Evolución doctrinal y jurisprudencial de los daños morales

Autor:José María Ferrer Vicente
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

Ha sido cuestión discutida si la responsabilidad extracontractual cubre los «daños morales».

a) Concepto

Estos son identificados por la doctrina mayoritaria con los daños que afectan a bienes extramatrimoniales. GARCÍA SERRANO en un artículo titulado «El daño moral en la jurisprudencia civil» critica esta concepción por considerarla demasiado amplia, ya que las lesiones físicas son también extramatrimoniales. Por ello delimita el daño moral por exclusión, calificándolo de antijurídico, no patrimonial y no físico.

El Tribunal Supremo tiende en sus sentencias a ejemplificar los supuestos más notables de daño moral. Se citan los que afectan a la salud, al honor y a la libertad. Por su elegancia y concisión merece destacarse la definición que la STS de 25 de julio de 1945, hace del honor mercantil, como «aquel conjunto de cualidades que se resumen en la fórmula de verdad sabida y buena fe guardada que deben ser características del comercio».

b) Fundamento

Se discute el fundamento de la obligación de responder por los daños morales. La causa de la discusión es que no parece claro cual pueda ser la misión que desempeñe una condena pecuniaria.

  1. Según WINDSCHEID, consiste en un resarcimiento que no difiere esencialmente de ningún otro. A ello se objeta que estos derechos de la personalidad no pueden traducirse en términos económicos.

  2. Según RIPERT en su obra «La Regla Moral en las Edificaciones Civiles», ha defendido el carácter de pena privada de esta condena.

  3. La teoría que mejor encaja en el concepto de daño moral es la de la condena pecuniaria como un modo «sui generis» de satisfacción o compensación, cuando no quepa la reparación específica o que esta sea insuficiente.

    c) Derecho español

    En nuestro Derecho histórico, hay el la Leyes de la Partidas un claro precedente de la actual doctrina sobre indemnización de daños morales al regular en la Partida 7.a, Título IX, Ley XXI, la indemnización o satisfacción correspondiente al que ha sufrido deshonra.

    En nuestro Código Civil el daño moral no está expresamente previsto, pero tampoco lo excluye y cabe incluirlo en el tenor amplio del art. 1902.

    En cuanto a la evolución jurisprudencial cabe distinguir varias fases:

  4. En la primera se niega la indemnización del daño moral porque no siendo valorable, no es posible fijar la cantidad en que consista el perjuicio (STS de 6 de diciembre de 1882).

  5. La segunda fase se inicia con la famosa sentencia de STS 6 de diciembre de 1912. En este caso lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA