Gaston Bouthoul y la polemologia.

Autor:Molina, Jerónimo
Cargo:ESTUDIOS
 
EXTRACTO GRATUITO

Gaston Bouthol founded a particular sociology known as polemology. Skeptical about the pacifism and critic of the juridical illusion of the international regulation of the peace-phenomenon, he studied the war-phenomenon without moralising prejudices. Polemology, that involves a critic of culture, is focused on the social function of war, known as the most important institution of destruction. The study of major wars enabled him to raise an hypothesis that foresees the periodicity of wars.

Keywords: polemology, demography, war; Gaston Bouthoul.

**********

Gaston Bouthoul nació en Monastir, ciudad costera del entonces Protectorado francés de Túnez, en el año 1896. Hombre de una vasta cultura, fue autor de una imponente obra sociológica cuyos presupuestos, desarrollados sistemáticamente después de la Guerra mundial II, ya estaban perfilados en sus trabajos de 1935 a 1939 sobre las tendencias demográficas. Los aires de la moda sociológica, que durante los años 60 favorecieron los estudios sobre el conflicto en el mundo anglosajón, impulsaron también la original empresa intelectual que este demógrafo presentó en 1945, la Polemologia. Una sociología especial consagrada al estudio de las guerras. Por razones de índole diversa, tanto científicas como financieras, sin despreciar otras más prosaicas como los celos profesionales o el vacío que le hizo la sociología marxista o marxistizada de la época, el magisterio de Bouthoul quedó truncado mediada la década de 1970. Este trabajo (1) presenta el esquema de una biografía intelectual del sociólogo francés y una relación de su empresa científica. Lo queremos dedicar a su memoria en el XXVII aniversario de su muerte.

  1. PERFIL DE UNA DISIDENCIA INTELECTUAL

    No es extraño que el nombre y la obra de este agudo sociólogo hayan caído en el olvido (2). Su pensamiento incomodó a los pacifistas de profesión, para quienes Bouthoul, en su aislamiento, era un escritor que había osado adoptar como lema "Si quieres la paz, conoce la guerra" (Si tu veux la paix, connais la guerre) (3). Esta fórmula, que cifra su concepto del pacifismo funcional, es decir, científico y no meramente declamatorio, actualizó el clásico si vis pacem, para bellum. Le acusaron por ello de enemigo de la paz; pero no era un belicista ni un militarista. El estudioso del cáncer, decía con ironía a sus odiadores, no pretende que las gentes lo desarrollen, sino todo lo contrario, conocerlo para remediar sus efectos mortíferos. Para Freund, que frecuentó su trato, Bouthoul era lo más opuesto a un exaltado: un hombre "dotado de un juicio recto" (4), "un ser de una distinción, una discreción y una cortesía como de otro siglo" (5).

    La posteridad intelectual de los escritores suele ser incierta y provisional. La de este demógrafo y polemólogo resulta, además, oscura, pues su legado científico apenas si es reclamado ahora, en los comienzos del siglo, por un puñado de amigos y discípulos ex lectione. El enunciado de la verdad libera a los hombres, pero se ve que puede también desasosegarlos hasta la irritación.

    A juzgar por lo que parece una alteración ortográfica de su nombre de familia, Boutboul (o Bouthboul), un cierto misterio vela sus orígenes tunecinos. Pocos datos hemos podido colectar de su mocedad y juventud, pero es seguro que inmediatamente después de la Gran guerra se encuentra instalado en París. En La Sorbona concluyó la carrera de leyes, interrumpida por la guerra. En 1922 alcanzó el doctorado en ciencias políticas y económicas con una tesis principal sobre La durée du travail et l 'utilisation des loisirs (6), y una tesis secundaria titulada Étude sociologique de la natalité dans les faits et la doctrine (7). El cursus honorum del magisterio universitario estuvo marcado para Bouthoul por su inclinación por la demografía y la economía política. Durante algunos cursos profesó como Asistente en la Facultad de Derecho parisina. Fueron sus mentores economistas de gran renombre: Charles Rist [1874-1955], Jean Lescure [1882-1947] y Albert Aftalion [1874-1956] (8). Los estudios sobre las crisis económicas periódicas fueron el punto de contacto entre ellos. En sus trabajos, según reconocería más tarde el discípulo, recogió una de sus intuiciones científicas más discutidas: el carácter periodomorfo del fenómeno guerra.

    Bouthoul no debió tener demasiado éxito en los concursos para la agregación universitaria en las Facultades de Derecho, lo que le obligó a rectificar su trayectoria. Ejerció como abogado y tradujo obras de economía y política (v. gr. Gaetano Mosca [1858-1941], Robert Michels [1876-1936]) (9). Admirador de Gabriel Tarde [1843-1904], a cuyo perfil de sociólogo olvidado (10) terminó asemeiándose el suyo, elaboró una nueva tesis para colacionar el Doctorado en letras, en esta ocasión por la Universidad de Burdeos. Se trata de L'invention (11), un estudio sistemático que complementa idealmente las páginas que Tarde dedicó a la imitación como fenómeno psíquico-social de primer orden. "Los dos fenómenos psíquicos fundamentales que gobiernan la vida social y explican su completo desenvolvimiento son la invención, que crea los tipos nuevos de ideas y acciones, y la imitación, que los difunde" (12).

  2. DE LA DEMOGRAFÍA A LA POLEMOLOGÍA

    A partir de 1935, en el nuevo entorno académico que acogió sus investigaciones, la École des Hautes Études Sociales, cristaliza su pensamiento demográfico, presupuesto de su teoría de las guerras. Sus conjeturas sobre el crecimiento de la población no fueron bien recibidas en Un país con la impronta natalista del Código de la familia (1939) (13), pero le habilitaron como demógrafo solvente (14). En vísperas de la Drole de guerre expuso por primera vez su hipótesis sobre la función demográfica de las guerras y su periodicidad: "Sur la fonction presumée et la périodicité des guerres" (15). Aunque la movilización militar interrumpió sus trabajos, el "descomunal choque afectivo de 1940", operando como un tiempo cualitativo, en el sentido de la durée bersogniana (16), transformó profundamente la actitud de los europeos ante el fenómeno guerra. El fracaso del pacifismo del Interbellum, abrazado irracionalmente al ilusionismo jurídico (17), puso de manifiesto para Bouthoul que si algo caracteriza históricamente a la paz, a todas las paces, es su precariedad. De una forma u otra, todas sepierden. "Hasta ahora, escribía en el texto programático que inauguraba su revista Guerres et paix, la victoria ha favorecido a uno u otro beligerante; uno ganaba la guerra, pero inexorablemente los dos perdían la paz" (18). Constatación empírica de todo ello es, según Bouthoul, la propia historia política del hombre, en la que se registran ocho mil tratados de paz conocidos (19).

    El tiempo político de 1945 era ya muy diferente al de la preguerra. Por imperativo de cordura era preciso reconocer que el pacifismo ingenuo del mundo de Jules Verne [1828-1905], "optimista y abierto a los sueños de la adolescencia", había periclitado. La época de Paul Valéry [1871-1945], uno de sus literatos epónimos, resulta ser el polo contrario de aquella: "un mundo finito, cerrado, grave, inventariado, dividido y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA