Diversidad y ciudadanía: una aproximación desde el pensamiento feminista

Autor:Rosario Valpuesta Fernández
Páginas:475-542
 
EXTRACTO GRATUITO
DIVERSIDAD Y CIUDADANÍA:
UNA APROXIMACIÓN DESDE
EL PENSAMIENTO FEMINISTA
Rosario VA LPUESTA FERNÁN DEZ
Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla
A Lucía Provencio,
mi amiga y guía en los estudios
sobre las mujeres.
SUMARIO: I. UNA EX PLICACIÓN.—II. EL BINOMIO IGUALDAD-UNIFORMI-
DAD.—III. UN PRIMER ASALTO A LA UNIFORMIDAD: EL MAL LLAMADO
SUFRAGIO UNIVERSAL.—IV. LA CONQU ISTA DE LA CIUDADANÍA POR
LAS MUJERE S.—V. CIUDADANÍA Y DIVERSIDA D.
RESUMEN: Este trabajo an aliza el binomi o ciudadanía-diver sidad desde una
perspectiva feminista. La experienc ia de los movimientos de mujeres en la con-
quista de su ciudadanía y el pensamiento feminista constitu yen un importante
material para responder a los pro blemas de una sociedad compleja y plural. Las
mujeres, en su lucha po r la igualdad y la libertad, fueron las q ue denunciaron
la mascul inidad del patró n de ciudadanía dominante, y la necesidad de su de-
construcción, para dar entrada a ot ra visión del mundo ex terior, sus problemas
y soluciones. Estamos estudiando el movimiento social más impor tante del
siglo XX en la cultura occidental, aún inaceptado por la Academia en la dimen-
sión merecida, y del que se extraen principios, nociones y estrategias que sirven
para abord ar la diversidad . Una diversidad que se evidenc ia especialmente en
lo que concierne a las mujeres, pues éstas no constituyen un colectivo que deba
ser objeto de promoción y p rotección, sino qu e integra al menos a la mitad de
la pob lación, excluid a del pac to social que originó la republi ca burguesa; un
colectivo que aún padece la discriminación en todos los ámbitos de pode r. La
causa de la s ituación de desventaja en la que se encuentra n las mujeres está en
el sexo y en la construcció n social del géne ro que se ha rea lizado.
476 ROSARIO VALPUESTA FERNÁNDEZ
PALABRAS CLAVE: Ciudadanía, diversidad, feminismo, género, movimientos
de mujeres.
ABSTRACT: This work analyzes the binomial citizenship-diversity from a femi-
nist perspective. The experience of the women’s movements in the conquest of
citizenship and the feminist ideology constitute an important material to answer
the questions of a complex and plural society. Those who denounced the mascu-
linity of the cannon of dominant citizenship, and the need of its deconstruction in
order to show another vision of the world, its problems and solutions, were women
in their ght for equality and freedom. Here we are studying the most important
social movement of the 20th century in the occidental culture, which is still unac-
cepted by the Academy in its proper dimension. We can extract principles, notions
and strategies from this movement that will allow us to understand it´s diversity.
This diversity is very evident in relation to women, since they do not constitute
a group for its promotion and protection. Women are, at least, half of the world
population, but they are excluded from the social agreement which originates the
bourgeois republic. These women shape a group that suffers discrimination in all
the areas of power. The cause of disadvantage in which women are resides in their
situation about sex and the prevailing social construction of gender.
KEYWORDS : Citizensh ip, diversit y, fem inism, gende r, Women’s move-
ments.
I. UNA EXPLICACIÓN
En este siglo recién comenzado la noción de ciudadanía ha cobrado
una gran vitalidad, hasta el punto de convertirse en el concepto clave
que concreta las aspiraciones de participar de manera real y efectiva en
la toma de decisiones de aquellos grupos y colectivos tradicionalmente
excluidos del poder. Se ha encontrado en este término una feliz sínte-
sis de todos aquellos derechos que se deben reconocer a las personas,
para que puedan estar presentes en los diferentes ámbitos en los que se
decide el destino de la comunidad. Esta ciudadanía tiene así una clara
dimensión política, pues concierne al gobierno de los pueblos, y tiene
mucho que ver con la construcción de la democracia como expresión
de la soberanía que a todas y todos corresponde; democracia entendida
según los parámetros de la experiencia histórica de la llamada cultura
occidental, y que arranca, por lo que aquí interesa, de los cambios po-
líticos operados como consecuencia de la Revolución Francesa.
Ahora bien, la noción de ciudadanía que hoy se maneja y que concita
la atención de los movimientos sociales, no se corresponde con la idea
burguesa que la anudaba casi en exclusiva al sufragio electoral activo y
pasivo, y a un Estado débil, que se limitaba a ejercer casi en exclusiva
las funciones ligadas a la soberanía. En la actualidad se ha superado
esa visión estática para dotarla de un contenido más rico y dinámico y,
sobre todo, más real, al requerir del ejercicio efectivo de todos aquellos
derechos que colocan a las personas en condiciones de libertad e igual-
dad a n de ser sujetos activos en los ámbitos de relaciones en los que
DIVERSIDAD Y CIUDADANÍA: UNA APROXIMACIÓN DESDE... 477
se construye el futuro de la comunidad. Hablamos entonces de la igual-
dad sustancial y de la libertad real de las personas, y también, y ello es
imprescindible, del goce de los bienes materiales y espirituales que las
emancipan y les dan autonomía. Desde esta perspectiva, la ciudadanía
requiere de los derechos que tienen un per l eminentemente político,
pero también de aquellos que están llamados a satisfacer necesidades
elementales de la persona, como la educación o el trabajo, y se identi -
ca, igualmente, con bienes como la cultura o el medio ambiente. Y esta
mudanza en la percepción de la ciudadanía ha requerido, como parece
lógico, la transformación del modelo liberal burgués en una organiza-
ción política más implicada con la construcción de esa ciudadanía y, por
consiguiente, más concernida con la igualdad sustancial y la libertad
real. Este es el cambio que se produce en el tránsito del Estado burgués
al Estado Democrático y Social, que discurre desde la formalidad de la
declaración de los derechos a la esencialidad de su realización, cambio
del que daremos cuenta en estas páginas. Un cambio en todo caso imper-
fecto o, más bien, inacabado, por la propia naturaleza del Estado Social,
que no ha roto amarras con los postulados liberales; de ahí que debamos
elaborar propuestas que superen el dé cit democrático de una sociedad
que aún sigue siendo excluyente. La ciudadanía no se tiene, sino que se
adquiere, y requiere un proceso de construcción permanente.
Este proceso de construcción ha revelado también la parcialidad con
la que se concibió al sujeto de derecho universal, y su insu ciencia para
acoger en su seno a otras categorías de personas o a otros colectivos
que, desde su identidad, no acaban de reconocerse plenamente en el
ciudadano único modelado desde el origen de la democracia moderna.
Entonces se entendió la igualdad como uniformidad, y ésta se convirtió
en parámetro de la ciudadanía; una ciudadanía encarnada en el hombre
burgués blanco, que terminó por monopolizar la ruptura revoluciona-
ria y concitar en torno a él el poder político, económico y social. La
conquista de esos espacios por parte de los que quedaron fuera ha sido
y sigue siendo la lucha por el reconocimiento de sus derechos, como
hemos dicho, pero también por la defensa de su diversidad, poniendo
en valor una identidad propia forjada en la experiencia colectiva, que
tiene sus raíces en el sexo, la etnia, la cultura o la religión, pero que se
ha modelado en su relación con el poder establecido —político, social,
económico o cultural— al que difícilmente han tenido acceso.
Se puede a rmar que una de las cuestiones llamadas a centrar el
debate político del presente siglo es la asunción de la diversidad de la
ciudadanía, manifestada en la multiplicidad de posiciones genéricas,
cada una de las cuales aporta una visión de la realidad que le rodea,
de los problemas que les son relevantes y de las medidas a tomar, que
di eren del patrón único en torno al cual se construyó el sujeto activo;
y todo ello sin perder la aspiración colectiva de los valores de igualdad

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA