Emilio Lora-Tamayo, Presidente del CSIC, expone «El sistema de investigación en España»

Páginas:158-158
 
EXTRACTO GRATUITO
158 LA NOTARIA | | 1/2016
Vida corporativa
Para Carles Mundó, «los notarios
han sido y son fundamentales para
mantener y divulgar el Derecho Civil
catalán». «Este Derecho se aplica,
en gran medida, gracias al trabajo
de los notarios, que, además, lo han
ido perfeccionando y adaptando a la
realidad en cada momento»
Los seis primeros volúmenes de la colección «Monográficos de Derecho civil catalán»,
presentados en el acto, son: 1) Las propiedades horizontales especiales en el Código Civil de
Cataluña, de Emilio González Bou; 2) Los regímenes económico-matrimoniales de comunidad
en Cataluña, de Elías Campo Villegas; 3) Derechos reales de garantía y garantías posesorias, de
Víctor Asensio Borrellas; 4) y 5) Derecho de superficie, una visión general desde el Código Civil
de Cataluña, de Javier Micó Giner, y 6) Fideicomisos y fiducias en el Derecho catalán, de Martín
Garrido Melero.
Emilio Lora-Tamayo, Presidente
del CSIC, expone «El sistema de
investigación en España»
El 25 de abril, Emilio Lora-Tamayo, Pre-
sidente del Consejo Superior de Investiga-
ciones Científicas (CSIC), el mayor agente
ejecutor de I+D en España, pronunció en
el Colegio Notarial de Cataluña la confe-
rencia «El sistema español de generación
de conocimiento y la innovación. El CSIC
como agente ejecutivo». En el transcurso
de su exposición, el ponente hizo algunas
reflexiones y aportó datos de contextuali-
zación acerca del conocimiento y la innova-
ción en España, afirmando que «vivimos un
momento crítico para nuestro futuro y, para
lograr superarlo, es imprescindible potenciar
la I +D». Aseguró que existe una clara co-
rrelación entre el producto interior bruto
(PIB) de un país y el porcentaje del PIB que
se dedica a I+D, y aseguró que, pese a que
España ha hecho un esfuerzo notable en los
últimos 25 años en I+D, «no ha venido acom-
pañado de resultados equivalentes». Afirmó
que «la posición competitiva de un país va en
función de la productividad y la capacidad y
el uso de la innovación», para lo que «es necesaria calidad y excelencia». En cuanto a la I+D en
nuestro país, que se ocupa de los desafíos y lagunas del conocimiento, aseguró que, mientras
que los principales retos para la sociedad en el siglo XX, en que se alcanzaron grandes logros,
fueron la astrofísica, las TIC e internet o la biología molecular, entre otros, en el siglo XXI, están
siendo «la energía, el cerebro, la biotecnología, la genética y clonación, el transporte ultrarrápido
o el medio ambiente», todos ellos temas conectados a las necesidades sociales.
En cuanto a los indicadores del sistema de I+D+i en España, afirmó que «en el año 2014, el gasto
en I+D fue de 14.000 millones de euros, pero el porcentaje dedicado a I+D ha caído un 14 % desde 2008
a 2015. Hoy supone un 1,27 % del PIB, una cifra que se sostiene pero no aumenta». Comentó que la
producción científica española va en aumento y se sitúa entre los 30 primeros países del mundo, y
presentó algunos casos recientes de éxito del CSIC, como el desarrollo de un equipo de detección
precoz del cáncer de mama, la nanotecnología para aplicaciones en seguridad o en biomedicina,
un catalizador híbrido para la producción de combustibles o la producción de tomates sin fecun-
dación. Como conclusión, aseguró que «la innovación no es posible sin una buena investigación,
aunque la investigación no garantiza el éxito en la innovación».
Emilio Lora-Tamayo, Presidente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) (izquierda), ha-
bló del estado de la I+D en nuestro país

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA