El filosofica, defensor de la dignidad humana (1).

Autor:Urabayen, Julia
Cargo:Gabriel Marcel
 
EXTRACTO GRATUITO

Gabriel Marcel es uno de los filósofos franceses del pasado siglo XX que más pacientemente ha reflexionado sobre el sentido de la filosofía, del filósofo y del ser humano. Pocos pensadores han sentido tan profundamente como él el papel ético y humanizador que el filósofo está llamado a cumplir. Por otra parte, es un pensador polivalente, que ha desarrollado su concepción de la realidad en tres dimensiones: filosófica, teatral y musical. En una ocasión comparó su pensamiento con un país como Grecia, dotado de una parte continental (la filosofia) y una insular (el teatro), pero íntimamente conectado (la música)2. Estos dos rasgos de su filosofia, entre otros, hacen de Marcel un claro punto de referencia en la reflexión filosófica del siglo XX. A pesar de que no es un filósofo muy conocido, el interés por él crece día a día y progresivamente va alcanzando el lugar que le corresponde.

Este monográfico pretende ser, en este sentido, una contribución de algunas de las personas que mejor conocen su pensamiento a difundir y rendir homenaje a este pensador itinerante. La idea de realizar esta obra sobre este filósofo surgió el año 2003, momento en el que se cumplían 30 años de la muerte de Gabriel Marcel. Por ello, aunque publicado tardíamente, se concibió como una conmemoración. Sin embargo, este tiempo de maduración y elaboración, de reflexión segunda y de interiorización, tan marcelianas, han tenido como resultado que se publique el año en el que se conmemora el centenario del nacimiento de tres de los grandes filósofos franceses del siglo XX, con los que Marcel mantuvo una relación personal y filosófica: Emmanuel Mounier, Jean Paul Sartre y Emmanuel Levinas (quien según el calendario gregoriano habría nacido en 1906 y según el juliano en 1905). La relación de Marcel con Sartre y Levinas aparece en varios artículos de un modo directo. En cambio, su relación con Mounier ha quedado un poco más en la sombra. Con el objetivo de retornar esta conexión, tras la presentación del monográfico, realizaré una breve incursión en este punto.

En primer lugar, me gustaría señalar que en los diversos artículos se hace patente muy claramente el carácter polifacético de la obra de Marcel, ya que se tienen en cuenta las tres dimensiones de su obra. Igualmente está muy presente la concepción humanista que guía su investigación. En este punto, hay que destacar que este número no habría sido posible sin el apoyo de la dirección de la revista Anuario Filosófico, especialmente su directora en aquel momento, María Jesús Soto, y del Decano de la Facultad de Filosofía, en 2003, Angel Luis González. Tampoco habría sido viable sin la participación de los autores, de los "marcelianos" que tan amablemente respondieron a la invitación. Mi más sincero agradecimiento a todos ellos por sus trabajos, que son estudios de una gran calidad. Ante todo, me gustaría recordar a quienes, por motivos de salud, no han podido realizar su deseada contribución: Feliciano Blázquez Carmona y Pietro Prini. Ambos aceptaron gustosamente participar en este número y me animaron a llevarlo a cabo. Por ello, aunque al final no han podido contribuir con sus estudios, lo han hecho con su aliento y apoyo. Quienes sí han colaborado con sus reflexiones son: José Luis Cañas-Fernández, Profesor Contratado Doctor de la Universidad Complutense de Madrid y traductor de Aproximación al misterio del ser: posición y aproximaciones concretas al misterio ontológico; André Dévaux, Profesor Emérito de la Universidad de la Sorbona y amigo de Marcel, quien, por su avanzada edad no ha podido realizar una contribución original, pero nos ha dado la autorización para traducir y publicar uno de sus escritos sobre Marcel; Geneviève Duso-Baudin, Profesora de clases preparatorias científicas en Metz y una de las personas que mejor conoce el pensamiento de Marcel en Francia; Alfonso López Quintás, Catedrático Emérito de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas; Iolanda Poma, Profesora de la Universidad del Piemonte Orientale y traductora de alguna de las obras de Marcel al italiano; Xavier Tilliette, Profesor Emérito del Instituto Católico de París, del Scolasticado del Centro Sèvres y de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma y, sin duda alguna, una de las personas que más profunda y esencialmente ha pensado sobre Marcel; Marcel Belay, una de los "discípulos" que más ha escrito sobre Marcel y que mantiene una relación muy cercana con la Association Présence de Gabriel Marcel; Dolores Conesa, Doctora en Teología y Doctoranda en Filosofia de la Universidad de Navarra; Luis Manuel Flores-González, Profesor de la Universidad Católica de Santiago de Chile, experto en Levinas y Marcel; Simonne Plourde, Profesora de la Universidad de Québec en Rimouski, autora, entre otras obras, del vocabulario filosófico de Marcel; Jesús Ríos Vicente, Profesor de la Universidad de A Coruña y Franco Riva, Profesor de la Universidad del Sacro Cuore de Milán. Igualmente, deseo agradecer su paciente y diligente trabajo a Margarita Iriarte, quien ha traducido todos los articulos del francés y del italiano al castellano. En último lugar, gracias a las personas que, de diferentes formas, me han animado a la realización de este número.

El presente monográfico dedicado a Marcel está dividido en dos secciones y está precedido por una breve nota de Anne Marcel. La hija política de Marcel, la "belle fille" --en la hermosa expresión francesa-- ha ocupado durante mucho tiempo el cargo de secretaría en la Association Présence de Gabriel Marcel, que actualmente tiene su sede en la casa de Marcel, donde viven su hijo y su mujer, en la calle Toumon. Ella es la persona que, con una amabilidad y disponibilidad extraordinarias, se ocupa de facilitar el material bibliográfico y las indicaciones

más precisas a los investigadores del pensamiento de su padre político. Aunque, como Anne Marcel suele recordar, ella no es filósofa, conoce con precisión las obras y el pensamiento de este filósofo.

La primera parte del monográfico, que se centra en una reflexión sobre las perspectivas metodológicas del autor, está compuesta por seis artículos que abordan aspectos relativos a la forma en la que el filósofo francés pensaba o comprendía la filosofía y, más concretamente, "su" filosofía. La definición de la actividad filosófica es una de las temáticas más importantes en el pensamiento de Marcel. Desde sus primeras obras, en las que se centra en una intensa discusión con las posturas idealistas, hasta la consecución, paulatina, de la concepción de su filosofía concreta, éste es el núcleo de su reflexión. Posteriormente, son las cuestiones antropológicas y éticas las que tienen un peso mayor en sus obras, pero la pregunta sobre la filosofía y el papel del filósofo sigue estando presente hasta sus últimos escritos. Marcel fue siempre un vigía de lo humano y una de sus preocupaciones existenciales e intelectuales fue el papel que puede y debe jugar la filosofía en la defensa del ser humano frente a la deshumanización.

Este primer grupo de artículos aborda, desde diferentes perspectivas, una temática que podría ser englobada bajo el título de La concepción marceliana de la filosofía. El artículo que abre la sección trata de establecer, o más concretamente, de sacar a la luz la relación que existe entre el primer Marcel y el primer Sartre. Su autor, José Luis Cañas Fernández, presenta a los dos pensadores franceses que, en diversos manuales de filosofía han sido catalogados como representantes de un existencialismo cristiano --Marcel-- y de un existencialismo ateo --Sartre-- de un modo diferente. Cañas incide en la relación personal que hubo entre ambos filósofos y en la raíz común de sus diversos planteamientos: el cristianismo o la matriz cristiana. Es decir, rechaza la distinción establecida por el mismo Sartre y, con Marcel, busca el sentido de la divergencia de sus posturas desde su punto de convergencia.

El segundo artículo está escrito por uno de los "discípulos" de Marcel: André Dévaux. Es un breve texto que fue publicado en 1991 en el número uno de la revista de la Asociación Présence de Gabriel Marcel. Dicho número, que hace tiempo está agotado, es el primero de una revista que ha sido concebida como el medio de comunicación de una asociación formada por familiares, discípulos, filósofos y personas que conocieron a Marcel y trabajan día a día para fomentar o dar la mayor difusión posible al pensamiento de este filósofo. En estas páginas de Dévaux se ve la intensidad y el cariño del trato humano que el autor tuvo con Marcel. La cuestión abordada es también metodológica: la relación entre la razón y el amor en la filosofía, tal y como la concibe el pensador itinerante por excelencia. Marcel, tal como muestra Dévaux, trata, especialmente en sus primeros trabajos que culminan en Journal Metaphysique, Être et avoir y Du refus à l'invocation, de superar o romper con una determinada noción de racionalidad, propia de la modernidad y busca la forma de integrar la inteligencia y el amor en una síntesis fructífera que permita establecer una nueva filosofia.

El siguiente estudio, de Geneviève...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA