Reseña bibliográfica de la obra «La reforma del arbitraje de 2011», Ed. Tirant lo Blanch, Valencia, 2013 (autor: Enrique César Pérez? Luño Robledo)

Autor:Fernando H. Llano Alonso
Cargo:Profesor Titular de Filosofía del Derecho Universidad de Sevilla
Páginas:485-489
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 485

La institución del arbitraje ha formado parte esencial del procedimiento civil prácticamente desde sus orígenes en el Derecho romano republicano hasta el presente. Aunque posterior al órgano jurisdiccional por antonomasia (el iudex), cuyos remotos orígenes se remontan a los tiempos en los que era la única autoridad competente para mediar en todos los litigios entre ciudadanos, el árbitro (arbiter) gozaba en la época clásica de unas facultades –arbitrium– más amplias de las que disponía el juez para el desempeño de su cometido.

En el estudio que aquí nos ocupa, La reforma del arbitraje de 2011, el autor, Enrique César Pérez–Luño Robledo, demuestra la importancia que tiene la adopción de un buen método de investigación para entender cabalmente, en todas sus dimensiones, la realidad compleja y cambiante de una institución que, sin embargo, ha perdurado en el tiempo, desde la Antigüedad hasta el presente; por eso mismo, el autor se decanta, sin vacilaciones, por este método histórico para realizar una aproximación diacrónica al arbitraje en el sistema jurídico español, aunque no por ello soslaya, ni deja de recurrir cuando es preciso, a otros dos métodos complementarios: el método lógico–sistemático de análisis normativo, y el análisis lingüístico de la normativa arbitral.

Page 486

A partir de estos presupuestos metodológicos, el autor dirige certeramente su estudio hacia tres objetivos claros: en primer lugar, dilucidar los presupuestos históricos y sistemáticos de la actual reforma del arbitraje en el ordenamiento jurídico español; en segundo lugar, valorar con sentido crítico el alcance de dicha reforma; y por último, destacar los aspectos más relevantes de la nueva reglamentación. A cada uno de estos objetivos dedica el autor un capítulo, de forma que el libro se estructura en tres partes conexas pero bien diferenciadas:

En el Capítulo I se lleva a cabo un concienzudo estudio del arbitraje como una constante histórica que ha ido experimentando variaciones a lo largo del tiempo. Naturalmente, no está en el ánimo del autor realizar una exposición exhaustiva ni completa de la evolución del arbitraje, sino exclusivamente señalar el itinerario histórico recorrido por esta institución en nuestra cultura a través de sus cuatro fases más significativas: la primera correspondería a la génesis del arbitraje en la cultura clásica occidental (Grecia y Roma), donde el arbitraje se presenta como una de las fuerzas generadoras de la experiencia jurídica; en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA