Donativos y liberalidades

Autor:Eduardo Berché Moreno
Cargo del Autor:Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, Facultad de Derecho de ESADE-URL
Páginas:649-652
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 649

6.1. Criterio general: no deducibles

En general, no son deducibles los gastos derivados de la entrega de bienes de cualquier naturaleza o de la prestación de servicios, cuando tales operaciones sean efectuadas con carácter voluntario y sin contraprestación.

Page 650

En el caso de que tales entregas y prestaciones tengan a los socios como destinatarios, directos o indirectos, su carácter no deducible proviene de su más específica consideración como gastos que «representan una retribución de los fondos propios». Esta última consideración no es óbice para tener presente que, conforme al régimen contable vigente (Norma Registro y valoración 18.2 del P.G.C.) no procede calificar como gasto sino como mayor valor de la participación societaria, las cantidades o cualquier elemento patrimonial, entregados sin contraprestación a sociedades participadas en la parte proporcional a dicha participación.

6.2. Liberalidades asociadas a determinados fines

No obstante, pese a concurrir en determinados gastos una apariencia de liberalidad, son deducibles aquellos en los que concurra alguno de los siguientes fines o circunstancias.

  1. Gastos por relaciones públicas con clientes o proveedores

    Se circunscribe a los actos de atención realizados en favor de aquellas personas que tengan con la sociedad, o se pretenda que la adquieran, una relación de cliente o de proveedor, siempre que tales gastos sean los normales, adecuados y proporcionados, para fomentar el mantenimiento, mejora o inicio de aquella relación.

    Su naturaleza puede ser muy diversa aunque las más frecuentes formas de atención a clientes o proveedores, suelen consistir en la entrega de obsequios personales o en actos de agasajo e invitaciones que se concretan en la utilización de servicios de hostelería, restauración y espectáculos de diversa índole.

    La deducción de estos gastos conlleva la considerable dificultad de acreditar, si la Administración tributaria lo requiere, la identidad y/o la condición de cliente o proveedor, de las personas objeto los actos de relaciones públicas.

  2. Gastos realizados con el personal de la empresa

    Se trata de actos de atención a los empleados que se realizan con arreglo a usos y costumbres, sean éstos propios de la empresa, del lugar o del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA