El Derecho familiar, la familia y la legalización de las drogas

Autor:Eduardo Lopez Betancourt
Páginas:345-354
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 345

Es realmente un reto pararse en este lugar para hablar de una materia que en principio parece no estar relacionada con el Derecho Familiar. El doctor Betancourt me hizo favor de invitarme a este evento y de regalarme su libro que todos deberían tenerlo, creo que es uno de los libros más completos no sólo aquí sino a nivel internacional, tiene una información fidedigna, tiene una serie de instrumentos que llegan hasta las encuestas, que da la investigación de campo una realidad que no es hablar en cuatro paredes, sino haber ido a consultar a diferentes sectores de la población, tener las respuestas. Lo que hace en este libro real-mente algo que cada familia en México debería tener.

Hay muchos fantasmas en relación a las drogas, se inventan muchas historias y probablemente, es mi primera apreciación, todo este maremágnum de información y desinformación tiene un propósito oculto que es, que pocos sepan y que se siga explotando esto como una calamidad, no sólo para los mexicanos sino para el mundo entero.

Finalmente acepté la invitación de Eduardo, sin embargo, ruego a ustedes y a los señores del Presídium sean magnánimos con lo que les voy a decir, que objetivamente es lo que pienso, es lo que está fundado en lo que he investigado, lo que hemos manejado en el Derecho Familiar, precisamente así se llama la conferencia: “Derecho Familiar, la Familia y la Legalización de las Drogas”.

Page 346

I Introducción

“Mientras haya substancias prohibidas, habrá un mercado negro, que provea los recursos necesarios, para mantener los emporios de los cárteles, que todos conocemos hoy en día” (Dr. Julián Güitrón Roig).

Un resultado preocupante de la legalización de sustancias ilícitas, es que una mayor parte de la población, haga uso de ellas, por lo que las campañas de educación, en contra de su uso, no sólo deben continuar, sino incrementarse estratégicamente.

Para fines prácticos y en referencia al uso de drogas, la población puede dividirse en tres grupos; el que consume las drogas habitualmente, otro que no las consume específicamente, como resultado de la educación y no por falta de recursos, y finalmente, el tercero, vulnerable y falto de formación, en el que, el no usar drogas, depende de la falta de recursos para comprarlas. Este tercer grupo, es el que más preocupa, en el sentido de que al legalizarse la droga, más individuos hagan uso de ella, habitualmente.

La mayoría de la población, pertenecemos al grupo educado, que evita las drogas, por saber las consecuencias, que su uso implica y aunque la ofrecieran gratuitamente, no la consumiríamos.

Las predicciones fatalistas, que auguran una población sumida en el consumo habitual de las drogas, si se legalizan, sólo intentan terminar cualquier discusión civilizada, en cuanto a los posibles beneficios de legalizarlas. ¿A ustedes, si les ofrecieran una dosis de heroína, ahora mismo y gratis, la consumirían porque es gratuita?

Hoy en día, quizás más que nunca, en la historia de nuestro país, se han revelado un sin número de redes de corrupción y poder, dominadas por los cárteles. Desgraciadamente, no es sólo que el grupo de sicarios, sea muy fuerte y bien organizado, sino que se ha infiltrado íntimamente, en los organismos que existen para combatirlos. A pesar de lo impresionante de los hallazgos de corrupción, de la verdad, de cuán lejos llegan los tentáculos de los cárteles, sólo se pueden hacer suposiciones.

Al norte del país, en especial en Ciudad Juárez, tenemos una muestra de lo anterior. Esta ciudad, es actualmente la más peligrosa a nivel mundial, incluyendo el Medio Oriente, donde musulmanes y judíos, se disputan las tierras santas o en Irak o Afganistán, donde hay una guerra activa y masiva. A pesar de eso, Ciudad Juárez, nada más por estadística de muertes, es el sitio más peligroso del mundo.

La fuerza del ejército y los miles de efectivos policiacos, no han podido acotar las matanzas. ¿Qué otra alternativa tenemos para desarmar a los cárteles de raíz, al cortar drásticamente los ingresos en efectivo, que hacen posible ese empo-

Page 347

rio? Legalizar las drogas, reduciría al enemigo rápidamente, quizás, al punto de su disolución.

Hay muchas incógnitas en cuanto al método de legalización. Hay que establecer el perfil detallado, de cada una de las sustancias ilegales, para determinar, cómo se manejarían legalmente. A partir de un acceso libre, como sucede con el alcohol, el tabaco y el café, hasta involucrar a médicos, que las prescriban en los casos pertinentes.

II Razones para legalizar la droga

Los que quieren consumirla, lo hacen a pesar de su prohibición. Se consigue fácilmente y a precio accesible. Según estadísticas, los consumidores a nivel mundial, van en continuo aumento.

En la lucha de los gobiernos, por detener al narcotráfico, ha resultado como su peor consecuencia, la muerte de muchos ciudadanos inocentes.

Los gobiernos gastan cantidades excesivas de su presupuesto, para combatir el narcotráfico, sin éxito. Esto, en detrimento de los gobernados, ya que los medios recaudados por el Estado, no se aplican a sus necesidades más inmediatas de educación, salud, fuentes de trabajo, programas integrales para disminuir la pobreza, rescate ambiental, entre muchos otros aspectos. Está comprobado que por ejemplo, Colombia y Afganistán, han incrementado notablemente su producción de cocaína.

El aumento de la demanda y las dificultades para su producción y distribución, han subido los precios y consecuentemente, las ganancias de los narcos. De este modo, han proliferado, por necesidad económica y sin otra posibilidad de opciones, muchas personas ajenas a estos grupos, que se han alquilado para su producción y transportación, aun a costa de su salud, integridad física y seguridad personal y familiar.

La mayoría de las corporaciones involucradas en la lucha contra los narcos, están infiltradas y corrompidas por ellos, en todos sus niveles.

La violencia generada para combatir al narco, afecta primordialmente a la sociedad ajena a esta actividad, por las represalias y venganzas de los narcos; convirtiendo a lugares antes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA