Dominguez, Xose Manuel: Psicologia de la persona.

Autor:Sell
Cargo:Rese
 
EXTRACTO GRATUITO

DOMINGUEZ, XOSÉ MANUEL

Psicología de la persona, Palabra, Madrid, 2011,379 pp.

Este reciente libro, uno de los cuarenta del autor, constituye una crítica a los reduccionismos de las diversas escuelas psicológicas al uso. En efecto, la tesis central del trabajo reside en que toda psicología debe basarse en una antropología de fondo: "nuestro postulado es que solo cabe una integración de los diversos paradigmas y dimensiones de la psicología desde el nivel metapsicológico de la antropología filosófica" (p. 37). Y en otros lugares se lee: "la persona consiste en un conjunto de capacidades o potencias que forman una unidad" (p. 52); "La persona no tiene cuerpo: es corporal" (p. 53); "la persona es corporal y es psíquica". Pero--añade--como las usuales escuelas psicológicas desconocen la realidad que subyace al concepto de persona, acaban siendo reductivas, parciales. El libro, amplio, sencillo y lleno de sentido común y abierto a la trascendencia divina, está conformado por tres secciones que tienen muy similar extensión.

En la Sección I, Psicología de la persona. Fundamentación antropológica, el lector encontrará algo tan inusual en los libros de psicología como interesante: una fundamentación antropológica de la persona humana. Esta sección consta de cuatro apartados que se dividen a su vez en muchos, tal vez excesivos, epígrafes. Esos cuatro puntos centrales son: 1. Un paradigma integrador. 2. Aportaciones de la antropología como fundamento. 3. Revisión de las diversas escuelas terapéuticas desde el criterio antropológico integrador. 4. Frente a los reduccionismos.

¿Qué noción de persona se defiende en esta sección? Xosé Manuel sigue la concepción de persona propia de la actual 'antropología personalista'. ¿Cuál es ésta? "El objeto de estudio es la persona, un ser limítrofe, esto es, corporal, psíquico y espiritual" (p. 35). Nótese que el autor distingue al menos tres dimensiones capitales en la persona, pero que entiende la persona como un todo compuesto por ellas. A esta visión se puede llamar 'totalizante', también 'integradora', porque indica que para explicar al ser personal se deben tener en cuenta todas sus dimensiones, de tal manera que si falta una, o peor aún, si alguien se queda sólo con una de ellas para explicarlo, incurre en un reduccionismo antropológico de graves consecuencias para la psicología y psiquiatría. Esta concepción de la persona la encontramos precedentemente en autores de la talla de Edith Stein, Max Scheler...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA