Los fondos de inversión inmobilial

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
1. Concepto y caracteres principales

Los fondos de inversión inmobiliaria son instituciones de inversión colectiva de carácter no financiero que tienen por objeto social exclusivo la inversión en cualquier tipo de inmueble de naturaleza urbana para su explotación en arrendamiento. Los fondos deberán tener invertidos en los inmuebles adecuados al menos el 70% de su activo y deberán mantener un coeficiente de liquidez mínimo del 10%, pudiendo invertirse el resto en valores de renta fija negociados en mercados secundarios.

El patrimonio mínimo de los fondos es de 9.015.181,57 euros. Las participaciones en el fondo son nominativas y tienen la consideración de valores negociables, pudiéndose representar mediante certificados sin valor nominal o mediante anotaciones en cuenta. Su número mínimo de partícipes es el que en cada momento sea necesario para que una sociedad cotice en Bolsa, es decir, al menos, 100 (con menos del 25% de participación cada uno). Las aportaciones al fondo podrán realizarse en efectivo, en inmuebles o en valores.

Los partícipes deberán poder suscribir o reembolsar sus participaciones al menos una vez al año, salvo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores ("CNMV") autorice excepcionalmente que la posibilidad de reembolsar se difiera algo más en el tiempo, con el límite de dos años, por motivos de mercado o para asegurar la estabilidad del fondo.

En términos generales, los fondos deberán invertir su activo en inmuebles terminados o en sociedades que tengan fundamentalmente un único inmueble, siempre que la adquisición de la sociedad sea para disolverla en un plazo de seis meses y el inmueble se destine al arrendamiento.

Asimismo, podrán invertir en inmuebles en construcción y en opciones de compra, siempre que éstas no superen el 5% del valor del inmueble, hasta el límite del 20% de su activo total, valorándose las opciones y compromisos de compra por el valor del inmueble a los efectos del límite descrito.

Además de en los activos anteriormente descritos, podrán invertir también en la adquisición de la titularidad de derechos reales y concesiones administrativas sobre bienes inmuebles, siempre que las mismas permitan cumplir su objetivo de ser arrendados.

Las sociedades gestoras de los fondos, así como las sociedades...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA