Programa de la Presidencia Española del Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (Empleo, Relaciones Laborales y Seguridad Social)

Páginas:327-332
RESUMEN

1. La estrategia Post-Lisboa 2010 - 2. Empleo - 3. Relaciones laborales y condiciones de trabajo - 4. Seguridad y salud en el trabajo - 5. Seguridad social

 
ÍNDICE
CONTENIDO

Page 327

El escenario* en el que España habrá de ejercer la Presidencia del Consejo de la UE viene determinado, además de por los retos derivados de la globalización, del impacto de las nuevas tecnologías, de la lucha contra el cambio climático, del envejecimiento de la población, de la generalización del fenómeno de la inmigración, y de las nuevas realidades sociales en el inicio del siglo XXI, por la crisis financiera que ha desembocado en crisis económica y en crisis social y que está poniendo a prueba el modelo social europeo y el nivel de bienestar y de cohesión social alcanzado hasta ahora, y por la respuesta a esta crisis, a partir de las medidas ya adoptadas y las que habrán de seguir adoptándose para superarla y para conseguir la recuperación del crecimiento económico y del progreso social.

En este contexto, se levantan voces en Europa que reclaman una desregulación de los mercados laborales, una disminución de los niveles de protección social y un endurecimiento de las condiciones de entrada en la UE para los nacionales de terceros países, coincidentes con el eco del proteccionismo nacionalista en las opiniones públicas de diversos Estados.

Además, la Presidencia española se encuentra, para la planificación de su programa de trabajo semestral, con algunos otros condicionantes, como son: la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, con sus implicaciones en los procedimientos de decisión y la generalización de la codecisión con el Parlamento Europeo, las prioridades de éste una vez constituido tras el reciente proceso electoral, y el programa de trabajo y las prioridades de la nueva Comisión, que se constituirá durante el primer trimestre de 2010.

Asimismo, el diseño del programa definitivo vendrá determinado también por los resultados de la Presidencia sueca, por el grado de avance de los expedientes que serán tratados por ella durante el segundo semestre del 2009 y el estado de situación en el que se encuentren el 31 de diciembre de 2009.

Ante esta situación, en el ámbito del Consejo EPSSCO, los objetivos de la Presidencia española en relación con las competencias del Ministerio de Trabajo e Inmigración serán: consolidar y continuar avanzando en la dimensión social europea, potenciando la construcción de un espacio con más empleo y con empleo de calidad para todos y más cohesionado socialmente, proyectando el principioPage 328de igualdad en todas sus actividades y aportando nuevas iniciativas innovadoras al debate europeo.

Este será el compromiso español que va a requerir de un esfuerzo coordinado y conjunto por parte de todos los Estados miembros y de las instituciones europeas, y de la implicación de todas las partes interesadas, especialmente de los interlocutores sociales, a través del dialogo social, y de las organizaciones de la sociedad civil.

1. La estrategia Post-Lisboa 2010

El tema prioritario de la actividad de la Presidencia española en el ámbito del Consejo EPSSCO, en materia de empleo y política social, va a ser la Estrategia post-Lisboa 2010 desde una línea de actuación que permita visualizar el compromiso por la Europa social y por la creación de empleo, así como la dimensión de la protección y la inclusión social.

Este aspecto transversal va a requerir una actividad intensa de cara a los Consejos Europeos, en especial al Consejo Europeo de Primavera 2010, para cuya preparación el Consejo informal de Ministros de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que tendrá lugar en Barcelona, en enero del 2010, será determinante a fin de consensuar una actuación conjunta que posibilite dar una respuesta adecuada a las demandas de los ciudadanos europeos, que habrá de quedar plasmada en la Estrategia post-Lisboa 2010 y en las correspondientes orientaciones para las políticas de empleo de los Estados miembros.

Por ello, la Estrategia post Lisboa 2010 en materia de empleo, habrá de seguir fijándose como objetivos generales el mantenimiento del empleo, la creación de nuevos empleos y la promoción de la movilidad; la elevación de las cualificaciones profesionales y su ajuste a las necesidades del mercado de trabajo; y el aumento del acceso al empleo; y como objetivos concretos habrá de incluir los referidos a : la mejora de la anticipación y la adecuación de las cualificaciones y las competencias de las personas a las demandas y necesidades del mercado de trabajo; la promoción y el desarrollo de los empleos verdes; el facilitar la aplicación práctica de los principios comunes de flexiguridad, con especial atención a las transiciones en el empleo y la movilidad, tanto funcional como geográfica, a asegurar redes de seguridad para estimular la participación en el mercado de trabajo, a desarrollar el enfoque del ciclo vital del empleo para lograr un mayor equilibrio entre vida social y privada, y vida profesional, y a hacer que trabajar merezca la pena; el fomento de la participación en el mercado de trabajo de los jóvenes y las personas que acceden a él por primera vez, de las personas mayores, de las personas con discapacidad y de todos los colectivos vulnerables, luchando contra su segmentación ; la promoción de la integración en el mundo del trabajo de los grupos y regiones desfavorecidos y afectados por la crisis; hacer frente al trabajo no declarado, el trabajo ilegal y la economía sumergida; e incentivar el empleo autónomo y potenciar el papel del sector de la economía social; y desde el punto de vista instrumental, el fortalecimiento del método abierto de coordinación y de fijación de objetivos cuantificados, a nivel de la Unión y de los Estados miembros.

En relación con el planteamiento de la situación de la protección social y la inclusión social, como objetivos sociales de la Estrategia post-Lisboa 2010 y el modo de su incorporación a ésta, el objetivo de la Presidencia española es el de apoyar su integración y coherencia, lo más estrecha posible, entre los objetivos de ésta en los ámbitos económico, medioambiental y de empleo con los de la cohesión social. De esta forma, la relación de los objetivos y las prioridades concretas de la Estrategia post-Lisboa 2010 en materia de empleo deberían completarse con los referidos a: la consideración conjunta de los aspectos de adecuación y sostenibilidad en el medioPage 329y largo plazo de los sistemas de protección social, las políticas de inclusión y la transversalidad de la perspectiva de igualdad de género, como elementos clave del reforzamiento de la cohesión social. Igualmente, desde el punto de vista instrumental, se apoyará el fortalecimiento del método abierto de coordinación y de fijación de objetivos cuantificados.

En la perspectiva de la Estrategia post Lisboa 2010, la Presidencia española tratará de concluir los trabajos para la adopción de la Decisión del Parlamento europeo y del Consejo por la que se establece un instrumento europeo de microfinanciación para el empleo y la inclusión social.

Siguiendo con el ejercicio de sus responsabilidades, la Presidencia española se ocupará también de la nueva Agenda Social Europea como complemento de la Estrategia post-Lisboa 2010, para facilitar la aplicación y el desarrollo de ésta, a través de las medidas y actuaciones de las Instituciones europeas y de los Estados miembros que se incluyan en ella, en base a la Comunicación que la Comisión presente a este efecto.

Otro de los objetivos de la Presidencia española será apoyar e impulsar la dimensión externa de las estrategias de empleo, de la protección social y de la inclusión social, de la Estrategia post-Lisboa 2010, en los foros internacionales, en particular en Naciones Unidas y en la OIT, especialmente en relación con la Agenda sobre el Trabajo Decente y con el Pacto Mundial para el Empleo.

Desde esta perspectiva, con los condicionantes apuntados anteriormente, entre las actividades normativas o paranormativas del Consejo EPSSCO, la Presidencia española va a impulsar las propuestas legislativas actualmente existentes o que en un futuro próximo puedan ver la luz y promover debates en torno a temas relevantes de actualidad no abordados hasta ahora en la UE en cuatro ámbitos de actuación, referidos al empleo, las relaciones laborales y las condiciones de trabajo, la seguridad y la salud en el trabajo, y la Seguridad Social

2. Empleo

En este marco de referencia, la Presidencia española prestará especial atención al desarrollo de la iniciativa «Nuevas Capacidades para Nuevos Empleos», que considera uno de los pilares fundamentales de la nueva estrategia post-Lisboa 2010 en el ámbito del empleo y para hacer frente a la crisis, como respuesta a la petición formulada por el Consejo Europeo para evaluar las necesidades de cualificaciones en la Unión Europea para el futuro, y hacer así posible la elaboración, por parte de la Comisión, del primer informe de evaluación de la eficacia de las medidas adoptadas hasta ahora por los Estados miembros. Para ello se celebrará una Conferencia ministerial sobre nuevas competencias y nuevos empleos para una Europa más competitiva, con cuyos resultados se pretende elaborar unas Conclusiones del Consejo.

Dada la importancia de la empleabilidad y la adaptabilidad de los trabajadores a las nuevas formas de empleo en la nueva Estrategia post-Lisboa 2010, así como la de la modernización y adaptación de los servicios públicos de empleo al servicio de las nuevas directrices de empleo que se adopten, durante el primer semestre de 2010 se celebrará una Conferencia dedicada a los Nuevos enfoques de los servicios públicos de empleo para promover la empleabilidad y la adaptabilidad de los trabajadores a las nuevas formas de trabajo.

La Presidencia se ocupará también de las Conclusiones sobre movilidad y carrera profesional de los investigadores europeos, adoptadas por el Consejo COMPT (Mercado interior, industria e investigación).

En el marco de las actuaciones relacionadas con el empleo, se pondrán en marcha tresPage 330iniciativas, para lo que se convocarán otras tantas conferencias, una dedicada al trabajo autónomo, el emprendimiento y la calidad del empleo, con objeto de destacar el papel de este tipo de trabajo y su contribución a la consecución de los objetivos de la Estrategia de Lisboa y del Plan Europeo de Recuperación Económica; otra sobre la Economía social en Europa, los retos a los que se enfrentan y sus oportunidades en un mundo globalizado; y la última, en el ámbito de las cuestiones relacionadas con la gobernanza, relativa a la Institucionalización de la responsabilidad social de las empresas, como resultado del proceso de diálogo permanente y multilateral y su repercusión en la mejora de la competitividad de éstas, desde la perspectiva de su complementariedad con el diálogo social y para su posible incorporación a la relación de instrumentos a disposición de las instituciones europeas y de los Estados miembros para desarrollar sus actuaciones en el ámbito de la Estrategia post-Lisboa 2010 y su Agenda Social.

3. Relaciones laborales y condiciones de trabajo

Las acciones previstas en el ámbito de la legislación laboral comunitaria en materia de relaciones laborales y condiciones de trabajo se dirigen a un objetivo de carácter social, profundizando en la materia de la igualdad en el trabajo. El objetivo es múltiple: plena incorporación de la mujer al mercado de trabajo, mejora de la protección de las trabajadoras embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia, profundización en la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, en línea con los objetivos de la Ley de Igualdad. También hay que situar las acciones de la Presidencia Española en un contexto de proceso de racionalización y puesta al día del acervo comunitario, para «legislar mejor».

Dentro del conjunto de medidas legislativas, en relación con la conciliación de las responsabilidades profesionales y familiares en cuanto a su incidencia en las condiciones de trabajo, se incluirá la tramitación de la Directiva sobre modificación de la Directiva 92/85/CE, sobre protección de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia. Puesto que esta propuesta de Directiva no contempla prácticamente mejoras en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo y se ha centrado en la conciliación de la vida laboral y familiar y en la ampliación de la protección social y laboral, debería enmarcarse dentro del capítulo de relaciones laborales, más aún teniendo en cuenta que existe otra propuesta referida al ámbito de la igualdad (referida a trabajadoras autónomas).

Al margen de la actividad normativa, la Presidencia española pondrá en marcha una iniciativa para profundizar en el examen del conflicto surgido en torno a la aplicación de la normativa relativa al desplazamiento de los trabajadores y su posible colisión con la normativa relativa al mercado interior a la luz de la jurisprudencia reciente del Tribunal de las Comunidades Europea.

Para materializar esta iniciativa, está prevista la celebración de una Conferencia dedicada al tema de las libertades fundamentales y los derechos de los trabajadores, donde se examinará, asimismo, la garantía del cumplimiento efectivo de las sanciones impuestas por las autoridades laborales, derivadas de infracciones de la legislación laboral y social, en el marco del ejercicio de la libertad de prestación de servicios. Además de abordarse en el marco de la Conferencia citada, esta última cuestión será también objeto de reflexión con ocasión de la reunión de los Altos Responsables de la Inspección de Trabajo, sin perjuicio del trabajo que seguirá desarrollando el grupo de expertos constituido para la aplicación de la directiva sobre trabajadores desplazados, y de la puesta en marcha de un proyecto en el marco del Programa PROGRESS para estudiar la posibilidad de establecer procedimientos estandarizados de colaboración entre los Estados miembros que permitan alcanzar el objetivo que se pretende.

Page 331

4. Seguridad y salud en el trabajo

Los objetivos de la Presidencia española se enmarcan en la continuidad del desarrollo de los compromisos derivados de la Estrategia comunitaria de seguridad y salud en el trabajo (2007-2012), de modo que se produzca un impulso sustancial para que Europa siga ofreciendo soluciones ante los nuevos riesgos laborales, desarrollando al máximo la protección integral del trabajador.

Así pues, además de hacer el balance intermedio del estado de aplicación y desarrollo de la Estrategia 2007-2012, con vistas a su relanzamiento hasta 2012, con atención especial a las PYMES, para lo que está prevista la celebración de una Conferencia europea sobre la evaluación de la Estrategia comunitaria de seguridad y salud en el trabajo, con especial atención a las estrategias nacionales y medidas para las PYMES, se deberá proseguir completando y actualizando el marco normativo comunitario regulador de la prevención y la protección de la salud y la seguridad en el trabajo, como un elemento esencial de la calidad de éste, en relación con el objetivo de la Estrategia de empleo, integrada en la Estrategia de Lisboa, más allá de 2010, para seguir favoreciendo la creación de más empleo y de empleo de calidad.

En este sentido, durante el ejercicio de la Presidencia, ésta se ocupará de la propuesta de directiva relativa a la prevención de las lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector hospitalario y sanitario, modificando la directiva sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

5. Seguridad social

En el ámbito de la Seguridad Social, una vez aprobados los nuevos Reglamentos sobre la coordinación de los sistemas nacionales de Seguridad Social, será preciso proceder a su implantación y aplicación efectiva en los Estados Miembros de modo que no se produzcan perjuicios para los beneficiarios cuando se desplacen en el ejercicio de la libertad de circulación.

En relación con la propuesta de Reglamento por el que se pretende extender el ámbito de aplicación personal del Reglamento 883/2004 a ciudadanos de países terceros, de no llegarse a un acuerdo durante el segundo semestre de 2009, la Presidencia española deberá retomarla, máxime teniendo en cuenta su vinculación con la propuesta de Directiva para el establecimiento de un procedimiento de solicitud único para la expedición de un permiso único, en el ámbito del Consejo JAI, y la posición que viene defendiendo a favor de la garantía del principio de igualdad de trato y la consiguiente necesidad de suprimir cualquier tipo de restricción o excepción a su aplicación respecto de determinadas prestaciones familiares en algunos Estados miembros.

También en relación con la aplicación del principio de igualdad entre mujeres y hombres, la Presidencia se ocupará de la propuesta de Directiva relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres que ejercen una actividad autónoma, en la medida en que su contenido material se refiere a la protección social y a la Seguridad Social.

En el marco de la dimensión exterior de la UE, la Presidencia española tratará también de las propuestas de Decisión del Consejo referidas a la incorporación a los Acuerdos de Asociación con países vecinos del Mediterráneo, (Argelia, Marruecos, Túnez, Croacia, Antigua República Yugoslava de Macedonia (FYROM) e Israel) de disposiciones relativas a la coordinación de los regimenes de Seguridad Social, a fin de instrumentar la exportación de las prestaciones fuera del territorio comunitario, bajo el principio de reciprocidad, más allá del alcance de los reglamentosPage 332comunitarios sobre Seguridad Social, lo que supone un reconocimiento a la inmigración legal y una señal del interés por la Unión por el Mediterráneo, además del inicio de relaciones en esta materia con futuros estados miembros, tales como FYROM y Croacia.

Entre las iniciativas que la presidencia española pondrá en marcha en el ámbito de la Seguridad Social, en el contexto de las actividades relacionadas con la Estrategia de Lisboa y más concretamente con el objetivo de progresar en la cohesión social, a través de la lucha contra la exclusión social y la pobreza, se celebrará una Conferencia Ministerial para abordar el tema de las pensiones mínimas, la maduración de los sistemas de seguridad social y su contribución a la inclusión social, cuyo resultado se podría traducir, de contar con el consenso suficiente, en unas Conclusiones del Consejo en las que se pongan de manifiesto cómo las pensiones mínimas actúan como instrumento de las políticas de redistribución y de lucha contra la pobreza, así como la importancia de reforzar la contribución de los sistemas en el marco de los procesos de reforma de los sistemas de Seguridad Social.

Además, como quiera que la dimensión externa de la Unión Europea en un mundo y en una economía cada día más globalizada tiene que constituir un eje fundamental en el devenir europeo asumiendo plenamente este planteamiento, en el marco de las reuniones ministeriales preparatorias de la Cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe (UE-ALC), se celebrará una Reunión de Ministros y Máximos Responsables de Seguridad Social de la UE y de América Latina y Caribe, con el fin de proseguir el intercambio de experiencias sobre cuestiones de interés común en materia de coordinación de instrumentos de protección social.

En resumen, este programa de trabajo a desarrollar durante el ejercicio de la Presidencia del Consejo en su formación de EPSSCO, que pretende conseguir la consolidación y el progreso de la dimensión social de la Unión Europea, que debe girar sobre dos ejes esenciales, igualdad e innovación, será la apuesta esencial del Ministerio de Trabajo e Inmigración, con el fin de ir configurando un futuro europeo con más y mejor empleo y más cohesionado laboral y socialmente.

---------------------------------

* Este documento recoge de forma más detallada el contenido del programa de trabajo a desarrollar en el ámbito de la formación del Consejo EPSSCO en los temas de Empleo, Relaciones Laborales y Seguridad Social, competencia del MTIN.