El estatuto de la forma en el libro Zeta de la Metafisica.

Autor:Garcia-Lorente, Jose Antonio
 
EXTRACTO GRATUITO

Resumen: En este articulo se presenta el estatuto de la forma en el libro Zeta de la Metafisica, a partir del debate contemporaneo. Para ello, se comentan los pasajes fundamentales de Zeta que han dado lugar a interpretar la forma en terminos de particularidad o universalidad. El proposito de este trabajo consiste en mostrar si la forma en Aristoteles es particular, es decir, unica y peculiar, o es universal, es decir, comun y compartida por varios individuos.

Palabras clave: Aristoteles, forma, particular, universal.

Abstract: This paper examines the status of form in the book Zeta of the Metaphysics from the perspective of contemporary debates. For this purpose, the paper discusses critical passages that led to the interpretation of Aristotelian forms in terms of particularity or universality. The aim is to determine if form in Aristotle is particular, i.e. unique and peculiar, or universal, i.e. common and shared by several individuals.

Keywords: Aristotle, form, particular, universal.

The status of form in the book Zeta of the Metaphysics

**********

ESTADO DE LA CUESTION

El tratamiento sobre el estatuto de la forma ([phrase omitted]) en Aristoteles ha sido objeto de innumerables discusiones y a este respecto existe una literatura critica interminable. En las tres ultimas decadas del siglo XX se han ido estableciendo diferentes lineas interpretativas a partir de los comentarios al libro Zeta de la Metafisica y sobre todo a partir de un intenso debate que ha tenido y sigue teniendo lugar en el ambito de la filosofia angloamericana. En efecto, en el ano 1979 es editado por Myles Burnyeat el texto Notes on book Z of Aristotle's Metaphysics, resultado del famoso seminario en Londres entre 1975 y 1979, bajo la direccion de Gwyl E. L. Owen, y donde asistieron J. Annas, E. Ascombe, J. Barnes, D. Charles, T. Ebert, G. Fine, T. Irwin, A. Kenny, C. Kirwan, G. E. R Lloyd, A. R. Lacey, M. Schofield, R. Sorabji, D. Wiggins, M. Woods, entre otros (1). Y casi diez anos despues se publica el ya celebre comentario de Frede y Patzig, fruto del seminario de Berlin en 1985, en el que asistieron P. Aubenque, J. Barnes, J. Brunschwig, M. Burnyeat, G. E. R. Lloyd, M. Mignucci, E. Tugendhat, entre otros, con el titulo Aristoteles > (2).

A partir de aqui, se ha publicado un nuevo comentario del libro Z a cargo de David Bostock en 1994, el famoso mapa de Myles Burnyeat de 2001, y en los ultimos anos se han editado importantes textos como el estudio de Gabrielle Galluzzo y Mauro Mariani que presenta el debate contemporaneo sobre el libro Z de la Metafisica en 2006, la recepcion de este libro en la Edad Media en 2013 a cargo del propio Galluzzo, y un ultimo estudio de F. A. Lewis en 2013 sobre el libro Z, editado por la editorial Oxford University Press (3).

Uno de los problemas que sigue llamando poderosamente la atencion entre los especialistas es la cuestion de la particularidad o universalidad de las formas, pues es central para entender la concepcion aristotelica de la substancia en Metafisica Z. El problema consiste en tratar de entender si la forma en Aristoteles es particular, es decir, unica y peculiar del objeto individual del que es forma, o es universal, es decir, de algun modo compartida por varios individuos que pertenecen a la misma especie. Pero el debate contemporaneo sobre el estatuto de la forma es muy complejo, como se demuestra en el estudio de Galluzo, pues se encuentran muy diversas posiciones entre los defensores de una "teoria de formas particulares" y los de una "teoria de formas universales" (4).

Respecto a los defensores de las formas particulares se encuentran los que defienden que la forma se identifica con las substancias particulares de las que son formas. En este sentido, la forma es la propia substancia individual concreta (Sellars) (5). Tambien se encuentran los que sostienen que la forma no coincide totalmente con la substancia sensible, pues las formas particulares incluyen la materia "proxima" de una substancia sensible pero excluye su materia "remota" (Irwin y Whiting) (6). Finalmente, los que sostienen que la forma no incluye nada de materia y, por consiguiente, no se identifica con las substancias sensibles (Frede-Patzig) (7).

Respecto a los defensores de las formas universales, algunos sostienen que las formas son universales exactamente en el mismo sentido en el que lo son otros tipos de universal como las especies y los generos (Loux, Lewis, Wedin) (8). Otros, en cambio, entienden que las formas son de algun modo universales, pero no en el mismo modo en el que lo son las especies y los generos (Driscoll, Code) (9).

En lineas generales, la evidencia textual para defender una concepcion de la forma particular se basa en los siguientes lugares:

i) En el celebre pasaje de A 5, donde Aristoteles parece sostener que las causas de un objeto concreto son propias de dicho objeto (10).

ii) En los diversos momentos en los que Aristoteles caracteriza la forma como "algo determinado" ([phrase omitted]) y, por consiguiente, con un individuo unico en sentido numerico (11).

iii) En Z 13, en donde Aristoteles dedica todo un capitulo para justificar que ningun universal puede ser substancia, y la forma es substancia en sentido primario.

La evidencia textual para defender una concepcion de la forma universal se basa en los siguientes lugares:

i) En la tesis aristotelica de que solo hay conocimiento y definicion de lo universal. Por lo tanto, si las substancias primeras son lo que es objeto primero de conocimiento y de definicion, las formas deben ser universales (12).

ii) En Z 15, en donde Aristoteles dedica un gran espacio para justificar la tesis de que los particulares son no definibles.

En base al dilema de una "teoria de la forma universal" contra el estatuto de la forma en el libro zeta de la metafisica "una teoria de la forma particular", se van a considerar los pasajes fundamentales de Metafisica Z en los que se explicita el estatuto de la forma, con el fin de esclarecer el problema filosofico actual "particular o universal".

Metaph. Z 7, 1032b 1-6

La primera vez en todo el libro Zeta de la Metafisica donde aparece la identificacion entre la forma ([phrase omitted]) y el que era ser ([phrase omitted]), y esto a su vez con la substancia primera ([phrase omitted]) es el siguiente:

[Del arte] se generan todas aquellas cosas cuya forma ([phrase omitted]) esta en el alma. (Y llamo forma ([phrase omitted]) al que era ser ([phrase omitted]) de cada cosa, es decir, a su substancia primera ([phrase omitted]). Y en cierto modo, la forma ([phrase omitted]) de los contrarios es la misma, puesto que la substancia de la privacion es la substancia opuesta, por ejemplo, de la enfermedad la salud, ya que la ausencia de esta es la enfermedad, y la salud es, a su vez, el discurso ([phrase omitted]) que esta en el alma, es decir, el conocimiento (13). Entre los comentarios mas recientes, Frede y Patzig hacen notar efectivamente que se trata de la primera vez en todo el libro Z en el que Aristoteles identifica la forma con el que era ser y esto a su vez con la substancia primera. Estos autores interpretan el pasaje del siguiente modo. El que produce algo tiene, como se suele decir, in mente, la forma de lo que va a producir y, de este modo, la forma del objeto que se va a producir preexiste de algun modo en el alma del que produce. Asi se explica por que Aristoteles identifica la forma in mente con la nocion o el conocimiento de la cosa producida (14). Bostock tambien senala que la forma de lo que es producido esta presente de antemano (beforehand) en el alma del que produce, concediendo a la forma un estatuto de causa eficiente. La forma, ademas, es identificada con el [phrase omitted] de la cosa, que Bostock traduce como esencia (essence), aunque reconoce que forma, esencia y substancia estan siendo utilizados aqui por Aristoteles en un sentido poco restringido, pues se quiere cubrir todas las posibilidades del cambio (15). Ambos comentarios ponen de relieve que se trata de una concepcion de la substancia y, por ende, de la forma, que dista mucho de la presentada en las Categorias donde las substancias primeras son los objetos concretos.

Frente a esta tendencia a identificar la substancia primera con la forma in mente del que produce un objeto y esa, a su vez, con el que era ser ([phrase omitted]), alguno ha reivindicado el caracter realista y ontologico de la expresion aristotelica [phrase omitted]. Ciertamente, la expresion [phrase omitted] se asocia a universales como "lo blanco", o "el hombre" (cfr. Z 4, 1030a lss.), pero tambien Aristoteles la utiliza para indicar la individualidad de un sujeto. En el libro Delta de la Metafisica, por ejemplo, donde se presentan los diversos sentidos de la expresion en cuanto tal o por si ([phrase omitted]), se dice: "En cuanto tal tiene que decirse en varios sentidos. En efecto, un en cuanto tal es el que era ser para cada cosa; por ejemplo, Calias es en cuanto tal Calias y el que era ser para Calias. Otro, todo lo que hay en que es, por ejemplo, Calias es en cuanto tal animal, pues en el enunciado esta animal, ya que Calias es cierto animal" (16).

Lo que este texto pone de manifiesto es que el que era ser para cada cosa ([phrase omitted]) no es el ser en general, sino que va acompanado de un dativo y, por consiguiente, se trata de que era ser para Calias ([phrase omitted]). Por esta razon, senala Garcia Marques: "No preguntamos que era Calias, sino que era ser para Calias, y la respuesta que Aristoteles exige como sentido de la pregunta no es la definicion abstracta (animal ...), que responde al que es, sino que requiere el ser real y concreto de Calias, lo que el mismo en cuanto tal realmente" (17). En este lugar, el [phrase omitted] tiene que ver con la individualidad de cada sujeto, lo que un singular es en cuanto el mismo.

En este texto de Z 7, podemos apreciar que Aristoteles otorga a la forma ([phrase omitted]) un doble sentido. En un primer sentido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA