Epílogo: Una vida para el derecho truncada por el franquismo

Autor:Enrique Roldán Cañizares
Páginas:348-352
 
EXTRACTO GRATUITO
348
epílOgO
UNA VIDA PARA DEL DERECHO TRUNCADA POR EL FRANQUISMO
El estudio de la vida de Jiménez de Asúa que se ha desarrollado en las pá-
ginas previas sirve para concluir que la dedicación de nuestro protagonista al
derecho penal estuvo marcada por los diferentes regímenes a los que su pre-
clara posición democrática y socialista plantó cara, destacando por supuesto
el régimen franquista, que no solo sumió a España en el oprobio y la desdi-
cha, sino que condenó al exilio a nuestro protagonista, quien siempre puso
de maniesto su patriotismo y se vio obligado a morir en tierra extranjera.
Así, a lo largo de su vida demostró una defensa inquebrantable de la libertad,
requisito indispensable para el correcto desenvolvimiento de la sociedad y
de los propios individuos que la conformaban, negándose a la conquista del
socialismo a través de medios revolucionarios y conando en la evolución
ideológica y social de los miembros de la comunidad para alcanzar el ideal
marxista, separándose de regímenes como el de la Unión Soviética y estando
siempre muy alejado del Partido Comunista Español, una circunstancia que
sin duda inuyó en que accediera a desempeñar el cargo de presidente de la
II República en el exilio. La dictadura de Primo de Rivera, el golpe de estado
militar y la consiguiente dictadura franquista, la primera etapa del peronis-
mo y, en menor medida, el régimen instaurado por Juan Carlos Onganía tras
la autodenominada Revolución argentina fueron los contextos políticos que,
caracterizados por vulneraciones de las garantías y los derechos de los ciuda-
danos, moldearon la evolución penal de Jiménez de Asúa hasta el punto de
renegar de corrientes penales que en un primer momento consideró novedo-
sas y esenciales para el progreso de la sociedad.
Esta relación entre regímenes políticos y evolución penal se extrae clara-
mente de las diferentes tomas de posición que fue adoptando a lo largo de
su vida, siendo el ejemplo más claro el acercamiento y posterior rechazo del
positivismo criminológico italiano. Tal y como aseveró en el último de los
trabajos que publicó antes de que la Parca acudiera a su encuentro, Jiménez
de Asúa identicó el positivismo con el derecho penal del socialismo, al igual
hicieron los penalistas soviéticos, quienes se inspiraron en buena parte de las
doctrinas de la corriente italiana para dar forma al primer código penal del
que fue el primer Estado socialista de la historia. La ingenua creencia de que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA