Ideas y pensamiento político de Martín de Garay

Autor:Nuria Alonso Garcés
Cargo:Profesora de Historia
Páginas:12-84
RESUMEN

Martín de Garay nació en 1771 en el Puerto de Santa María, Cádiz, aunque siempre se consideró aragonés a causa de que su familia había vivido en La Almunia de doña Godina -un pequeño pueblo de Zaragoza- desde el siglo XVI. Garay emprendió una reforma de la Hacienda cuando ocupó ese ministerio entre 1817 y 1818, lo cual es sobradamente conocido, pero también tomó parte en importantes decisiones... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

    Nuria Alonso Garcés Profesora de Historia. Ha colaborado en diversos trabajos de investigación y congresos sobre Historia Contemporánea de Galicia y didáctica de la Historia. Sus publicaciones y línea de investigación se dirigen en la actualidad al seguimiento de la figura de Martín de Garay sobre cuya biografía versa su tesis doctoral.


Page 12

1. Introducción

1. La figura de Martín de Garay ha sido objeto de varios estudios, a causa del interés que ha despertado en historiadores y economistas su reforma de Hacienda de 1817.

2. Así, Pío Ballesteros escribió una biografía en los años 40 del pasado siglo; Federico Suárez, Antonio de P. Ortega y Ana Mª García, Fontana, Francisco Comín y otros siguieron su reforma de Hacienda, y Juan Hernández Andreu efectuó una tesis doctoral sobre la misma. Pero el trabajo realizado por Albert Derozier en 1968 1 en el que se ataca a Garay poniendo en duda desde su pensamiento liberal hasta su valía profesional e incluso moral, además de minimizar y atribuir a otros sus logros personales, ha sido recogida por quienes han acudido a él como referencia. De este modo han persistido en el tiempo las ideas del francés y se ha creado una corriente continuada por otros historiadores en el mismo sentido, quizás originada por el hecho de haber aceptado el ministerio de Hacienda del gobierno absolutista de Fernando VII, lo cual parece no haberle sido perdonado. Resulta todavía más grave por cuanto tales imputaciones se encuentran en abierta contradicción con la opinión que profesaban de Garay sus propios contemporáneos. El conde de Toreno, Jovellanos, lord Holland, Alcalá Galiano, Pizarro, Vazquez Figueroa o el propio Manuel José Quintana- a pesar de que durante su prisión expresó un cierto resentimiento- y tantos otros que trabajaban con él de cerca reflejaron en sus escritos y memorias las ideas y carácter de Martín de Garay que Derozier desvirtúa de un modo acusado en su libro. Pero la importancia de Garay como elementoPage 13 impulsor del reformismo liberal al que contribuyó desde varios frentes y su influencia poco conocida en determinados acontecimientos, algunos trascendentales para la Historia de España, exigen que con urgencia todo ello sea solventado. No resulta adecuado volver a vincular más a Garay con el absolutismo ni dudar de su pensamiento liberal cuando en sus escritos habla de la necesidad de separación de poderes, de limitar las atribuciones de la corona y control del monarca y puso tanto empeño en que se convocaran las Cortes en Cádiz.

3. El descubrimiento del archivo privado de Garay que permaneció en su casa de La Almunia de Doña Godina tras su muerte y que pasó de mano en mano a sus descendientes llegando finalmente a las mías, a través del cual podemos reconstruir paso a paso su vida, podrá quizás aportar luz sobre su verdadero pensamiento y quizás devolverle el reconocimiento debido a su trabajo en favor de unas reformas que según su parecer, librarían- aunque bien lentamente- a España, del atraso en que se encontraba durante el Antiguo Régimen. Como muestra, estas palabras escritas tras la desintegración de la Junta Central, que plasman la esperanza de ver al fin reunidas las Cortes en Cádiz con el objeto de crear una constitución que marcase el inicio de los nuevos tiempos.

4. "[Al fin llegará] el fausto día tan deseado por todos los buenos y por nadie más que por el perseguido gobierno, que tantas veces y tan solemnemente lo había anunciado, en que reunida la gran familia española en sus Cortes generales, las más libres, las más numerosas y las más legales de que ha podido hablar la historia de las sociedades, dictase las leyes y constitución más conveniente a España, al fomento y prosperidad de su agricultura, de su industria, de su comercio, navegación, educación de su juventud... aniquilando para siempre al despotismo y la inmoralidad, origen de cuantos males padecemos 2 ".

5. Este trabajo pretende hacer un somero seguimiento de las ideas de Martín de Garay a través de la exploración de los documentos que fue dejando a lo largo de su vida, por lo que se hará un repaso biográfico que sirva de hilo conductor.

2. Infancia y formación

6. Martín de Garay nació el 26 de enero de 1771 en el Puerto de Santa María, aunque de un modo accidental, pues su familia procedía de La Almunia de Doña Godina en Zaragoza donde sus antepasados, infanzones, se habían instalado procedentes de Navarra, ya desde el siglo XVI. Su padre, militar siguiendo la tradición familiar, se encontraba en Cádiz ocupando el cargo de capitán del regimiento de caballería de Santiago donde su esposa dio a luz. Poco después la familia se instaló en La Almunia mientras el padre marchaba a los destinos que el ejército le iba marcando. Tenían en la villa un considerable patrimonio de Page 14 olivares, viñedos, huertas y campos de cereales así como varias edificaciones arrendadas en el centro del pueblo, entre las cuales se contaba la posada colindante a la puerta de Calatayud, además de la casa principal al lado de la iglesia. La esposa, Sebastiana Perales, acompañada de su suegra, se encargaban de la administración e incluso de la ampliación del patrimonio siempre aleccionadas por Martín de Garay padre a través de una regular correspondencia desde diferentes puntos de la geografía peninsular.

7. Martín fue el mayor de cuatro hermanos, tres varones y una mujer, de los que moriría siendo muy joven el segundo, al comenzar la guerra de la Independencia, mientras que el tercero, Faustino, ingresaría en el ejército siendo solamente un muchacho. La hermana, Bárbara, fue la única que aportó descendientes a los Garay, pues Martín nunca tuvo hijos y Faustino permaneció soltero.

8. Después de realizar estudios primarios en las Escuelas Pías de Zaragoza, completó su formación en el Seminario de Nobles de Madrid, durante ocho años, en los que tuvo ocasión de estudiar matemáticas, lenguas-inglés, francés y latín-, así como física experimental y la que sería su especialidad en el futuro, la economía política. Con toda probabilidad, entraría allí en contacto con los escritos de los ilustrados franceses que proliferaban en España desde que Carlos III subiera al trono3. Además de conocimientos, por los que fue valorado con altas calificaciones en los exámenes públicos, se llevó del Seminario de Nobles la tuberculosis, que le acompañaría ya durante toda su vida y que fue la directa responsable de su muerte a la temprana edad de 51 años.

9. Una vez finalizada su formación académica, y de acuerdo con la tradición familiar, ingresó en el Ejército en 1790 incorporándose al Regimiento de Caballería de Santiago, donde el padre había alcanzado ya el grado de coronel. Pero en 1793, durante la guerra contra la Francia de la Convención, el joven Garay tuvo que observar quizás en directo cómo su padre era herido y hecho prisionero por los franceses. Pocos días después llegaron noticias de que éste había fallecido en Perpignan a consecuencia de sus heridas. El traumático suceso provocó en el hijo una profunda impresión, su enfermedad se agravó y decidió renunciar a su recién estrenada carrera militar.

3. Garay ilustrado

10. Retornó entonces a su casa en la Almunia donde su madre le confirmó como heredero del vínculo. Pasó un año organizando su hacienda y en 1794 se trasladó a Madrid donde se dedicó al estudio de la economía política. Allí contrajo matrimonio en 1795 con Carmen Uztáriz y Salcedo, hija mayor de los marqueses de Echeandía, que poseían un rico patrimonio en Cádiz, Madrid y Valencia. Pronto se integró en la Administración del Estado. En diciembre de 1796 recibió elPage 15 nombramiento y admisión como socio en la Real Sociedad Económica Aragonesa. Un año después inicia su carrera en la Contaduría del Ejército de Aragón y Navarra, por lo que hubo de instalarse en Zaragoza, donde tomó contacto por vez primera con la Hacienda Pública. Él mismo relata cómo encontró su oficina y también el resultado de su labor:

11. ...la encontró hacinada de documentos importantísimos producidos de resultas de la campaña de Francia que era menester examinar y liquidar, o bien que la Real Hacienda perdiese las inmensas cantidades de que debía ser reintegrada, de resultas de este examen. A él se dedicó en cuatro años de un ímprobo trabajo, pero resultándole la gloria de dejarlo casi todo concluido y formalizado 4.

12. En abril de 1800 fue nombrado contador del Ejército de Valencia, donde entrará en contacto con la Sociedad Económica de Amigos del País de esa ciudad que, conociendo sus conocimientos de francés y su inclinación por la economía, le encarga adecuar la obra francesa Compendio elemental de los Principios de Economía Política de Garnier a la realidad española y emprender su traducción. Obra de carácter eminentemente didáctico, se puede englobar dentro del pensamiento fisiocrático, pero para Hernández Andreu no quiere decir esto de ningún modo que Garay comulgara con esos principios, sino que su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA