Glosario

Autor:Jone Martínez-Palacios
Páginas:251-252
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 251

Androcentrismo: Ideología del sistema patriarcal que toma como medida y centro la experiencia acumulada del hombre y desacredita o invisibiliza la de las mujeres.

Campo político: Término acuñado por Pierre Bourdieu (1981, p. 3 -4). “El campo político es el lugar donde se engendran, en un contexto de concurrencia entre los agentes integrados en él, productos políticos, problemas, programas, análisis, comentarios, conceptos, eventos, entre los que los ciudadanos ordinarios, reducidos a estatus de consumidores, deben elegir, arriesgándose a malos entendidos debido a su lejanía respecto de los lugares de producción”.

Capacitismo: Siguiendo la definición de Toboso y Guzmán (2010, p. 70), “el capacitismo se basa en la creencia de que algunas capacidades son intrínsecamente más valiosas, y quienes las poseen son mejores que el resto; que existen unos cuerpos capacitados y otros no, unas personas que tienen discapacidad o diversidad funcional y otras que carecen de ella, y que esta división es nítida”.

Capital cultural: Es la acumulación de las distintas formas en las que aparece el saber. Bourdieu matizaba que éste “puede existir en tres formas: la incorporada (embodied) por ejemplo en las disposiciones durables de la mente y el cuerpo; en el estado objetivado, en forma de disposición de bienes culturales (libros, fotos, diccionarios, etc.) y en el estado institucionalizado, una forma del objetivado que tiene que estudiarse aparte (…), porque confiere propiedades enteramente originales al capital cultural” (se trataría sobre todo de títulos académicos institucionales –licenciatura, doctorado, etc. –) (Bourdieu 1986).

Capital simbólico: Según Bourdieu (1993, p. 55) es “cualquier especie de capital (económico, cultural, social, etc.) en tanto que es reconocido por los agentes sociales capaces de acordarle un valor social”. Éste puede aparecer de distintas formas de las que rescatamos dos: el capital lingüístico y el capital político. El primero hace referencia a la forma de hablar, de expresarse, de elaborar un discurso, a la capacidad de enunciar y tiene que ver con el hecho de conocer los códigos del lenguaje, conocer idiomas, saber expresarse, etc. Está vinculado al reconocimiento social de una disposición de capital cultural (en el sentido que tener un buen dominio de los idiomas o conocer vocabulario formal está vinculado a la posesión de fuentes culturales). El capital político sería la capacidad reconocida de enunciar en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA