Efecto 2000. Cuestiones jurídicas asociadas al mismo

Autor:D. José Manuel Gutiérrez Delgado
Cargo:Subdirector General Jefe del Gabinete de Estudios de la Dirección del Servicio Jurídico del Estado
Páginas:113-170
RESUMEN

Efecto 2000. La Administración pública como adquirente de bienes y servicios. Contratación pública de obras y suministros. Adquisición de programas de ordenador a medida. Contratos de mantenimiento. Daños sufridos y daños causados por la Administración. Responsabilidad de la Administración derivada de sus potestades de control e inspección.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

    Dictamen emitido el 1 de diciembre de 1998

Page 113

I Introducción
1. Causas

La proximidad del año 2000 ha puesto de manifiesto el alto riesgo existente de que los sistemas informatizados fallen o realicen tratamientos erróneos debidos a:

- Empleo de formatos de fecha para el año con sólo dos posiciones (año en siglo).

- Diseño y funcionamiento de los relojes y sistemas internos.

- Consideración equivocada del año 2000 como no bisiesto.

Por otro lado, la equivocación, muy extendida, de denominar a la llegada del año 2000 como cambio de siglo o cambio de milenio, siendo así que no se pasará al nuevo siglo y milenio hasta el día 1 de enero de 2001, en principio sólo es conceptual y no es de esperar que tenga mayor trascendencia.

2. Orígenes

En el primer caso, uso de dos dígitos para el año, el motivo inicial para ello fue, hace ya bastantes años, la necesidad de ahorrar espacio en los dispositivos de almacenamiento, muy caros en aquellos momentos, y en muchos casos limitados técnicamente por la arquitectura y posibilida-Page 114des de los equipos. A ello se unía la reducida capacidad de proceso y el lógico deseo de optimizar los tiempos globales de ejecución.

La consideración del año 2000 no parecía oportuna; se trataba de un futuro relativamente lejano y el creciente avance de la tecnología hacía previsible una sustitución de los sistemas antes de su llegada.

Pese a haber cambiado las circunstancias como consecuencia del rápido desarrollo tecnológico, procesos posteriores siguieron este mismo criterio de utilizar sólo dos dígitos para representar el año, sobre todo para facilitar la necesaria compatibilidad con los antiguos sistemas y métodos, pero también en parte debido posiblemente a la costumbre.

En cuanto a la segunda causa, relojes y sistemas internos no adaptados, su origen es similar. Las posibilidades técnicas existentes en los primeros momentos y los criterios iniciales de diseño adoptados han constituido normalmente la base sobre la que han ido evolucionando equipos y sistemas básicos, buscando unos menores costes de desarrollo de los productos y el aprovechamiento en la mayor medida posible del parque informático instalado.

Por último, la errónea consideración del año 2000 como año normal o no bisiesto tiene su origen en el olvido, hasta cierto punto comprensible de su excepcionalidad, de una parte del convenio que rige, desde la reforma de Gregorio XIII en el año 1583, la determinación de los años bisiestos, como medio para absorber totalmente la diferencia entre el año solar (algo más de 365,25 días) y el año de calendario (365 días). La expresión completa de dicho convenio es:

Serán, en principio, años bisiestos, que tendrán un día más que los normales y que corresponderá concretamente al 29 de febrero, los años que sean múltiplos de cuatro, excepto aquellos que simultáneamente sean múltiplos de cien, salvo que, a su vez, lo sean de cuatrocientos.

Esto significa que desde el año 1600 no se había dado la circunstancia de que un cambio de centuria coincidiera con un año bisiesto y, por supuesto, es la primera vez que esto ocurre desde que existen los actuales sistemas informáticos.

3. Ámbito y alcance

Debido a las causas expuestas es muy probable que surjan problemas en:

a) Los sistemas de información o aplicaciones informáticas, tanto desarrollados a la medida como estándar, y sobre todo en los más antiguos o en los modernos con ellos relacionados, ya que gran parte utilizan, para representar el año, los dos últimos dígitos significativos en lugar de las cuatro cifras.

Page 115

Asimismo hay muchos programas que ejecutan algoritmos de cálculo en los que no se ha tenido en cuenta que el año 2000 es bisiesto.

b) Los propios sistemas operativos, gestores de bases de datos y otros de utilidad o básicos que pueden ser incapaces de trabajar con años expresados en cuatro dígitos.

c) Los ordenadores cuyo reloj del sistema retorne en el año 2000 o sucesivos a un año base, que será incorrecto y provocará errores en los programas que se ejecuten en ellos y hagan uso en cualquier forma de la fecha del sistema.

Además existen todavía en funcionamiento algunos ordenadores que no soportan el formato de fecha completa en ocho dígitos.

d) Los equipos y sistemas de control, generalmente denominados sistemas empotrados, como los empleados en ascensores, semáforos, puertas o cajas de seguridad, detección de incidencias, suministro de energía, acondicionamiento de aire, control de accesos, equipos de comunicaciones, etc., que utilizan procesadores y, en general, elementos informáticos para su funcionamiento, y que pueden fallar al considerar valores incorrectos en cualquiera de los parámetros por ellos manejados (día de la semana, número de la semana, etc.).

Los sistemas empotrados se definen como los dispositivos o sistemas programables que se utilizan generalmente para controlar o regular procesos, maquinaria, condiciones ambientales, equipos y comunicaciones.

Los posibles fallos son los siguientes: el sistema puede, simplemente, dejar de funcionar; realizar una acción en un momento inapropiado; realizar una acción equivocada en un momento determinado; pasar información incorrecta a otro sistema; presentar fechas incorrectas; perder información.

Los sistemas empotrados pueden encontrarse en cualquier nivel de cualquier organización; pueden ser simples, con pocos componentes y funciones sencillas y repetitivas o complejos; pueden permitir al usuario un control completo o una capacidad limitada para alterar sus funciones; puede no ser obvia su presencia, salvo para los expertos; pueden estar contenidos en otros sistemas como Pcs.

En todo caso contienen software que instruye al sistema sobre lo que debe hacer. Cabe la posibilidad de que el usuario pueda acceder a él y modificarlo pero, en otras ocasiones, el sotfware está almacenado en un chip interno al sistema y no puede ser alterado.

Para expresarlo de una manera gráfica podríamos establecer los siguientes niveles de afectación del efecto 2000 1.

Page 116

Nivel 7. Suministradores externos.

Nivel 6. Sistemas empotrados.

Nivel 5. Hardware informático.

Nivel 4. Software de base.

Nivel 3. Aplicaciones de terceros.

Nivel 2. Aplicaciones internas.

Nivel 1. Datos.

Por otra parte, desde una perspectiva funcional, los problemas pueden afectar a cualquier área de un organismo, ya que hoy en día prácticamente todas las unidades organizativas de las Administraciones Públicas hacen un uso importante, cuando no intensivo, de los medios informáticos.

4. Posibles problemas

Normalmente, cualquier organización, y por supuesto las Administraciones Públicas, utilizan de forma habitual en sus procesos informáticos datos basados en la consideración de fechas y que pueden verse afectados.

En general, los tipos de problemas más probables serán:

  1. Errores en algoritmos aritméticos debidos a la identificación del año por medio de sólo dos posiciones (aa), como:

    a) Años de antigüedad de los empleados a partir de su fecha de ingreso.

    b) Edades calculadas a partir de la fecha de nacimiento.

    c) Fechas de renovación o vencimiento en función de una fecha inicial y un plazo dado (carné de conducir, avales...).

    d) Plazos de liquidación sobre la base de la diferencia entre dos fechas (intereses, recargos...)...

    Por ejemplo, suponiendo que ya se estuviera en el año 2000, si un empleado entró en 1952, el cálculo de la antigüedad en el organismo, con el formato del año de dos dígitos, resultarán de la siguiente manera:

    00 - 52 = - 52

    es decir, un resultado negativo, que, de no esperar el programa, el valor con signo se consideraría como positivo y válido, siendo así que el cálculo correcto debería haber sido 48 años.

    Page 117

  2. Errores de lógica en los programas, también causados por la identificación del año por medio de sólo dos posiciones (aa), como:

    a) Aplicación de valores según fecha de vigencia (tipos impositivos, tasas...).

    b) Tomas de decisión...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA