Cesión de créditos futuros pro solvendo: eficacia traslativa y alcance de la resistencia al concurso del cedente. Nota de jurisprudencia sobre la STS de 6 de noviembre de 2013

Autor:Beatriz Gregoraci Fernández
Cargo:Profesora Contratada Doctora de Derecho civil. Universidad Autónoma de Madrid
Páginas:701-712
RESUMEN

La sentencia que es objeto de esta nota jurisprudencial pasará a formar parte de las sentencias de obligada cita en materia de cesión de créditos. Y ello por varias razones que paso a exponer brevemente: en primer lugar, porque con ella ya es jurisprudencia la STS de 22 de febrero de 2008 (sentencia núm. 125/2008), que asumió la conocida como «tesis intermedia» en el ámbito del alcance de la... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Agradezco al Profesor Dr. D. Fernando Pantaleón las observaciones y sugerencias realizadas al original de esta nota de jurisprudencia, que han contribuido, sin duda alguna, a mejorarlo.

Proyecto de Investigación «El coste del incumplimiento: daños indemnizables y daños indemnizados (II)» (DER 2011-24293) dirigido por el Profesor Dr. D. Antonio Manuel Morales Moreno y subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Page 702

1. Justificación

¿Por qué, de entre las numerosas sentencias que produce la Sala 1.ª del Tribunal Supremo, merece ser destacada precisamente ésta?

Porque trata dos problemas dogmáticos relevantes, como son: (1) la eficacia traslativa de la cesión de créditos pro solvendo; y (2) el alcance de la resistencia al concurso de la cesión de créditos futuros. Temas, los mencionados, cuya actualidad y trascendencia práctica es indudable.

Porque, con ella, ya es jurisprudencia la doctrina sentada en la STS de 22 de febrero de 20081, una sentencia clave en materia de cesión de créditos futuros y «[...] uno de los casos más sorprendentes de defectuosa comprensión de una sentencia del Tribunal Supremo por la posterior jurisprudencia menor [...]»2.

Porque separa instituciones que algunos se resisten a distinguir: la cesión de créditos pro solvendo y la pignoración de créditos.

Page 703

y porque, junto a la, muy próxima en el tiempo, STS de 28 de noviembre de 20133, pasa a formar parte de las sentencias de obligada cita en los trabajos sobre cesión de créditos.

2. Los hechos4

2.1 El caso que dio origen a la sentencia anotada era un supuesto de cesión pro solvendo de créditos futuros, en el que el cedente fue declarado posteriormente en suspensión de pagos y el deudor cedido era una Administración Pública. En concreto, los personajes implicados eran el Real Oviedo S.A.D. (cedente), La Caixa (cesionario) y el Principado de Asturias (deudor cedido).

El crédito cedido era el derivado del Convenio de Colaboración suscrito entre el Real Oviedo y el Principado de Asturias, en virtud del cual este último se obligaba a pagar al Real Oviedo 1.202.024 euros por los cuatro años de duración del citado convenio, a razón de 300.506 euros por temporada5.

Era ésta la contraprestación a la obligación del Real Oviedo de desarrollar actividades publicitarias y deportivas del Principado.

La Caixa y el Real Oviedo firmaron una póliza de crédito a interés variable, pactando que:

[C]omo garantía específica de las obligaciones asumidas [...], la acreditada -Real Oviedo- cede irrevocablemente a favor de La Caixa el derecho de crédito consistente en los pagos que en virtud del contrato/convenio de colaboración [...] entre la acreditada y el Principado de Asturias, tiene concertados a su favor en concepto de fomento del deporte y divulgación de la imagen de Asturias y, a tal fin, cursa orden irrevocable al Principado de Asturias para que rea-lice su pago directamente mediante ingreso en el depósito [...].

[A]l hacerse efectivo el importe de la subvención que garantiza este crédito se destinará, hasta donde alcance, a la amortización del mismo.

La Caixa podrá, además, dar por vencido anticipadamente el crédito, en iguales términos que los previstos en el contrato crediticio que se adiciona, en caso de pérdida o retirada total o parcial a la parte acreditada de la subvención que tiene concedida y que se ha pignorado en garantía del mismo

.

El convenio de colaboración entre el Real Oviedo y el Principado de Asturias se suscribió el 16 de marzo de 2002.

La póliza de crédito a interés variable en la que se pactó la cesión pro solvendo de créditos se celebró unos días después: el 22 de marzo de 2002.

Page 704

2.2 Por providencia de 3 de julio de 2003 (transcurrida, pues, la prime-ra de las cuatro temporadas cubiertas por el citado convenio de colaboración) se admitió a trámite la solicitud de suspensión de pagos solicitada por el Real Oviedo. Por Auto de 11 de febrero de 2004 se declaró la insolvencia provisional del Real Oviedo. Por Auto de 16 de diciembre de 2004 se aprobó el Convenio.

El crédito de La Caixa frente al Real Oviedo fue reconocido en la lista de acreedores de la suspensión de pagos como crédito ordinario, sin derecho de abstención. La Caixa no se personó en el procedimiento de suspensión de pagos del Real Oviedo, ni se adhirió al convenio aprobado en su seno.

Lo que sí había hecho La Caixa el 6 de marzo de 2003, cuatro meses antes de que se admitiera a trámite la solicitud de suspensión de pagos del cedente, fue reclamar al Principado de Asturias el pago correspondiente a la temporada 2002/2003. Contra la resolución administrativa que denegó el pago, La Caixa interpuso recurso, que fue estimado por el Principado de Asturias el 21 de octubre de 2004. En enero y en marzo de 2006 el Principado de Asturias procedió a ingresar en la cuenta asociada a la póliza de crédito las sumas correspondientes a la citada temporada (300.506 euros), no sin antes haber consultado al Juzgado, que tramitaba la suspensión de pagos del Real Oviedo, si existía impedimento legal para que hiciese pago a La Caixa de la mencionada cantidad. A lo que dicho Juzgado contestó, por Providencia dictada el 5 de julio de 2005, que, en efecto, no existía impedimento legal para que hiciese pago a La Caixa de la factura de 300.506 euros, a la vista de que la cesión del crédito fue anterior a la presentación de la solicitud de la suspensión de pagos.

2.3 Sin embargo, el Real Oviedo interpuso demanda frente a La Caixa, reclamándole la restitución de los 300.506 euros percibidos del Principado de Asturias con posterioridad a la admisión de la suspensión de pagos, además de otras cantidades6.

Tanto en Primera Instancia como en Apelación se estimó la demanda en cuanto a la restitución de los 300.506 euros. El Juzgado basó su decisión en que el derecho de crédito frente al Principado de Asturias no había nacido al iniciarse el procedimiento de suspensión de pagos y, por ello, antes de ese episodio La Caixa no ostentaba su efectiva titularidad patrimonial. La Audiencia Provincial de Asturias compartió la conclusión del Juez.

La Caixa interpuso recurso de casación, que formuló en los siguientes términos:

[...] la sentencia recurrida, al vincular la eficacia de la cesión, en concreto su oponibilidad a terceros, al reconocimiento unilateral del crédito por parte del deudor cedido o a su vencimiento de acuerdo con la normativa que regula los contratos administrativos de obra, infringe [...] la disposición adicional 3.ª de la Ley 1/1999 [...]

7.

2.4 El Tribunal Supremo estimó el recurso de casación y declaró que la cesión de créditos celebrada entre el Real Oviedo y La Caixa era una cesión

Page 705

de créditos futuros pro solvendo y no una pignoración de créditos futuros; que la cesión pro solvendo tiene eficacia plenamente traslativa del crédito cedido; y que el crédito cedido no formaba parte de la masa activa del concurso del Real Oviedo.

Las tres cuestiones jurídicas que se trataron en la sentencia son, pues, las siguientes: (a) la distinción entre la cesión de créditos pro solvendo y la pignoración de créditos; (b) la eficacia traslativa de la cesión de créditos pro solvendo; y (c) el alcance de la resistencia al concurso de la cesión de créditos futuros.

3. Cesión de créditos pro solvendo y pignoración de créditos

3.1 En el Fundamento de Derecho 4 el Alto Tribunal afirma que

[L]o que pactaron el Real Oviedo S.A.D. Y La Caixa no fue una pignoración del crédito que correspondía al Real Oviedo del convenio de colaboración firmado con el Principado de Asturias, sino una cesión pro solvendo, con función de garantía, de la devolución del crédito concedido por La Caixa

.

3.2 Suele ser habitual no distinguir la cesión de créditos pro solvendo de la pignoración/cesión limitada en garantía de créditos, probablemente porque aquélla desempeña de hecho un papel de garantía y de reforzamiento de los intereses del acreedor/cesionario, quien cuenta tras ella con dos posibles vías alternativas de satisfacción8, pues tiene ahora frente a sí a dos deudores. Pero lo anterior no significa que la cesión pro solvendo y la pignoración de créditos sean dos figuras idénticas: aunque en la práctica pueda llegar a ser difícil diferenciarlas, no por ello hay que concluir que son lo mismo. Hace bien, pues, el Alto Tribunal en separarlas.

La diferencia entre ambas figuras se desprende claramente de una de las notas más características del régimen jurídico de la cesión pro solvendo: el cesionario tendrá que tratar de satisfacer su interés, en primer término, a costa del crédito cedido y, mientras tanto, la acción derivada de la obligación principal quedará en suspenso (art. 1170 III CC); lo cual, es lo contrario de lo que cabe predicar de una garantía en sentido técnico jurídico que (a) no obstaculiza el libre ejercicio por el acreedor de la obligación garantizada y (b) no le impone la realización en primer término de la garantía, a fin de satisfacer su interés. De hecho, esto no se desea de antemano y se subordina al incumplimiento de aquella obligación9.

3.3 Puesto que son figuras distintas, cuentan con remedios distintos para el caso del concurso del deudor (cedente o pignorante, según el caso), que el Alto Tribunal explica en el Fundamento de Derecho 8:

En el primer caso [pignoración de créditos] el acreedor pignoraticio goza, en el procedimiento concursal, de la consideración de

Page 706

un acreedor con privilegio especial, con un derecho real de garantía, mientras que en el caso de la cesión [pro solvendo], el cesionario tiene derecho a impedir que el crédito cedido forme parte de la masa activa y, en su caso, a reclamar su separación

.

Cuestión distinta es la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA