Los empresarios morales y el populismo penal mediático: los mass media como grupo de presión en la elaboración de la política criminal populista

Autor:Débora de Souza de Almeida
Páginas:189-232
RESUMEN

Empresarios o emprendedores morales, según la Criminología Interaccionista, son agentes mediáticos, con intereses altruistas o hipócritas, que suelen llamar de manera fervorosa la atención del público para un determinado tema, con el objetivo de que una regla o ley sea creada, además de impulsionar y conducir energías que permitan que se llegue a este su objetivo. En términos de política criminal,... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
ISSN: 0210-4059 CUADERNOS DE POLÍTICA CRIMINAL
Número 130, I, Época II, abril 2020, pp. 189-232
SECCIÓN ESTUDIOS CRIMINOLÓGICOS
LOS EMPRESARIOS MORALES Y EL POPULISMO
PENAL MEDIÁTICO: LOS MASS MEDIA COMO
GRUPO DE PRESIÓN EN LA ELABORACIÓN DE
LA POLÍTICA CRIMINAL POPULISTA
Moral entrepreneurs and criminal media populism:
the mass media as a pressure group
in the elaboration of the populist criminal policy
DÉBORA DE SOUZA DE ALMEIDA
Fecha de recepción: 26/02/2020
Fecha de admisión: 12/04/2020
RESUMEN: Empresarios o emprendedores morales, según la Criminología
Interaccionista, son agentes mediáticos, con intereses altruistas o hipócri-
tas, que suelen llamar de manera fervorosa la atención del público para un
determinado tema, con el objetivo de que una regla o ley sea creada, además
de impulsionar y conducir energías que permitan que se llegue a este su ob-
jetivo. En términos de política criminal, estos agentes son parte de un gru-
po de presión que aspiran influir en la elaboración de leyes penales o pro-
cesales penales, pudiendo prestarse al populismo penal, por medio de una
comunicación propia del populismo penal mediático. Tomando en cuenta
estos factores, este artículo tratará sobre la postura de los mass media como
grupo de presión o empresario moral, y cómo esta actuación favorece el po-
pulismo penal mediático, lo cual tiene potencial de influir en la audiencia
y en la política criminal. En este camino, serán abordadas las hipótesis de
influjo directo o indirecto de los ciudadanos en las políticas criminales y su
relación con el populismo penal.
190 DÉBORA DE SOUZA DE ALMEIDA
CUADERNOS DE POLÍTICA CRIMINAL ISSN: 0210-4059
Número 130, I, Época II, abril 2020, pp. 189-232
PALABRAS-CLAVE: mass media; empresários morales; populismo penal
mediático; populismo penal; populismo punitivo.
ABSTRACT: Entrepreneurs or moral entrepreneurs, according to
Interactionist Criminology, are media agents, with altruistic or
hypocritical interests, who often call fervently the attention of the public
for a given topic, with the aim that a rule or law is created, in addition to
promoting and conduct energies that allow to reach your goal. In terms
of criminal policy, these agents are part of a pressure group that aspires
to influence on the development of criminal or criminal procedural
laws, being able to lend themselves to criminal populism, through a
communication typical of media criminal populism. Taking these factors
into account, this academic article will deal with the position of the mass
media as a pressure group or moral entrepreneur, and how this action
favors media criminal populism, which has the potential to influence
the audience and criminal policy. In this way, the hypotheses of direct or
indirect influence of citizens in criminal policies and their relationship
with criminal populism will be addressed.
KEYWORDS: mass media; moral entrepreneurs; penal media populism;
penal populism; punitive populism.
SUMARIO: I. Introducción.- II. Los mass media como grupo de presión o
empresario moral.- III. Consideraciones sobre el “populismo
penal mediático”.- IV. Especies de populismo penal mediático:
populismo penal mediático conservador clásico y populismo
penal mediático disruptivo.- V. La oferta del populismo penal
mediático a las demandas ciudadanas.- VI. Posibles influjos de
las opiniones pública y publicada en la elaboración de la polí-
tica criminal: la hipótesis de impacto directo y del indirecto.-
VII. De la elaboración hacia el resultado en la política criminal:
especies de populismo penal que afectan la política criminal.-
VIII. Sugerencias de transformación en el abordaje de cuestio-
nes criminales por parte de los mass media.- IX. Conclusiones.
I. INTRODUCCIÓN
La sobrerrepresentación de la criminalidad en los medios de comuni-
cación de masas1, que genera la impresión de que la delincuencia se está
expandiendo en el mundo de los hechos, es un artificio bastante conocido
del populismo penal mediático.
1 Sobre esto, vid. REINER, R.: “Media made criminality: the representation of cri-
me in the mass media”, en Maguire, M.; Morgan, R.; Reiner, R. (ed.): The Oxford hand-
book of criminology, Oxford University Press, 2ª ed., Oxford, 1997, p. 197 y 203.
Los empresarios morales y el populismo penal mediático: los mass media ... 191
ISSN: 0210-4059 CUADERNOS DE POLÍTICA CRIMINAL
Número 130, I, Época II, abril 2020, pp. 189-232
En el estudio llevado a cabo por BECKETT / SASSON, referente a la
presencia mediática de la delincuencia entre 1990 y 1999 en los Estados
Unidos, fue constatado que, aunque las estadísticas oficiales de crimina-
lidad hubiesen disminuido, las principales emisoras estadunidenses se
mantuvieron focalizando desmesuradamente la criminalidad, destinando
el 30% de sus telediarios locales2 vespertinos al asunto3. Para BOTELLA
CORRAL / GARCÍA ARÁN este es un dato curioso cuando se tienen núme-
ros que apuntan que en la década de 90 el número de homicidios en aquel
país se redujo en tres veces, mientras la cobertura de esta modalidad de
delito se multiplicó por cinco. Además, se detectó que mientras los deli-
tos del cuello blanco eran tratados en la sección de economía o en la sec-
ción empresarial, los crímenes de homicidio fueron sobredimensionados,
alcanzando ¼ del tiempo perteneciente a los destaques del día4. Todavía,
tomando en cuenta los informativos y otros programas de televisión en que
la representación del delito se hace presente, como series, películas, entre
otros, se verificó que “entre 1960 y 2000, la tasa anual de homicidios en
EE.UU. osciló entre 5 y 10 por cada 100.000 habitantes; en cambio un es-
pectador de televisión presenciará una tasa de homicidios que oscila entre
7 y 10 por cada 100 personajes televisivos5”. Delante de esos datos, conclu-
yeron los citados catedráticos españoles que hay una predominancia de la
2 BECKETT, K.; SASSON, T.: The politics of injustice: crime and punishment in
America, Sage Publications, California, 2004, p. 73-74.
3 GARCÍA ARÁN, M.; BOTELLA CORRAL, J. (ed.): Malas noticias: medios de co-
municación, política criminal y garantías penales en España, Tirant lo Blanch, Valencia,
2008, p. 20.
4 GARCÍA ARÁN; BOTELLA CORRAL (ed.), Malas noticias, p. 20.
5 GARCÍA ARÁN; BOTELLA CORRAL (ed.), Malas noticias, p. 20. Ante esta so-
brerrepresentación de crímenes violentos en los medios de comunicación, POZUELO
PÉREZ hace la siguiente crítica: “[…] si prestamos atención al tipo de noticias sobre de-
lincuencia que aparecen cíclicamente en los periódicos, los informativos o la radio, se
detecta fácilmente la presencia de un gran número de noticias sobre criminalidad de ca-
rácter violento, presencia que no se corresponde con su incidencia real pues, en términos
estadísticos, no se producen porcentualmente tantos delitos de esas características; su
incidencia es muy baja”. Y prosigue la autora, trazando un importante paralelo entre esta
forma de actuación mediática y las tasas de criminalidad en el territorio español: “de he-
cho, en España los delitos contra la vida como los homicidios o los asesinatos representan
tan sólo un 0,06 por 100 del total de delitos conocidos –según los datos de los Balances de
Criminalidad y Delincuencia del Ministerio del Interior”. Cfr. POZUELO PÉREZ, L.: La
política criminal mediática: génesis, desarrollo y costes, Marcial Pons, Madrid, 2013, p. 19-
21. Sobre la preocupación con la amplificación de crímenes violentos por los mass media,
vid. también ANTÓN-MELLÓN, J.; CARBONELL, E. A.: “Populismo punitivo, opinión
pública y leyes penales en España (1995-2016)”, en Revista Internacional de Pensamiento
Político, Sevilla, nº. 12, 2017, pp. 138 y 146.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA