Fundaciones: su capacidad, de Antonia Nieto Alonso.

Autor:José María Chico y Ortiz
Páginas:738-739
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 738

    NIETO ALONSO, ANTONIA. Fundaciones: su capacidad. Especial consideración a la realización de actividades mercantiles e industriales. Fundación «Pedro Barrié de la Maza, Conde de Fenosa», La Coruña, 1996.

La forma persuasiva, indirecta y con acento gallego muy pronunciado que la autora de esta monografía utilizó telefónicamente desequilibró la balanza a su favor y rápidamente me comprometí a realizar una recensión de la obra, que tiene por base la tesis doctoral de la autora que mereció en su día el cum laude. Ha pasado un poco de tiempo desde que recibí el volumen -que supera las quinientas páginas- debidamente dedicado y al iniciar la andadura de la recensión me siento acobardado ante lo poco que sé del tema para poder dar una versión del contenido de la monografía. Y digo esto aun y a pesar de que en el Programa para oposiciones a Registros y Notarías de los años cuarenta y tantos (fecha en que la autoridad paterna me vinculó a ese calvario) había un tema en la materia de Derecho Hipotecario donde expresamente se preguntaba por la «inscripción de bienes de los establecimientos de beneficencia a instrucción de carácter público o particular» y los requisitos para su enajenación y gravamen. Tema que, por cierto, ha desaparecido en la versión de 10 de abril de 1996.

Como la autora hizo en su día oposiciones comprenderá y sabrá disculpar mi desconocimiento. ¿Cómo salvamos las dificultades que encerraba ese tema? La verdad es que no lo recuerdo, pues aún no habían aparecido los dos estudios de Badenes Gasset sobre beneficencia y fundaciones, sin que para ello me sirviera el fabuloso libro de «aventuras» de Santa Teresa de Jesús, El libro de las fundaciones. Con el estudio monográfico que la autora nos brinda se hacen fáciles todos los problemas que esta figura jurídica de las fundaciones ofrecía. Lo que siento es que haya desaparecido el tema.

Agradezco desde estas líneas las frases que la autora me brinda en su dedicatoria primaveral, pero he de contestar que el que de verdad se siente orgulloso de la amistad con la autora soy yo, aunque esto lo diga en un «otoño caliente» El agradecimiento comprende la claridad y profundidad con las que se trata el tema.

Consta la publicación de una tabla de abreviaturas y siglas, de un Prólogo al que nos vamos a referir, de una Introducción y de tres partes a las que siguen una legislación sectorial, un Apéndice jurisprudencial y una amplia bibliografía y fuentes documentales. Todo ello nos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA