Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Autor:Carlos Marín Lama - Antonio Valdivia Martín - Antoni Salleras Lluís - Carlos García Inocencio - Jordi Majoral - Ricardo Seoane
Cargo del Autor:Abogado. Profesor asociado de la Universidad de Barcelona - Abogado y Economista. Socio de Landwell PricewaterhouseCoopers (PwC) - Abogado. Colaborador de Amado Consultores - Inspector de Hacienda del Estado - Abogado. Director Área Fiscal BCN Consultors - Abogado. Estudio Jurídico De la Vega
Páginas:24-32
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 24

3.2.1. Reglas de imputación temporal: cambio de residencia

La Ley del IRPF (LIRPF) establece que cuando un contribuyente pierda su condición por cambio de residencia, deberá integrar en la base imponible del último período impositivo sus rentas pendientes de imputación. Esta imputación requerirá, en algunos casos, la presentación de autoliquidación complementaria de dicho período, pero sin sanción, ni intereses de demora, ni recargos.

Pues bien, con efectos desde el 1 de enero de 2013 se modifica la regla de imputación temporal de las rentas pendientes en el caso de cambio de residencia de un contribuyente cuando el traslado se produzca a otro Estado miembro de la Unión Europea.

De acuerdo con la disposición inal décima de la Ley 16/2012, se modifica el artículo 14 de la LIRPF, para establecer que en el supuesto de que el contribuyente pierda su condición por cambio de residencia, todas las rentas pendientes de imputación deberán integrarse en la base imponible correspondiente al último período impositivo que deba declararse por este impuesto, en las condiciones que se ijen reglamentariamente, practicándose, en su caso, autoliquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

La novedad radica que, cuando el traslado de residencia se produzca a otro Estado miembro de la Unión Europea, el contribuyente podrá optar por imputar las rentas pendientes conforme a lo dispuesto en el párrafo anterior, o por presentar a medida en que se vayan obteniendo cada una de las rentas pendientes de imputación, una autoliquidación complementaria sin sanción, ni intereses de demora ni recargo alguno, correspondiente al último período que deba declararse por este Impuesto. La autoliquidación se presentará en el plazo de declaración del período impositivo en el que hubiera correspondido imputar dichas rentas en caso de no haberse producido la pérdida de la condición de contribuyente.

3.2.2. Límite reducción de rendimientos del trabajo irregulares

Con efectos desde el 1 de enero de 2013, se endurece la tributación de las indemnizaciones por despido o cese de "cuantía muy elevada". Las modificaciones se producen tanto en la tributación de sus perceptores como en la de los pagadores de las correspondientes indemnizaciones, que sean sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades.

En el IRPF se limita la posibilidad de reducir en el 40% las indemnizaciones laborales o mercantiles generadas en más de 2 años superiores a 700.000€, de tal forma que no se reducen en absoluto a partir de 1.000.000€. A partir de 700.000 euros, el máximo susceptible de reducirse en un 40% será la diferencia entre 300.000 euros y el exceso de 700.000 de lo percibido. En consonancia con lo anterior, en el Impuesto sobre Sociedades no serán deducibles para el pagador los gastos superiores a 1.000.000€ o, en indemnizaciones superiores, los que sobrepasen la indemnización exenta en el IRPF. Este nuevo límite no se aplicará a rendimientos del trabajo que deriven de extinciones de relaciones laborales o mercantiles de administradores y miembros de los consejos de administración producidas antes de 01-01-2013.

Así, con efectos desde el 1 de enero de 2013, la Ley 16/2012 modifica el artículo 18.2 de la LIRPF, estableciéndose nuevos límites para la aplicación de la reducción del 40% sobre rendimientos del trabajo con periodo de generación superior a dos años o irregulares cuando deriven de la extinción de la relación laboral, común o especial, o de la relación de administradores y miembros de consejos de administración.

Estos límites son:

A Si el importe de estos rendimientos es igual o inferior a 700.000€ la reducción se aplicará sobre 300.000€

Ejemplo:

· Rendimiento irregular = 500.000€

· Reducción 300.000 x 40% = 120.000€

B Si el importe de estos rendimientos es superior a 700.000€ pero igual o inferior a 1.000.000€ la reducción se aplicará sobre el importe que resulte de minorar 300.000€ en la diferencia entre la cuantía del rendimiento y 700.000€

Page 25

· Rendimiento irregular = 900.000€

· Reducción: (300.000 - (900.000 - 700.000)) x 40% = 100.000 x 40%= 40.000€

C Si el importe de estos rendimientos es superior a 1.000.000€ no se aplicará la reducción

Sin perjuicio de lo anterior, se establece un régimen transitorio (Nueva Disposición Transitoria Vigésima Quinta de la LIRPF) en virtud del cual el límite anterior no se aplicará a los rendimientos del trabajo derivados de extinciones de relaciones laborales o mercantiles producidas con anterioridad a 1 de enero de 2013.

3.2.3. Obligación de imputar las aportaciones a los compromisos por pensiones

La LIRPF establece que determinadas contribuciones o aportaciones satisfechas por los empresarios para hacer frente a los compromisos por pensiones son de imputación voluntaria. La falta de imputación de dichas contribuciones o aportaciones ha venido permitiendo que los trabajadores no tributen por este tipo de rentas en tanto no perciban las correspondientes prestaciones.

En concreto, la imputación es voluntaria en el caso de contratos de seguro colectivo distintos de los planes de previsión social empresarial, exigiéndose únicamente que la decisión que se adopte se mantenga respecto del resto de primas que se satisfagan hasta la extinción del contrato de seguro. La imputación no es voluntaria sino obligatoria, en cambio, en los contratos de seguro de riesgo salvo que se cubran conjuntamente las contingencias de jubilación y de fallecimiento o incapacidad.

Pues bien, con efectos desde el 1 de enero de 2013 , y de acuerdo con la disposición inal décima de la Ley 16/2012, se modifica la letra f) del apartado 1 del artículo 17 de la LIRPF (régimen de imputación de las contribuciones empresariales a seguros colectivos que cubren compromisos de pensiones), para establecer que la imputación será siempre obligatoria por el importe que exceda de 100.000 euros anuales por contribuyente, respecto del mismo empresario, salvo en los seguros colectivos contratados en el marco de despidos colectivos conforme al artículo 51 del Estatuto de los trabajadores.

Sin perjuicio de lo anterior, se establece un régimen transitorio (se añade una disposición transitoria vigésima sexta a la LIRPF) en virtud del cual no será obligatoria la imputación del exceso en los seguros colectivos contratados con anterioridad a 1 de diciembre de 2012, en los que iguren primas de importe determinado expresamente, y el importe anual de estas supere el límite ijado de 100.000€. En estos casos no es obligatoria la imputación por ese exceso.

3.2.4. Retribución en especie del trabajo consistente en la utilización de vivienda

La cesión de uso de vivienda se ha valorado a los efectos de su consideración como retribución en especie hasta la fecha por el 5% ó 10% del valor catastral de la vivienda (dependiendo de si el mismo está o no revisado con anterioridad a 1 de enero de 1994), con el límite del 10% de las restantes retribuciones del trabajo.

Pues bien, a partir de 1 de enero de 2013, la Ley 16/2012 modifica las letras a) y d) del artículo 43.1.1º de la LIRPF, para establecer que esta regla de valoración solo será aplicable a los casos en que la vivienda sea propiedad del pagador. En el resto de los casos, la retribución en especie se valorará por el coste para el pagador (incluyendo los tributos que graven la operación), sin que, además, esa valoración pueda ser inferior a la que hubiera correspondido de aplicarse la regla anterior correspondiente a viviendas propiedad del pagador.

No obstante lo anterior, durante 2013 podrá seguir aplicándose la normativa anterior para aquellas viviendas que no sean propiedad del pagador pero en las que la entidad empleadora ya viniera cediendo su uso con anterioridad al 4 de octubre de 2012, de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA