Lapeyre, Henri. 2008. Una familia de mercaderes: Los Ruiz. Contribución al estudio del comercio entre Francia y España en tiempos de Felipe II. Edición y traducción Carlos Martínez Shaw. Valladolid: Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo. 629 pp.

Autor:Margarita Serna Vallejo
Páginas:879-885
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 879

I. Desde que en 1955 henri lapeyre publicara en Francia la monografía sobre la familia ruiz1, ha sido preciso que transcurriera más de medio siglo para que, final- mente, la obra viera la luz en españa, al completo2. La iniciativa ha sido posible gracias a la traducción realizada por el profesor carlos Martínez shaw y a la política editorial seguida por la Junta de castilla y león.

El retraso en la publicación de la edición castellana de la obra no se debe, como pueden intuir quienes, durante décadas, han manejado el texto francés, a motivos relacionados con la calidad del trabajo. Tampoco a la eXIstencia de dudas acerca del interés que pudiera tener, para los investigadores, la disposición de una edición del texto en nuestra lengua. Entre los especialistas españoles de múltiples disciplinas históricas eXIste unanimidad en considerar que la obra constituye un trabajo imprescindible, de referencia, para comprender el mundo mercantil castellano y francés, pero también el europeo, en el período en el que el autor circunscribe la investigación.

Las dificultad que ha entrañado la traducción de un trabajo de las características del que nos ocupa, entre otras razones por el manejo que en él se hace de términos y conceptos técnicos propios del mundo jurídico, marítimo, mercantil y financiero del siglo XVI y de múltiples fuentes y textos castellanos que lapeyre había traducido al francés, unido a los vaivenes de la política empresarial de la editorial, que en un primer momento mostró interés por la publicación de la obra en españa, justifican, como el profesor Martínez shaw refiere, que la edición de la versión castellana del trabajo se demorará durante demasiados años. Cabe señalar que Martínez shaw inició la laboriosa tarea de la traducción del original francés en la década de 1970, con el apoyo y la ayuda inestimable del propio lapeyre, quien, fallecido en 1984, no pudo, sin embargo, ver la obra concluida.

Nos encontramos, por tanto, ante la publicación, lamentablemente tardía en españa, de un clásico que interesa, como resalta Martínez shaw en la nota introductoria, a quienes deseen profundizar en la familia ruiz, en el comercio hispanofrancés de la segunda mitad del siglo XVI, pero también en «el intrincado mundo del oficio de mercader, de la empresa comercial, del arte de navegar, del derecho marítimo, de los instrumentos de pago, de las letras de cambio, de la contabilidad mercantil, de los intercambios por tierra o por mar en tiempos de guerra o de paz, de la compara y venta en las ferias de castilla o de Francia de las telas, el trigo, la sal, el papel, el hierro, los tintes o las piedras preciosas, a lo largo de los primeros tiempos modernos».

II. La cuidada impresión de la obra ha correspondido a la editorial de la Junta de castilla y león, dentro de la serie de «estudios de historia». Una línea editorial, que ofrece gran interés al mundo universitario, en la que han visto la luz más de cien mono-

Page 880

grafías. Varias de ellas de historiadores del derecho español. Entre otros de los profe- sores Gonzalo Martínez díez3, pilar arregui zamorano4, José antonio escudero5, José María Vallejo García-hevia6 y regina polo Martín7.

En las publicaciones de estos y otros autores que, como señalamos, integran el fondo editorial de la serie referida, se abordan cuestiones fundamentales para el conocimiento de nuestro pasado histórico desde múltiples perspectivas, que exceden, con mucho, del marco geográfico de la comunidad autónoma de castilla y león y de una disciplina o una época concretas.

Por la calidad y el interés del contenido de los trabajos publicados y la cuidada edición de los originales, esperamos que los responsables de la iniciativa continúen con su desarrollo y que, en fechas próXImas, vean la luz nuevos trabajos con el mismo rigor científico.

III. La obra de henri lapeyre (1910-1984), hispanista francés, especialista en la historia económica y social de la españa del siglo XVI y de principios del XVII, en particular del reinado de Felipe II8, y profesor durante un prolongado período de la Facultad de letras y ciencias humanas de la universidad de Grenoble, es deudora de l'École des Annales. No en vano se suele incluir a lapeyre entre los miembros de su segunda gene- ración, si bien con algunos matices motivados por el apego que el autor siempre mostró por la precisión y los datos concretos. En cualquier caso, la vinculación de lapeyre con Fernand Braudel y raymond de roover, a quienes dedicó el texto ahora publicado, y con otros miembros de la escuela siempre fue intensa9. En el prólogo, el autor atribuye a Braudel la idea y el espíritu de la obra. El fondo documental principal, aunque no único, a partir de cuyo estudio y análisis el autor elaboró la compleja tesis doctoral sobre el comercio castellano-francés del reinado de Felipe II, es el archivo privado de la familia ruiz, una dinastía de negociantes castellanos, a escala nacional pero también internacional. Y de entre la diversa documentación que compone el archivo, lapeyre trabajó de modo especial con la correspondencia que los ruiz mantuvieron con Francia, así como con los registros de sus libros de cuentas.

La conservación del archivo de estos comerciantes, cuya parte principal se custodia en el archivo histórico de Valladolid y algunas piezas en la real academia de la historia de Madrid y en los Archives Communales de nantes, puede valorarse como un

Page 881

hecho excepcional en el mundo hispano-francés. En españa y en Francia, incluso en este segundo caso con mayor gravedad, la conservación de los archivos comerciales ha sido, por lo general, muy defectuosa, a diferencia de lo que ha sucedido en alemania y en italia, países en los que se han preservado importantes y ricos fondos documentales vinculados a diferentes familias de comerciantes.

Lapeyre no fue el primer investigador que trabajó sobre el archivo de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA