Impuesto sobre Sociedades (IS): Provisiones

 
EXTRACTO GRATUITO

Pregunta

Coincidiendo en el Cierre de Ejercicio, en Septiembre de 2002, una Sociedad, siguiendo instrucciones de la Matriz, dotó una provisión para responder de "posibles reclamaciones de varios clientes". El gasto en cuestión superó el millón de Euros y no existe prácticamente ninguna justificación documental de esa contingencia.

Dos años después, la Matriz, se está replanteando la decisión tomada en el año 2002. Entonces se plantean dos alternativas:

  1. No hacer nada y esperar al año 2007 a que prescriba el IRS. Corremos el riesgo de que en la inspección fiscal se descubra la provisión y tengamos que pagar la sanción, intereses de demora y el 35% del IRS.

    Confirmen si esto es así y cuantifiquen los importes a pagar.

  2. Hacer declaración complementaria elevando la Base Imponible en el importe de la dotación. En este caso, en el año 2005, al hacer la complementaria pagaríamos por el incremento de la base el 35% de ésta, pero no tendría que pagar sanción aunque si los intereses de demora por el incremento de la base imponible y no del importe de la provisión (partimos de BI negativa). En las declaraciones posteriores a 2002, aunque se arrastren BI negativas, no tendríamos que hacer declaraciones complementarias. ¿Es correcto ese razonamiento?

    B1) La complementaria se hace antes del cierre del Ejercicio contable del 2004.

    B2) Después del cierre del Ejercicio contable del 2004 y antes de presentar la Memoria Anual.

    B3) Después de presentar la Memoria, con lo cual estaríamos ya en el ejercicio contable 2005 aunque el IRS del ejercicio 2004 podría estar presentado o pendiente (ultimo día 25-04-2005).

    ¿Cuáles son los asientos contables a realizar en cada caso?

    Respuesta

    En primer lugar hemos de considerar, debido a que la supuesta infracción se cometió en 2002, que, con fecha 1 de julio de 2004, entró en vigor la nueva LGT y, consecuentemente, el régimen sancionador en ella previsto. En este sentido la propia LGT actual, en su artículo 10 recoge el principio general del derecho en cuanto a la irretroactividad de las normas sancionadoras, salvo que las posteriores sean más favorables para el infractor que las anteriores. Esta posible retroactividad beneficiosa no es aplicable, no obstante, en los casos en que las sanciones impuestas por la normativa anterior hayan adquirido firmeza, que no es el caso.

    Igualmente, la DT 4ª establece que "esta Ley será de aplicación a las infracciones tributarias cometidas con anterioridad a su entrada en vigor, siempre que su aplicación resulte más favorable para el sujeto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA