Gómez Rivero, Ricardo, El primer Consejo de Estado constitucional, 1812-1814 y Consejo de Estado y Regencia del Reino (1812-1814)

Autor:José M.ª Vallejo García-Hevia
Páginas:1040-1053
 
EXTRACTO GRATUITO
1040 Bibliografía
AHDE, tomo LXXXIV, 2014
distraer el análisis histórico y técnico-jurídico, seguro que lo hubieran enriquecido y
perfilado. Aunque en muchas de las biografías de tales egregios deportados o desterra-
dos aparezcan huecas, desconocidas o deshilachadas muchas, o bastantes, de sus con-
cretas circunstancias de confinamiento, destierro, extrañamiento o relegación.
Es evidente que nos hallamos ante una tesis doctoral, y una cumplida monografía,
de índole legislativa y doctrinal, casi se podría asegurar que exhaustiva –en los pondera-
dos y moderados términos que este adjetivo opera cuando de saber histórico y conoci-
miento científico se trata–, y con ambición de completitud. Sus lectores, al menos algu-
nos de ellos, insatisfechos todavía, podrían demandar, sin embargo, que también lo
hubiere sido jurisprudencial y gubernativa. Es decir, que su autor hubiese buscado, per-
seguido y obsequiándoles, analizadas y clasificadas, sentencias y expedientes, judiciales
y ministeriales, de deportación, confinamiento, expulsión, etc., por los archivos, y reper-
torios, de custodia aquéllos, y de publicidad estos últimos. De este modo, la penalidad
penitenciaria podría encarnarse fructíferamente, máxime teniendo en cuenta que el
Derecho, y la Historia, si algo son radicalmente, es biografía, pluralidad y complejidad
biográficas, prosopografía popular. Pero, quizá esta petición lectora resulte en sí misma
injusta, puesto que, entonces, si el autor la hubiere satisfecho, o a ella haya de responder
en el futuro, nos encontraríamos ante un segundo libro, tanto o más extenso que el que
nos ocupa, y casi ante una segunda tesis de doctorado. Como ante otro libro, y tesis, más
nos hallaríamos si las pinceladas, con función de antecedentes, que, sobre las penas
restrictivas de la libertad en el Antiguo Régimen, o sus vestigios precedentes, aporta en
cada uno de los capítulos que a ellas consagra, se convirtiesen en una indagación siste-
mática. De modo que el lector terminase teniendo, en sus manos, la Historia jurídica
plena, completa, y no sólo codificada, del destierro a la deportación, pasando por el
extrañamiento, la expulsión de extranjeros, el confinamiento y el destierro. Tres libros
en uno, y sus personajes, en busca de autor. Puede que el hombre, como se lamenta Job
(14, 1-2), corto de días y harto de inquietudes, brote como una flor y se marchite. Más
difícilmente se marchita su legado, sobre todo si es intelectual, y sólidamente concebido
y fundido. El primero de los libros-mundo de Julián Gómez de Maya ya surca, por sí
mismo, los mares del conocimiento en nuestra disciplina, y ahora se le reclama la bota-
dura de otros dos semejantes. ¿No será eso confinarle, restringiendo su libertad autoral,
en campos del saber y el estudio a los que, quizá, no se sienta ya inclinado a visitar? Y
pese a todo, los lectores, egoístas y arbitrarios, difícilmente dejarán de reclamárselo,
como pena impune, crimen y castigo.
J M V G-H
GÓMEZ RIVERO, Ricardo, El primer Consejo de Estado constitucional, 1812-1814,
Pamplona, Civitas-Thomson Reuters, Aranzadi, 2012; 277 pp. ISBN:
978-84-470-3980-7; y Consejo de Estado y Regencia del Reino (1812-1814).
Cádiz, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz y Fundación Cen-
tro de Estudios Constitucionales 1812, 2013, 363 pp. ISBN: 978-84-9828-438-6
La prolífera arborescencia orgánico-consultiva, jurisdiccional y gubernativa, del
régimen jurídico-político de la Monarquía Hispánica en el Antiguo Régimen, quedó
consciente y deliberadamente talada –no sólo podada, que había sido recurso inveterado
de un tiempo ya por periclitar–, bajo el constitucional de las Cortes de Cádiz, desde 1812.
Hasta el extremo de sobrevivir institucionalmente, con nueva estructura, composición,

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA