Imperiosa reforma de la seguridad social

Autor:Manuel Cobo del Rosal
Páginas:55-57
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 55

Cuando se hace una apelación, más o menos socarrona, para que alguien se calle y guarde silencio, gene-ralmente o es en un plano de igualdad o en relación de subordinación. Y se suele hacer cuando alguna persona está constituida en un molesto incordio o no deja hablar a los demás. Para bien o para mal, se crea de esa suerte un leve o gran incidente. Lo anterior no es del caso puesto que las coordenadas en que se han producido declaraciones bilaterales, en público y en medios de comunicación, no guarda la menor similitud con incidente alguno.

Si políticamente piensa igual que su hermano Francisco, con quién me unía una muy buena amistad, pues será un socialdemócrata muy moderado que militó en la UCD y cuando desapareció, por su total crisis, se afilió al PSOE. Lamenté mucho en su día su temprano fallecimiento. No ya por perder a un amigo sino porque hubiera sido y era un político muy importante para el desarrollo de la recién creada democracia española.

Los miembros de la OCEDE se ufanan, con frecuencia, por tener al frente de su banco emisor a una personalidad independiente, y como tal con buena formación y con la valentía de decir en privado y en público su verdad. Máxime en una situación, como la que se está, de pavorosa crisis económica y financiera.

Page 56

Me parece absurdo que se le recuerde por lo anterior, al actual Gobernador del Banco de España, por simple y zafio, sus legales funciones, para reducirlo al silencio. No debe olvidarse que cuando emite opiniones sobre la situación económica de la Seguridad Social y su "imperiosa reforma", o sobre el futuro del sistema de pensiones o hasta de la reforma laboral, se le debería, a mi juicio, agradecer con toda nobleza. No creo que sea correcto recordarle en los medios de comunicación que se debe ajustar al papel institucional que legalmente le corresponda. La dramática situación del sistema financiero y económico español le legitima, a mi juicio, plenamente, para opinar, cuando menos, sobre la necesidad de hacer reformas en el sistema de pensiones y régimen laboral puesto que no debe caber la menor duda de que está dentro de la "supervisión" del sistema financiero y económico de nuestro país. En todo caso, la línea divisoria, si es que la hay, sería puramente abstracta y desde luego doctrinaria. Por supuesto, caso de que se albergarse...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA