El impacto de la economia 4.0 sobre las condiciones de trabajo y empleo. Estudio de caso en dos empresas de base tecnologica.

Autor:Rodriguez Fernandez, Maria Luz
Cargo:MISCELANEA
 
EXTRACTO GRATUITO

[en] Impact of the economy 4.0 on working and employment conditions. A case study in two technological based companies

Sumario. 1. Razones para conocer que esta sucediendo en las empresas de base tecnologica. 2. Condiciones de trabajo y empleo afectadas por la digitalizacion. 3. Metodologia de la investigacion. 4. Principales hallazgos en las entrevistas en las empresas M y B. 5. Conclusiones. 6. Bibliografia

  1. Razones para conocer que esta sucediendo en las empresas de base tecnologica

    El Foro Economico Mundial advertia en un informe reciente que, entre los anos 2015 y 2020, la digitalizacion de la industria puede conllevar la desaparicion de 7,1 millones de puestos de trabajo y la creacion de 2,1 millones de nuevos empleos. Este mismo informe calcula que el 65% de los actuales estudiantes de primaria tendran una ocupacion que hoy no existe (World Economic Forum, 2016: 3, 13). La digitalizacion de la economia supone, asi, un reto para las sociedades actuales, no solamente por la profunda transformacion que implica en numerosos ambitos y, en particular, en el de las relaciones laborales, sino por el potencial impacto que puede tener sobre el empleo.

    Es verdad que la literatura sobre como seran (presumiblemente) el trabajo y el empleo en la era digital empieza a ser copiosa. Tambien lo es que contamos ya con analisis de notable calidad que intentan idear los cambios que se habran de producir en el Derecho del Trabajo a raiz de la creciente digitalizacion de los procesos productivos. Sin embargo, nosotros creemos que, antes de lanzarse a la creacion de nuevas instituciones o la remodelacion de las existentes, conviene conocer en profundidad y de primera mano que esta sucediendo en la realidad productiva de empresas y respecto de trabajadores que ya estan viviendo en la era de la digitalizacion.

    Es indudable que la cuarta revolucion industrial o, segun otras versiones, la segunda machine age (Brynjolfsson y McAfee, 2014), ha comenzado hace tiempo y que hay ya un numero importante y creciente de empresas y de trabajadores que no tienen que esperar al futuro, sino que producen, trabajan y viven dia a dia bajo las condiciones que supone la digitalizacion. De ahi que el proposito del presente articulo sea mostrar, desde una perspectiva eminentemente practica, las transformaciones que estan experimentando las condiciones de empleo y de trabajo en esas empresas y respecto de esos trabajadores. Para ello se partira de una base metodologica que integra el analisis interdisciplinar, juridico y economico, y el de estudio de caso, a traves de los datos extraidos de experiencias reales de dos empresas del sector tecnologico de nuestro pais. Todo ello con el proposito de poder contribuir, con datos objetivos, a delimitar las tendencias de futuro de las instituciones laborales en el marco de este profundo proceso de transformacion economica.

  2. Condiciones de trabajo y empleo afectadas por la digitalizacion

    Con la finalidad de delimitar nuestro analisis, comenzamos por identificar las areas o instituciones laborales que con mayor seguridad pueden verse afectadas por el avance de la digitalizacion. Informes pioneros como el Green Paper Work 4.0 (Federal Ministry of Labour and Social Affairs, 2015) avanzaban ya alguna idea al respecto de cuales habrian de ser esas areas4. De ellas, nosotros nos hemos centrado en las que guardan relacion con las condiciones de trabajo y empleo, dejando al margen aquellas otras relativas a instituciones como la figura del trabajador o del empleador, las medidas de accion colectiva o la proteccion social, dada su falta de idoneidad para testarlas en entrevistas a trabajadores y empresarios.

  3. Empleabilidad y formacion: aunque existe literatura que afirma que mas del 55% de los actuales puestos de trabajo de nuestro pais son susceptibles de automatizarse (Berger y Frey, 2016: 17), no creemos posible que nadie pueda acertar por completo a la hora de evaluar cuantos y cuales seran los puestos de trabajo que habran de desaparecer a consecuencia de la digitalizacion; no obstante, si puede darse por cierto que habra destruccion de empleo y una reconfiguracion de los empleos que se mantengan o puedan crearse. Ambos fenomenos pueden ser especialmente problematicos para Espana. Primero porque somos ya de por si un pais con un alto volumen de desempleo. Segun los ultimos datos de la Encuesta de Poblacion Activa (Instituto Nacional de Estadistica, 2017), el numero de personas desempleadas en nuestro pais supera los 3,7 millones, con una tasa de desempleo del 16,38%, la segunda mas alta de toda la Union Europea. De esta forma, sin haber recuperado todavia el empleo destruido durante la crisis economica que dio comienzo en 2008, las perdidas de empleo que hayan de sumarse por causa de la digitalizacion pueden suponer alcanzar cifras de desempleo claramente intolerables.

    En segundo lugar, y especialmente, porque las caracteristicas de nuestra fuerza de trabajo van a hacer que sea ingente el numero de trabajadores que van a necesitar formacion para no perder la "carrera" frente a la tecnologia. En la actualidad, la OCDE cifra en 10 millones de adultos en edad de trabajar el numero de personas que en Espana necesitan cualificacion para ocupar los empleos que puedan crearse en el futuro (Organizacion para la Cooperacion y el Desarrollo Economico, 2015: 19). Somos, ademas, uno de los paises que forman parte de esta Organizacion con una fuerza de trabajo con menor nivel de estudios. Casi el 43% de nuestra poblacion adulta no posee mas que estudios de educacion primaria, cuando la media con respecto a este nivel de los paises de la OCDE es del 23% y de la Union Europea es del 21% (Ministerio de Educacion, Cultura y Deporte, 2016: 7).

    En materia de formacion digital las cifras no son mucho mejores. De acuerdo con el Informe sobre el Progreso Digital en Europa (Comision Europea, 2017), unicamente el 53% de la poblacion de nuestro pais posee competencias digitales basicas. La media de la Union Europea es del 56%, pero hay que destacar dos aspectos: el primero es que, en lugar de mejorar, el ultimo ano ha descendido el porcentaje de personas con estas competencias; el segundo es que hay paises que alcanzan un 68% (Alemania), 69% (Reino Unido) o incluso 73% (Finlandia) de sus respectivas poblaciones con competencias digitales basicas, de hecho Espana ocupa el puesto numero 15 del total de paises de la UE. Algo similar sucede en relacion con las personas especialistas en tecnologias. En Espana son un 2,4%, mientras que hay paises donde los especialistas en TIC suponen el 5% (Reino Unido) o incluso el 6,5% (Finlandia) de la poblacion en edad de trabajar. Por cierto, en esta variable tambien hemos empeorado el ultimo ano (del 3,1% hemos pasado al 2,4%) y hemos descendido al puesto numero 21 de los paises de la UE.

    Ello pone sobre la mesa la idoneidad de la politica educativa de nuestro pais y la pregunta de si estara preparada para afrontar el reto de la creciente digitalizacion de nuestra economia. Pero tambien interpela directamente al sistema de formacion para el empleo, dado que las politicas de mejora de la empleabilidad y de formacion a lo largo de la vida van a adquirir una importancia central. En este sentido, se hace precisa una reflexion sobre la conformacion de las politicas activas de empleo, especialmente las destinadas a la cualificacion y reciclaje de la fuerza de trabajo, hoy -al menos esa es nuestra opinion- ampliamente ineficaces, y la creacion de un marco que permita hacer realidad la formacion a lo largo de la vida laboral, hoy practicamente inexistente (Rodriguez, 2017).

  4. Tiempo de trabajo: la digitalizacion hace que se pueda trabajar en cualquier tiempo y lugar y, por ello, que puedan romperse las fronteras clasicas del tiempo y el lugar de trabajo. En teoria, ello puede facilitar la combinacion de los momentos laborales y de vida privada, una de las necesidades mas sentidas por las nuevas generaciones de trabajadores (mujeres y hombres), lo que podriamos denominar el deseo de "soberania" sobre el tiempo de trabajo. Pero tambien posibilita el trabajo en todo momento y en todo lugar, sin apenas limites y, asi, sin tiempo para la vida privada y/o el descanso.

    En efecto, todos los indicios apuntan a que, en lugar de gobernar con autonomia el tiempo de trabajo y el tiempo dedicado al descanso y/o cuidados, los trabajadores digitales prolongan su jornada de trabajo mas alla de los estandares de los trabajadores convencionales. De hecho, y en relacion con nuestro propio pais, un 64% de los espanoles afirman que desarrollan trabajo en las horas libres y un 68% confirman que reciben mensajes de correo electronico o llamadas de trabajo fuera del horario laboral (Eurofound y ILO, 2017: 21-25).

    De la misma forma, hay un efecto de "borrado" o dilucion de las fronteras entre los tiempos dedicados al trabajo, al ocio y/o al cuidado (Webster y Randler, 2016: 1314). Muchos trabajadores atienden necesidades personales mientras trabajan; otros tantos trabajan durante sus tiempos de ocio; tiempo de trabajo pagado y tiempo de trabajo de "consumo" no pagado se confunden (Huws, 2014: 169-172); y todo ello difumina los margenes del concepto y la medicion de la jornada de trabajo. De ahi la necesaria reflexion sobre las bondades de la digitalizacion en relacion con la libertad del trabajador respecto de su tiempo de trabajo, pero tambien sobre los limites que deban ponerse (legal o convencionalmente) para evitar las situaciones de sobrecarga o de falta de desconexion de las obligaciones laborales durante los tiempos de vida privada (Eurofound y ILO, 2017: 50-51).

  5. Conciliacion de la vida profesional y personal: la mayor flexibilidad que la digitalizacion podria propiciar en la combinacion de la vida profesional y privada necesita ejercitarse en condiciones que la hagan posible, teniendo en cuenta, ademas, las necesidades organizativas de las empresas. En este sentido, debe considerarse que muchas de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA