El inmediato desbloqueo de medicinas y material sanitario en Cuba

Autor:Manuel Cobo del Rosal
Páginas:33-35
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 33

Cuando Cristobal Colón en 1498 descubrió y tomó posesión en nombre de Castilla de las Islas agrupadas que hoy se conocen como Trinidad y Tobago, no pudo pensar que a finales del S. XVIII necios gobernantes españoles las cedieran, a cambio de nada, a la Corona británica y que después pasara por distintas manos hasta que a principios del S. XIX se constituyeran como Estado y muy posteriormente como Estado soberano en el marco de la Commonwealth. Aunque muchos de sus ciudadanos hablan español, prácticamente está perdido, pues el idioma oficial es el inglés, y more britanicus fue el desfile de los presidentes Iberoamericanos con su bandera portada por un miembro de sus fuerzas armadas, uniformado de gala, incluido también el flamante presidente de USA. Vengo observando, y no sin cierta preocupación, quizás esté equivocado desde luego que, hasta el momento, el brillante presidente de USA responde con una elegante dialéctica como modo de afrontar en el presente los gravísimos problemas que tiene planteados sobre su mesa: la crisis económica y financiera, Irán, Corea y sobre todo, y aquí lo que in-teresa, Cuba.

Una vez que se pase la fase de recepción, meramente dialéctica y cordial con todo el mundo, retórica simple-mente superficial, no sabemos que sucederá pero incluso en esa misma fase con respecto al problema del blo-

Page 34

queo de Cuba, está equivocado. Evidentemente, no se le hace culpable al Sr. Obama de hechos que sucedieron cuando tenía 3 meses de vida como él mismo se defendió ciertamente. Pero, a partir de su toma de posesión, puede ser tan culpable como lo fueron presidentes de nefasta memoria para el pueblo cubano, como Eisenhower, Kennedy, Reagan y demás compañía y muy especial-mente el absurdo e irracional Sr. Bush de tan nefasta memoria, y al que ha sustituido. No cabe la menor duda que a poco que haga el Sr. Obama, teniendo como referente comparativo el Sr. Bush quedará muy favorable-mente. El paso que ha dado, como jurista formado en Harvard, en el tema de Guantánamo me parece excelente, pero sin salirnos de Cuba podría haber dado otro paso extraordinario que nadie le habría criticado, ni tan siquiera los más radicales exiliados cubanos, ciudadanos ya norteamericanos: liberalizar, total y absolutamente, todos los fármacos y material clínico sanitario para atender a los enfermos de los paupérrimos hospitales cuba-nos. Contra viento y marea Cuba ha conseguido tener, incluso hasta para exportar, unos solventes médicos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA