Huelga de hambre en adolescentes: un desafío ético para el equipo de salud

Autor:Blanca Bórquez Polloni - Adela Montero Vega - Eduardo Riquelme Gajardo - Claudio San Martín Toloza - Sergio Valenzuela Puchulu
Cargo:Abogada. Magíster en Bioética, Universidad de Chile. JUDr (c). Investigadora Departamento de Estudios, Extensión y Publicaciones, Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Investigadora Observatori de Bioètica i Dret. - Médico-cirujano, Gineco-Obstetra, Ginecóloga Infanto-Juvenil. Magíster en Bioética, Universidad de Chile. Centro de Medicina ...
Páginas:3-12
RESUMEN

En el año 2011, Chile fue testigo por primera vez del ejercicio de la huelga de hambre por parte de un grupo de jóvenes, entre ellos adolescentes, que en defensa de la protección de un derecho que estimaban conculcado, como es el derecho a la educación, creyeron preciso adoptar el ayuno como mecanismo de presión para propiciar con la Autoridad de Gobierno una negociación que hasta entonces sentían... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 5

Antecedentes

En el contexto de las movilizaciones sociales desarrolladas en Chile durante el año 2011, motivadas por la defensa del derecho a la educación por las cuales se exigía a la Autoridad de Gobierno mejoras en el sistema educacional chileno (1), se adoptó por parte de un número no menor de manifestantes la huelga de hambre (HH) como mecanismo no violento para forzar una negociación.

Entre los manifestantes que participaron de esta medida había un gran número de adolescentes (2). Su intervención como huelguistas de inmediato despertó en el público conmoción, atendida la tradicional convicción que existe sobre la mayoría de edad legal (18 años) como límite a la posibilidad de autodeterminación de las personas (3). El caso llamó la atención de los medios de comunicación, más aún cuando la acción de los estudiantes fue prolongándose en el tiempo. Dos HH se convirtieron en emblemáticas, la de un grupo de alumnos de Buin que duró 38 días y la que en Santiago protagonizaron entre otros, alumnos del Liceo Darío Salas, que se extendió por 71 días (4).

Los hechos, particularmente la participación de menores de edad que en algunos casos contaban con el apoyo de sus padres, dio pie al surgimiento de apasionados debates, los que junto a la actuación de quienes intervinieron directamente en los procesos de HH: estudiantes, padres, dirigentes estudiantiles, profesores, apoderados, autoridades de gobierno, profesionales y equipos de salud, generó situaciones controversiales, desacuerdos y cuestionamientos sobre cómo estas situaciones debían ser manejadas.

Concluidas las HH, bajo el alero del Departamento de Bioética y Humanidades Médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se conformó un grupo de trabajo que más allá de las personales convicciones acerca de la legitimidad de este tipo de medidas y los acontecimientos puntuales relatados, se dio a la tarea de llevar adelante un proceso de reflexión con vista a determinar si las escasas directrices existentes para profesionales de la salud respecto al manejo de la HH, resultan suficientes para que éstos y el equipo de salud puedan enfrentar futuras HH protagonizadas por adolescentes.

El trabajo hasta ahora desarrollado, comprende una revisión a la poca bibliografía disponible en la materia, de la cual no ha sido posible tomar conocimiento de otros casos en el mundo similar al chileno. Esta revisión ha sido complementada con las impresiones y experiencias vividas por algunos de los protagonistas, estudiantes y profesionales médicos, de las HH anteriormente descritas, obtenidas mediante entrevistas semi-estructuradas.

La periodicidad de las reuniones y el intercambio permanente de impresiones entre los miembros del equipo han permitido desarrollar este proceso de reflexión acerca de las especificidades de la HH en adolescentes y los aspectos bioéticos en ellas involucrado. De este trabajo, se exponen a continuación algunos resultados los que constituyen un primer intento por abordar una cuestión de suyo compleja.

Page 6

Definición del problema

La huelga de hambre (HH), esto es, la abstinencia voluntaria de ingesta de alimentos y/o líquidos por un período de tiempo definido o no, utilizada como mecanismo por el cual se persigue obtener una determinada conducta del Otro, sea de la autoridad, un grupo o la comunidad, arriesgando con ello la propia vida y salud puede tener diversas motivaciones que la justifican.

Según el objetivo perseguido, se han identificado diferentes formas de presentación de la HH: aquellas que buscan impedir que la Administración Penitenciaria siga ejerciendo las potestades que le concede el ordenamiento jurídico, como en el caso de algunas HH de personas privadas de libertad que persiguen se dejen sin aplicación la pena impuesta; las que buscan la defensa de ideales propios, como en las HH fundadas en creencias religiosas, convicciones patrióticas, científicas u otras; o como protesta de lo que se considera una injusticia, tal como acontece en casos de HH de personas privadas de libertad que persiguen reclamar por las condiciones inhumanas y degradantes de los centros de reclusión (5).

Con independencia de las motivaciones que lleven a una persona o a un grupo de individuos a asumir el ayuno como medida de presión, lo cierto es que se trata de una acción que no deja indiferente al espectador y menos aún a quienes, incluso sin proponérselo, son llamados a intervenir en esta situación. Esto, porque es casi inevitable no intentar valorar la legitimidad del acto del huelguista, en atención a las pretensiones que persigue, sus eventuales consecuencias y nuestras personales convicciones, como tampoco es fácil discernir acerca de cuál es el curso de acción que debe adoptarse frente al ayunante cuando su estado de salud se deteriora y la muerte se presenta como un riesgo cierto, asumiendo que la HH ha derivado de una decisión libre y voluntaria, por la cual se asumen las consecuencias que de una decisión de tal envergadura se pueden derivar, tanto para la integridad física como psíquica.

Entre quienes levantan voces de alerta, se encuentran los encargados de brindar en algún momento, atención de salud a la persona ayunante. Las dudas e inquietudes sobre aquello que puede ser considerado como un correcto accionar, suelen superar las pocas certezas que se poseen en éste ámbito, como son las consecuencias fisiopatológicas que un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA