La aplicación de la normativa española sobre flexibilidad interna en una muestra de empresas innovadoras vascas

Autor:Aránzazu B. Fernández Urrutia/Miren A. Odriozola Landeras
Páginas:251-278
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 251

1. Introducción

En esta época caracterizada por el dominio de la economía financiera sobre la economía productiva, ambas globalizadas, y al margen de la situación de caída económica y de su impacto negativo en el empleo y en la condiciones de trabajo, comienzan a vislumbrarse nuevas propuestas de modelos de relaciones laborales orientados a favorecer la actividad innovadora de la empresa y cuya consolidación puede suponer un alejamiento de las concepciones tradicionales definitorias del trabajo por cuenta ajena.

Cabe pensar que la fuerte apuesta por la innovación como factor estratégico de competitividad sostenida en el tiempo favorece la salvaguarda del empleo y al mismo tiempo puede generar condiciones de trabajo más satisfactorias (Landa 2012).

Asimismo, en nuestro entorno institucional del Pais Vasco parece haber consenso sobre el hecho de que, en la sociedad del conocimiento, la competividad empresarial require poner en primer plano las estrategias de innovación, en sus diferentes modalidades, de forma que la empresa pueda anticiparse a las demandas, necesidades y preferencias de los clientes, consumidores y usuarios del mercado nacional como de los internacionales. Así, la innovación es ya sello de identidad de muchas empresas en la Comunidad Autónoma del País Vasco (en adelante, CAPV), de forma que este

Page 252

territorio constituye uno de los principales polos de innovación en el Estado español1.

Ante estas circunstancias y nuevos requerimientos, en este trabajo nos aproximamos a los rasgos de gestión práctica de las personas trabajadoras en una selección de empresas innovadoras vascas -algunas sociedades capitalistas ordinarias y otras sociedades cooperativas de trabajo asociado-, observando la repercusión positiva, neutra o, en su caso negativa de los diversos aspectos que configuran el Derecho del Trabajo y el Derecho de Cooperativas sobre dicha gestión en relación con la actividad innovadora de cada una de las mismas.

Sin perjuicio de que el número de empresas vascas manufactureras con perfil innovador es mucho mayor, en este trabajo nos hemos aproximado a una selección aleatoria de empresas innovadoras publicitadas como tales a través de sus webs corporativas, dato contrastado por disponer de medios y/o centros de I+D propios2o en cooperación con otras empresas y/o organismos públicos3, así como por ser receptoras de subvenciones públicas a proyectos innovadores4. Además, se ha tenido en cuenta su perfil exportador recogido en el Catálogo Industrial y de Exportadores del País Vasco5.

A los efectos de sistematizar la información de las empresas seleccionadas de forma comparativa, hemos elaborado sendos cuestionarios atendiendo a la naturaleza de empresa capitalista ordinaria o de empresa cooperativa en cuestión, adaptados al diverso marco regulador en el que se desarrolla el

Page 253

trabajo productivo en unas y otras. No obstante, las áreas de interés son comunes en todos los cuestionarios y se refieren a la incidencia de la actividad innovadora de la empresa en la gestión de sus recursos humanos, particularmente en materia de contratación, clasificación y movilidad funcional, movilidad geográfica, flexibilidad en la jornada, formación continua, y sistema retributivo.

La anotación de los rasgos destacables de cada una de ellas en materia de gestión flexible del personal es abordada más adelante, lo cual debemos agradecer a la colaboración de las Empresas referidas y, en particular, a la atención profesional que generosamente nos han dedicado las personas responsables de sus recursos humanos.

Previamente nos referimos al contexto favorable en que tiene lugar el desarrollo de la actividad innovadora en las empresas seleccionadas, tanto por el apoyo de las políticas públicas de la CAPV como por la valoración positiva que la literatura especializada viene manifestando sobre las tendencias de gestión flexible de los recursos humanos en relación con la innovación empresarial.

2. El contexto
2.1. El papel dinamizador de las políticas de promoción económica en la CAPV

En efecto, la defensa de la competitividad del tejido empresarial vasco mediante la apuesta por su actividad innovadora cuenta con el apoyo específico de políticas públicas del Gobierno Vasco adoptadas sobre la base de las competencias exclusivas de la CAPV en materia de “promoción, desarrollo económico y planificación de la actividad económica del País Vasco” así como de “industria” en los términos establecidos en el Estatuto de Autonomía de la CAPV6. A las anteriores se añade la competencia exclusiva de la CAPV en materia de “investigación científica y técnica en coordinación con el Estado” y que recientemente ha dado lugar al traspaso a ésta de las siguientes funciones con efectos desde el 1.01.2009:

- La ordenación, planificación, promoción y fomento de la investigación y desarrollo científico y tecnológico, industrial o de cualquier otra

Page 254

índole, e innovación en el ámbito de las competencias que corresponden a la CAPV. ? La elaboración, aprobación, ejecución, seguimiento y control de programas y proyectos de investigación, desarrollo e innovación.”

- La coordinación de las actividades de investigación y desarrollo científico y tecnológico e innovación que se realicen en el ámbito del País Vasco, sin perjuicio de las facultades que corresponden a la Administración del Estado ”7.

Asimismo, en uso de su autonomía presupuestaria8, las instituciones forales de los Territorios Históricos han aprobado subvenciones económicas para el fomento de la innovación empresarial (particularmente dirigidas a las PYMES) como parte de su actuación en materia de promoción económica9, al tiempo que la competencia tributaria foral10ha sido empleada para el establecimiento de deducciones fiscales en el impuesto de sociedades con motivo de la innovación tecnológica11en línea con las previsiones tributarias de ámbito estatal12. Con todo, se estima que las empresas vascas cuentan con mayores niveles de ayudas públicas para sus gastos de I+D que otras regiones y países (OCDE 2011, p. 44).

Las políticas públicas vascas centradas específicamente en la innovación como componente estratégico de la competitividad tienen como antecedentes el “Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2001-2004”13–del que en 2005

Page 255

nació el “Libro Blanco del Sistema Vasco de Innovación Horizonte 2010 Diagnóstico y Directrices”14–; el posterior “Plan de Competitividad Empresarial e Innovación Social (PCEIS 2006-2009)”15, y el “Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2010 (PCTI2010)”16.

Se trata de una política estratégica y prioritaria del Gobierno Vasco que tendrá continuidad los próximos años en los términos del “Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015” aprobado en 2011 (en adelante, PCTI 2015), conforme al que los recursos humanos, científicos, tecnológicos, institucionales y financieros deben reorientarse hacia mercados seleccionados por su elevado potencial de crecimiento y hacia áreas de especial interés estratégico para la CAPV. Entre los primeros se encuentran los de envejecimiento, energía, transporte y movilidad y mundo digital, así como la industria de la ciencia (proyecto ESS-Bilbao); entre las segundas destacan las Biociencias, las Nanociencias y la Fabricación Avanzada17.

Asimismo, el PCTI 2015 pretende alcanzar una inversión total del 3% en I+D sobre el PIB en 2015 con miras a lograr el objetivo europeo fijado para 2020, para lo cual propone modificar el sistema de financiación (basado en gran medida en las subvenciones18), para reactivar por diversos medios la inversión privada directa o mediante acuerdos público-privados que faciliten la asunción de compromisos a largo plazo por las partes implicadas “compartiendo el riesgo … para el desarrollo de proyectos empresariales de gran alcance en base a la I+D+i en los ámbitos de focalización estratégica” (por ejemplo, en los ámbitos del programa LIDERA19). En definitiva, el PCTI 2015 prevé una inversión total de 8.946 millones de euros para I+D a lo largo de 2011-2015, con la previsión de que la financiación privada sea del 62% y la

Page 256

pública alcance el 38% siendo gestionada desde el denominado Fondo Estratégico de Innovación20.

Las políticas puestas en marcha bajo las directrices de los citados Planes han tratado de impulsar la innovación, bien destinando recursos económicos directos a las empresas innovadoras para proyectos específicos, bien destinando recursos económicos y tutelando la generación de redes de colaboración en conocimiento entre organismos públicos y el sector privado, así como entre las empresas de un mismo sector y de sectores diversos.

En concreto, ya desde los inicios de la década de los noventa, el Gobierno Vasco y las Administraciones forales -también con aportación económica comunitaria y estatal-, han apoyado la creación de centros de I+D+i empresariales propios21, pero también de Centros Sectoriales fruto de la asociación de empresas y grupos de empresas22-particularmente a través de fórmula de preclusters23y clusters24-, así como mediante el desarrollo de

Page 257

Centros de Empresas e Innovación (CEIs); de Parques Tecnológicos25; de Centros Tecnológicos26; de Centros de Investigación Cooperativa (CICS.)27, y de Centros de Investigación Básica y de Excelencia (BERC)28–éstos desarrollados por el Departamento de Educación–, entre otros29, todos los cuales se integran, junto con las Universidades de la CAPV, en la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA