Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): Base imponible / Estimación directa simplificada / Gastos de difícil justificación

RESUMEN

Plan General Contable / Real Decreto Legislativo / Real Decreto --- ; 3/2002 ; 1775/2004 art. Quinta Parte, NVC 17ª ; 28.4º ; 26 a 29

 
EXTRACTO GRATUITO

Pregunta

Una sociedad S.C.P. que tributa por estimación directa simplificada se aplica cada año el 5% de gastos de difícil justificación.

¿Cómo se contabiliza dicho gasto, con qué contrapartida? ¿Qué cuentas habría que utilizar?

¿Cómo afecta a los socios? Ellos reciben cada año, de la sociedad los resultados según su participación. En el haber de la sociedad quedará una partida que, llegado el momento de la liquidación de la sociedad ¿Cómo se tratará?

AMPLIACIÓN CONSULTA

¿Debo entender que los socios tributan en su IRPF por el resultado contable menos ese 5% de gastos de difícil justificación pero que, en cambio, se reparten los beneficios según el resultado contable, que es el real? ¿Se trata solamente de una corrección de ese resultado contable a la hora de tributar por el rendimiento de la sociedad pero se mantiene el reparto según los resultados reales?

Respuesta

No podemos, en absoluto, extender la normativa fiscal a la contable debido a que, a pesar de sus innegables e innumerables conexiones, pertenecen a dos ámbitos del Derecho totalmente diferenciados. La conexión en este caso la produce el hecho de que la normativa tributaria se remite, total o parcialmente, según los casos, a la contabilidad para determinar la base imponible fiscal. En este sentido, el 5% de gastos de difícil justificación es una figura exclusivamente tributaria para proceder a imputar, fiscalmente, aquellos gastos que, a una empresa de reducida dimensión, le sean de difícil justificación debido a la simplicidad de sus circuitos contables y administrativos. Es decir, con el objetivo de facilitarle fiscalmente a la empresa la deducción, sin ulteriores problemas de justificación, de determinados gastos menores en que las empresas incurren generalmente, y evitarse la propia Administración complejas verificaciones, se establece este sistema absolutamente objetivo de cálculo.

No obstante este sistema no puede extrapolarse a la determinación del resultado contable calculado de acuerdo con el Código de Comercio y demás normativa mercantil, en el que se establecen expresamente principios como el del devengo el del registro y el de correlación de ingresos y gastos, pudiéndose reflejar contablemente sólo aquellos gastos realmente devengados y/o producidos en la empresa. Es por este motivo que no existe partida alguna para reflejar estos gastos y los socios deberían distribuirse el resultado excedente después de haber reflejado contablemente todos los gastos en que haya...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA