apuntar las siguientes:
Los trabajadores inmigrantes registran
carreras de cotización cortas en relación
a los requisitos de acceso a la protección
por desempleo. Sobre todo, en el nivel
contributivo en el que el periodo máxi-
mo de protección, 720 días, exige la coti-
zación a la Seguridad Social, por la con-
tingencia de desempleo, correspondien-
te a 6 años.
El proceso migratorio en nuestro país es
relativamente reciente, de forma que la
probabilidad de que la población inmi-
grante pueda contar con un periodo de
trabajo regular amplio es poco significa-
tiva. Además, su alta tasa de temporali-
dad en el empleo incide de forma negati-
va sobre la continuidad de sus carreras
de cotización.
El 20 por 100 de los inmigrantes ocupa-
dos y en alta en la Seguridad Social se
encuentran integrados en un régimen
que no contempla la cobertura de la con-
tingencia del desempleo. Este supuesto
se produce en los ocupados integrados
en el Régimen Especial de Trabajadores
Autónomos; en el Régimen Especial de
Empleados de Hogar, en el que existe
una sobrerrepresentación de trabajado-
res inmigrantes; y en el caso de los tra-
bajadores eventuales agrarios, que sólo
a partir de julio de 2002 tienen acceso a
la prestación contributiva (cuadro 6).
Por último, el tiempo de reinserción en
el mercado laboral tras la pérdida del
CUADRO 5. TASA DE COBERTURA DE LOS INMIGRANTES ANTE EL DESEMPLEO
Fuente: Elaboración propia.
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 21
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
CUADRO 6. INMIGRANTES AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL
EN ALTA LABORAL
Fuente: Boletín de Estadísticas Laborales y elaboración propia.
puesto de trabajo se apunta como otra
de las causas de la baja cobertura que
presentan los inmigrantes. De ahí que,
como ya se ha advertido anteriormente,
la importancia que para este colectivo
presenta el Programa temporal de Des-
empleo e Inserción (cuadro 7).
La tasa de cobertura presenta una evolu-
ción muy dinámica, de forma que en los últi-
mos años se ha duplicado, como se puede
observar en el cuadro 5.
La razón que subyace tras el avance conti-
nuado que registra esta ratio no es otra que el
ensanchamiento que observa el segmento de
trabajadores inmigrantes que cumplen con
los requisitos necesarios para acceder al sis-
tema de protección por desempleo.
Esta ampliación en el volumen de trabaja-
dores inmigrantes que pueden acceder a los
beneficios derivados de esta política de pro-
tección social pivota sobre dos factores:
La buena marcha que nuestra economía
registró hasta finales del 2007 y su tra-
ducción en la creación de puestos de tra-
bajo ocupados por inmigrantes.
Los distintos procesos de regularización
llevados a cabo, que han permitido el
trasvase de trabajadores desde la eco-
nomía irregular a la economía formal6.
En relación a los procesos de regulariza-
ción es necesario puntualizar que si a medio
plazo amplían la tasa de cobertura, a muy
corto plazo provocan una retracción de este
indicador, como se puede observar por los
registros relativos a los años 2005 y 2006,
influidos por el proceso de normalización de
extranjeros que se produjo en el año 20057.
La regularización de extranjeros de 2005
exigía, junto con un tiempo de empadrona-
6 La regularización del año 2000 se produce tras la
aprobación de la Ley Orgánica 4/2000, mientras que la
efectuada el año 2001 es una prórroga de la anterior,
consecuencia de la reforma de la Ley Orgánica 4/2000
por la Ley Orgánica 8/2000. La regularización de 2005
se contiene en la Disposición transitoria tercera del Real
Decreto 2393/2004.
7 Real Decreto 2393/204, de 30 de diciembre, por
el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica
4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de
los extranjeros en España y su integración social.
22 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
PALOMA TOBES PORTILLO
miento, un contrato de trabajo por un periodo
mínimo de seis meses. Ello permitió regulari-
zar, por una parte, una situación laboral que
se estaba desarrollando de facto; pero, ade-
más, en otros casos, se produjo una «compra
de contratos», siendo el propio inmigrante,
que no contaba con empleo, el que hacía fren-
te a las cotizaciones a la Seguridad Social. En
todo caso, aquellos trabajadores que a los seis
meses perdían un empleo (real o virtual),
engrosaban el registro de parados pero no
podían acceder al sistema de protección o lo
hacían por un breve plazo en el nivel asisten-
cial, al no contar con el periodo mínimo de
cotización exigido para acceder al contributi-
vo. Una vez que se neutraliza el «efecto regu-
larización», la entrada de trabajadores a la
economía formal provoca un ensanchamiento
de la tasa de cobertura, ya que se incrementa
el número de cotizantes por desempleo y, por
tanto, de los beneficiarios potenciales de pro-
tección.
En otro plano de análisis, es necesario
dejar constancia de que si en términos abso-
lutos se aprecia un avance indiscutible de los
inmigrantes con cobertura ante el desempleo,
y éstos aumentan su participación sobre el
total de personas protegidas, paralelamente,
se percibe la existencia de una importante
disfunción en la protección por desempleo
que afecta a este colectivo.
La cuestión anterior se evidencia, adicio-
nalmente a la información que proporciona la
tasa de cobertura, por la brecha existente
entre dos ratios: la relativa a inmigrantes
desempleados respecto del total de desemple-
ados de nuestra economía, 19 por 100 en
2009, y la de inmigrantes beneficiarios res-
pecto al total de los beneficiarios del sistema,
15 por 100 en 2009.
3.3. Los niveles de protección
En el análisis sobre los inmigrantes bene-
ficiarios de protección por desempleo es nece-
sario hacer referencia a su incardinación en
los distintos niveles de protección. En este
sentido, se aprecia que el desequilibrio econó-
mico ha provocado una reestructuración de
éstos (cuadro 7). De forma, que si hasta 2008
se advierte un claro predominio del nivel con-
tributivo respecto al asistencial, en el segun-
do año de crisis económica la distribución de
la protección por desempleo se presenta pari-
taria entre los dos niveles, y en 2010, aunque
con cifras provisionales, se observa el avance
del nivel asistencial sobre el contributivo.
CUADRO 7. INMIGRANTES BENEFICIARIOS DE PROTECCIÓN POR DESEMPLEO
(Estructura por niveles)
(*) Incluye desempleo parcial.
(**) Cifras provisionales.
Fuente: Anuario de Estadísticas Laborales y elaboración propia.
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 23
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
La supremacía del nivel contributivo sobre
el asistencial, registrada hasta que entra en
escena el desequilibrio económico, obedece a
que los trabajadores inmigrantes habían
tenido, hasta ese momento, frecuentes episo-
dios de desempleo pero de muy corta dura-
ción. Por lo que su integración en el sistema
de protección mantenía un carácter muy
dinámico, en el que el tiempo de permanencia
era reducido, no agotando así el periodo de
percepción de la prestación.
En este sentido, la Encuesta Nacional de
Inmigración de 2007 mantiene que el 83 por
100 de los inmigrantes desempleados, con
tres años como mínimo de permanencia en
España, habían tenido un periodo de desem-
pleo de corta duración. Por tanto, no se pro-
ducía el trasvase de beneficiarios desde el
nivel contributivo hacia el asistencial, de for-
ma que el acceso al subsidio obedecía a la
insuficiencia de los periodos de cotización
necesarios para acceder al nivel contributivo.
La modificación en la distribución por
niveles que afecta a la protección del desem-
pleo inmigrante, en los últimos años de crisis
económica, constituye el resultado de la con-
fluencia de dos elementos.
Por una parte, la ampliación continuada
de la población activa inmigrante con escaso
tiempo de inserción en el mercado laboral y
por tanto de cotización, provoca que ante
situaciones de desempleo el único nivel de
acceso a la protección sea el asistencial.
Por otra, el periodo de permanencia en el
desempleo de la población inmigrante está
provocando la salida de beneficiarios desde el
nivel contributivo hacia el asistencial, en tan-
to en cuanto sus carreras de cotización no les
permiten alcanzar el periodo máximo de pro-
tección contributiva de 720 días, ya que para
ello habrían tenido que cotizar un periodo de
6 años.
A todo lo anterior, cabe añadir que el gra-
do de vinculación de los trabajadores inmi-
grantes con los programas de garantía de
rentas se está intensificando con la crisis eco-
nómica, como queda reflejado al analizar la
participación de este colectivo en el Programa
temporal de Desempleo e Inserción. En 2009,
el 10 por 100 del total de inmigrantes benefi-
ciarios del sistema se encontraba bajo esta
política de protección, mientras que esa pro-
porción se establecía en el 2 por 100 para los
nativos. En 2010, la participación de los inmi-
grantes en este programa aumenta, en dos
puntos porcentuales, hasta alcanzar el 12 por
100.
El proceso de trasvase, desde el nivel con-
tributivo hacia el asistencial, descrito en
estas páginas, se puede consolidar en el corto
plazo; ello dependerá de los efectos que el des-
equilibrio económico provoque sobre la ocu-
pación y el periodo de desempleo de los traba-
jadores inmigrantes. Es más, según la dura-
ción del desequilibrio y su incidencia sobre el
tiempo de desempleo, se puede llegar a pro-
ducir la expulsión de los trabajadores inmi-
grantes del eje vertebrado del sistema de pro-
tección por desempleo, de ahí la importancia
de articular medidas complementarias de
garantía de rentas como las recogidas en el
Programa temporal de Desempleo e Inser-
ción.
La tendencia creciente que presenta la
tasa de cobertura es, sin lugar a dudas, fruto
del progresivo proceso de inserción laboral de
la población inmigrante al que estamos asis-
tiendo en la última década. Ahora bien, si la
crisis económica provoca un aumento de su
permanencia en el desempleo y se produce la
expulsión de los inmigrantes del sistema de
protección, su tasa de cobertura se verá
inequívocamente reducida.
3.4. La Prestación Media
Además del número de beneficiarios y el
periodo de cobertura, el otro elemento que
interviene en la determinación del grado de
protección del sistema es la renta de sustitu-
24 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
CUADRO 8. TASA DE DEPENDENCIA DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN
POR DESEMPLEO (INMIGRANTES)
PALOMA TOBES PORTILLO
ción del nivel contributivo, o de garantía de
rentas en el caso del asistencial.
La renta de sustitución, del salario dejado
de percibir por el desempleo, se establece en
función de las bases de cotización por contin-
gencias profesionales que, dentro de los lími-
tes mínimos y máximos establecidos por la
ley, se encuentran vinculadas a los niveles
salariales de los trabajadores.
Así, en la medida que el 70 por 100 de los
trabajadores inmigrantes adscritos en el
régimen general de la Seguridad Social se
encuadran en los de menor nivel salarial
(grupos: 8 , 9 y 10), su prestación se encuen-
tra vinculada a emolumentos reducidos. De
forma que, en la actualidad, la renta asociada
a la prestación contributiva de los inmigran-
tes se estima un 25 por 100 menor a la relati-
va a los españoles8.
En el nivel asistencial, sin embargo, la
cuantía de la renta monetaria de cobertura
no se encuentra ligada a los niveles salaria-
les sino que, con carácter general se estable-
ce en el 80 por 100 del IPREM9, por lo que no
cabe esperar diferencias significativas, a
este respecto, entre los trabajadores inmi-
grantes y nacionales cubiertos por el nivel
asistencial.
3.5. Tasas de Dependencia
Una vez se han analizado las variables que
determinan la protección ante el desempleo
de la población inmigrante, bajo este epígrafe
se recoge la relación de los inmigrantes con el
sistema de protección de desempleo en su
doble vertiente: perceptores y aportantes.
La tasa de dependencia indica la relación
existente entre los beneficiarios de la protec-
ción por desempleo y los cotizantes por esta
contingencia, en el mismo periodo de tiempo.
El cuadro 8 muestra el progresivo deterio-
ro, que registra en el periodo de estudio, la
tasa de dependencia de los inmigrantes, fiel
reflejo de las dificultades de carácter laboral
que, en los últimos años, atraviesa esta
población.
Hasta el año 2007, la tasa de dependencia
de la población inmigrante en el sistema de
protección por desempleo se manifiesta clara-
mente favorable para las cuentas públicas. A
partir de 2008, sin embargo, y de forma más
contundente en el año 2009, este indicador
refleja el importante menoscabo que sufre la
relación beneficiarios-cotizantes, de forma
que en ese año por cada 100 inmigrantes coti-
zantes por desempleo, existen 40 perceptores.
Fuente: Boletín de Estadísticas Laborales y elaboración propia.
8 Véase TOBES, P. y ANGOITIA, M. (2010).
9 Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.
En 2010, este indicador se establece en 532,51 (men-
sual); 6.390,13 (12 pagas) y 7.455,14 (14 pagas).
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 25
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
4. CONCLUSIONES
El desequilibrio económico, hasta el
momento, ha provocado un ajuste parcial
sobre el saldo de la población inmigrante resi-
dente en España, vía entrada, ya que los pro-
cesos de retorno presentan un alto grado de
rigidez en relación a las condiciones económi-
cas.
Entre los factores que inciden en los proce-
sos de no retorno, es de destacar la influencia
del Estado de Bienestar, y por tanto también
de la cobertura ante el desempleo, en tanto en
cuanto constituye una política de protección
social de primer orden para la población
inmigrante, por su intensa relación con el
mercado laboral.
La protección de los inmigrantes ante el
desempleo, aún cuando ha experimentado un
importante avance en los últimos años, se
presenta reducida, tanto en relación al ámbi-
to de los beneficiarios, como en la prestación
de rentas.
De hecho, en la actualidad sólo el 50 por 100
de los inmigrantes regulares desempleados
cuentan con cobertura ante esta contingencia.
Muchas son las razones que se esconden bajo
esta reducida protección, pudiendo destacar la
presencia de carreras de cotización reducidas,
la sobrerrepresentación en regímenes de la
Seguridad Social que no cotizan por la contin-
gencia de desempleo y en los últimos años el
periodo de permanencia en el desempleo.
En este último aspecto es de destacar la
importancia que para este colectivo mantie-
ne el Programa temporal de Desempleo e
Inserción, que supone en 2010, el 12 por 100
de los inmigrantes con cobertura ante el des-
empleo.
En el análisis de los beneficiarios se advier-
te los efectos que la crisis económica ha provo-
cado sobre la configuración del sistema de pro-
tección de los trabajadores inmigrantes. De
forma que, si hasta 2008 se producía el predo-
minio del nivel contributivo frente al asisten-
cial, en 2010 se presenta la situación opuesta.
Esta modificación en la estructura de
beneficiarios, caracterizada por la intensifi-
cación del nivel asistencial, se deriva de la
confluencia de dos tendencias, una de acceso
directo y otra indirecto.
La causa de acceso directo al nivel asisten-
cial es la presencia de carreras de cotización a
la Seguridad Social de corte reducido.
El elemento de acceso indirecto, por tras-
vase del nivel contributivo al subsidio, se pro-
duce por el proceso de agotamiento temporal
de la prestación contributiva.
La menor cobertura con que cuenta la
población inmigrante ante el desempleo, se
advierte también de forma intensiva al anali-
zar la prestación monetaria. En este caso, la
renta de sustitución se encuentra condiciona-
da por los menores niveles salariales que
caracterizan a este colectivo.
Por último, otro indicador a tener en cuen-
ta en el estudio de la relación de los inmi-
grantes con el sistema de protección por des-
empleo es la tasa de dependencia. Esta ratio,
hasta el 2008 se presenta claramente favora-
ble para el sistema público de protección por
desempleo, a partir de ese momento, sin
embargo, este indicador advierte un deterioro
considerable, de forma que en 2009, por cada
100 inmigrantes que cotizan por desempleo,
existen 40 beneficiarios de la prestación.
5. BIBLIOGRAFÍA
AJA, E.; ARANGO, J. y OLIVER, J. (eds.) (2010): La
inmigración en tiempos de crisis. Anuario de la
inmigración en España, edición 2009, Centro de
Estudios y Documentación Internacionales de
Barcelona (CIDOB), Barcelona.
ANGOITIA GRIJALBA, M. (2000): «Efectos demográfi-
cos de la protección por desempleo en el hori-
zonte 2050», Revista del Ministerio de Trabajo y
Asuntos Sociales, nº 21, 117-135, Madrid.
26 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO
PALOMA TOBES PORTILLO
ARANGO FERNÁNDEZ, J. (1999): La protección por
Desempleo en España, Consejo Económico y
Social, Madrid.
CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (varios años): Memo-
ria sobre la situación socioeconómica y laboral,
Madrid.
HIDALGO, A. et al. (2006): La discriminación sala-
rial y segregación laboral de los inmigrantes:
identificación de espacios laborales prioritarios
para la intervención en materia de protección
social, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales,
Madrid.
IZQUIERDO ESCRIBANO, A. (dir.) (2003): Inmigración:
mercado de trabajo y protección social en Espa-
ña, Consejo Económico y Social, Madrid.
IZQUIERDO ESCRIBANO, A. (2004): «La Inmigración
en España y las consecuencias de una política
restrictiva», Revista Asturiana de Economía, nº
30, 53-83, Oviedo.
MAHÍA CASADO, R. (2010): «La irrupción de España
en el panorama de las migraciones internacio-
nales. Por qué llegaron, por qué siguen llegando
y por qué lo seguirán haciendo», Información
Comercial Española, nº 854, 5-22.
MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN (varios
años): Anuario de Estadísticas Laborales,
Madrid.
MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN (varios
años): Anuario Estadístico de Inmigración,
Madrid.
MORENO FUENTES, F. J.; ARRIBA, A. y MORENO FER-
NÁNDEZ, L. (2007): Inmigración, diversidad y
protección social en España, Documento de Tra-
bajo 07-01, Unidad de Políticas Comparadas
(CSIC), Madrid.
MUÑOZ DE BUSTILLO, R. y ANTÓN PÉREZ, J. I. (2010):
«Inmigración y Estado de Bienestar: el caso de
España», Información Comercial Española, nº
854, 5-22.
OCDE (2010): International Migration Outlook
2010, París.
PAJARES, M. et al. (2008): Inmigración y Mercado de
Trabajo. Informe 2008. Documento 17, Observa-
torio Permanente de Inmigración, Ministerio de
Trabajo e Inmigración, Madrid.
PAJARES, M. et al. (2010): Inmigración y Mercado de
Trabajo. Informe 2009. Observatorio Perma-
nente de Inmigración, Ministerio de Trabajo e
Inmigración, Madrid.
RODRÍGUEZ CABRERO, G. (1990): El gasto público en
servicios sociales en España (1972-88), Ministe-
rio de Trabajo y Asuntos Sociales, Madrid.
TOBES PORTILLO, P. (2006): «La protección por des-
empleo en España una propuesta de revisión»,
Boletín Económico ICE, nº 2883, 55-64,
Madrid.
TOBES PORTILLO, P. y ANGOITIA GRIJALBA, M.
(2006): «La protección por desempleo de los
inmigrantes en España», Revista del Ministe-
rio de Trabajo y Asuntos Sociales, nº 61, 41-60,
Madrid.
TOBES PORTILLO, P. y ANGOITIA GRIJALBA, M. (2010):
«La cobertura de los inmigrantes ante el desem-
pleo», Información Comercial Española, nº 854,
61-72.
VICENS OTERO, J.; MAHÍA CASADO, R. y TOBES PORTI-
LLO, P. et al. (2010): El impacto de la inmigra-
ción en el sistema de protección social, Premio
Extraordinario del CES 2007, Colección Estu-
dios nº 224.
REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91 27
SUMARIO
SUMARIO
INFORMES Y ESTUDIOS
RESUMEN El análisis de la protección por desempleo de los trabajadores inmigrantes, en un momen-
to en que la economía española atraviesa por serias dificultades, constituye el tema central
de este artículo. Por ello, se estudia, en primer lugar la posible incidencia del desequilibrio
sobre el saldo de la población inmigrante residente en nuestro país, y, de forma más espe-
cífica, sobre su situación laboral.
A continuación, se abordan los elementos singulares que condicionan la protección por des-
empleo de este colectivo. En este sentido, cobra especial relevancia la valoración de los
parámetros siguientes: la cifra de beneficiarios; el periodo de cobertura, el nivel de inte-
gración en el sistema de protección y la renta monetaria de sustitución salarial.
Como conclusión del estudio se pone de manifiesto que la cobertura que proporciona el sec-
tor público a la población inmigrante ante la pérdida de empleo es reducida, pero creciente
a lo largo del tiempo. Advirtiendo, en los últimos años, una reestructuración en los niveles
de protección que supone el predominio del nivel asistencial sobre el contributivo.
Palabras clave: Inmigración, desempleo, protección por desempleo.
Clasificación JEL: H55, J65
ABSTRACT This paper analyses the unemployment protection of migrant workers at a time in which
the Spanish economy is experiencing serious difficulties. Firstly, it studies the possible
incidence of the imbalance on resident migrant population and, more specifically, on their
employment situation.
Then, it tackles specific elements determining this group's unemployment protection. In
this regard, assessing the following parameters is particularly important: the number of
beneficiaries, the coverage period, the level of integration into the protection system and
the monetary income replacing a salary.
As a conclusion, the paper reveals that coverage given by the public sector to migrant
population when losing employment is limited but growing in time. Moreover, in the last
years, there has been a restructuring of protection levels leading to the dominance of non-
contributory over contributory assistance level.
Key words: immigration, unemployment, unemployment protection.
JEL classification: H55, J65.
28 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN 91
SUMARIO
SUMARIO