Dividendos rumanos

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Tributación en el IS e IRPF, según el caso, de una empresa que participa en otra que tiene su sede en Rumania. Empresa Española, cuyo capital social esta integrado por otras sociedades españolas y por socios personas físicas. Indiquen como deben tributar en España los dividendos repartidos por la sociedad Rumana, y las ganancias habidas por la venta de las participaciones sociales, de dicha empresa Rumana, a un residente rumano,... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

El reparto de un dividendo desde una Sociedad rumana, está sometido a una imposición en la fuente (Rumania) y a imposición en España, dado que los que perciben el dividendo son personas físicas o jurídicas españolas.

Respecto a la tributación en la fuente, citaremos a continuación el artículo 10 del CDI con Rumania.

Artículo 10. DIVIDENDOS

  1. Los dividendos pagados por una sociedad residente de un Estado contratante a un residente del otro Estado contratante pueden someterse a imposición en este otro Estado.

  2. Sin embargo, estos dividendos pueden también someterse a imposición en el Estado contratante en que resida la sociedad que pague los dividendos, y de acuerdo con la legislación de este Estado, pero si el perceptor de los dividendos es el beneficiario efectivo, el impuesto así exigido no podrá exceder del:

  1. 10 por 100 del importe bruto de los dividendos, si el beneficiario de los mismos es una sociedad que posee directamente al menos el 25 por 100 del capital de la sociedad que paga los dividendos.

  2. 15 por 100 del importe bruto de los dividendos en todos los demás casos.

En definitiva, el dividendo pagado desde Rumania, estará sujeto a tributación en dicho país al 15% con carácter general, siendo el tipo del 10% si el perceptor es una persona jurídica con una participación del 25%.

La tributación en España, dependerá de sí el socio es persona física o sociedad, y en este último caso si se posee o no más de un 5% de participación.

Socio persona física: Deberá incluir los dividendos brutos percibidos, es decir, los dividendos antes de la retención o tributación en origen, en su IRPF. Posteriormente podrá aplicar la deducción por doble imposición prevista en el Convenio. Así, el artículo 25.2a del CDI establece que: Cuando un residente de España obtenga rentas que, conforme al Convenio, puedan someterse a imposición en Rumania, España deducirá del impuesto que grave las rentas de ese residente un importe igual al impuesto pagado en Rumania. Sin embargo, la suma así deducida no podrá exceder de la parte del impuesto, calculado antes de la deducción, correspondiente a las rentas obtenidas en Rumania, y aplicándose tal deducción tanto a los impuestos generales como a los a cuenta. En definitiva, podrá deducirse el impuesto pagado en Rumania, con el límite de lo que correspondería pagar en España si no se hubiere aplicado la deducción.

Respecto a la transmisión de participaciones, tal y como establece el artículo 14.3, las rentas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA