Impacto de la Directiva de Género en el sector seguros proposición de un nuevo modelo predictivo

Autor:Mónica Saldaña Sanz
Cargo:Profesora del departamento de Métodos Cuantitativos ICADE
Páginas:37-49
RESUMEN

La probabilidad de supervivencia en las tablas de mortalidad actuales se obtiene a partir de dos factores de riesgo determinantes: la edad o tiempo biométrico del individuo y el sexo. Esta metodología, reflejada en las tablas de mortalidad utilizadas hasta ahora para la tarificación de las primas de los productos de seguro, tiene fecha de caducidad.

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 37

Su límite temporal obecede a la pró-xima entrada en vigor de la Directiva de Igualdad de Género, publicada en el Dia-rio Oficial de la Unión Europea, de 13 de di-ciembre de 2004 del Consejo Europeo, a partir de la cual el sexo no podrá ser usa-do como variable determinante del cálcu-lo de la prima de un seguro. Esta Directi-va (2004/113/EC), que ha sido transpuesta al ordenamiento jurídico espa-ñol a través de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, y la Directiva 2009/138/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, de 25 de noviembre de 2009, trata sobre la implementación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en el ac-ceso y suministro de bienes y servicios, y constituye una negativa al empleo del se-xo del individuo como factor diferencia-dor del riesgo en el cálculo de primas de los productos de seguro.

La aplicación de esta Directiva produ-cirá un conjunto de transformaciones im-portantes en el sector seguros. Pero no todos ellos serán negativos, ya que este cambio puede verse como una magnífica oportunidad para la innovación y como un impulso para la revisión de la metodología biométrica hasta ahora utilizada, y per-mitirá igualmente la proposición de nuevos modelos predictivos de probabilidad de supervivencia de un individuo con facto-res adicionales al sexo y a la edad.

A lo largo de este artículo se expon-drán las características de una nueva me-todología como propuesta de cambio de los modelos biométricos actuales.

Page 38

Esta innovadora Directiva tiene un do-ble impacto de carácter significativo: en pri-mer lugar, afecta a la tarificación de las pri-mas de seguros, y en segundo lugar, incide en el cálculo del capital económico requerido en Solvencia II en relación con el riesgo de suscripción de una empresa de seguros.

1. Impacto en la tarificación de primas de seguro

El Comité Europeo de Aseguradoras presentó el 7 de diciembre de 2011 un estu-dio1, comisionado por la Asociación Alema-na de Aseguradoras (GDV en sus siglas en alemán), en el que se detallan las consecuen-cias económicas negativas a las que tendrán que hacer frente los consumidores europeos, los mercados de seguros y la sociedad en general a partir de diciembre de 2012 por la prohibición del uso del factor sexo para el cálculo de primas y prestaciones.

El estudio toma como base de datos una muestra de aseguradoras de diversos países europeos lo suficientemente repre-sentativa como para que los resultados del mismo sean concluyentes. De dichos resulta-dos, los más relevantes se enumeran a conti-nuación:

- Las compañías de seguros han de fijar el precio de sus productos según el riesgo asegurado. Si no se diferencian los individuos según el perfil de riesgo, la eficiencia económica puede perderse debido a dos motivos:

- Antiselección: se produce cuando una distribución uniforme de las primas hace que los individuos con un perfil de bajo riesgo no contraten el producto de seguro, atrayendo más activamente a los individuos con un perfil de riesgo mayor. Determinar las primas de acuerdo a grupos diferenciados por perfil de riesgo es la opción económicamente óptima para todos.

- Riesgo moral: aparece después de la contratación de un producto de seguro, ya que el asegurado puede verse tentado a descuidar o a dejar de tomar las precauciones que usualmente adoptaría para proteger el bien asegurado, incrementando con ello el potencial de pérdida de la compañía de seguros.

Page 39

- El precio de los seguros aumenta como resultado de la redistribución de las primas de los grupos de alto riesgo a los grupos de bajo riesgo.

- La demanda de productos de seguro puede verse afectada, dando lugar a diversas implicaciones sociales, como, por ejemplo, la falta de incentivo para el ahorro de cara a la jubilación.

- El género es un indicador del riesgo muy significativo, determinante a largo plazo y estable para las compañías aseguradoras, que no va a poder ser reemplazado con facilidad.

- Desde un punto de vista económico, el uso del género como factor diferenciador de riesgo produce un ajuste más adecuado, ya que el valor neto actual2 de las prestaciones futuras calculadas con diferencias de género es similar en hombres y mujeres.

- Delimitar el uso del género en la tarificación de los productos de seguro conllevará que los hombres y mujeres que contraten un mismo producto de seguro, al mismo precio y con las mismas características, reciban prestaciones diferentes.

El sexo es un factor determinante en la clasificación de al menos tres grandes catego-rías de productos: seguros de Automóviles, se-guros de Vida y de Rentas, y seguros de en-fermedad privados.

Page 40

2. Impacto en el cálculo de las necesidades de capital para el riesgo de suscripción

Solvencia II3 está diseñada sobre tres pilares de actuación: el primero es establecer un proceso de análisis de las reservas, activos y pasivos necesarios para cubrir las obligacio-nes aceptadas en las pólizas; el segundo es de-finir las reglas de supervisión, control inter-no y gobierno corporativo; el tercero y último es establecer las obligaciones de infor-mación que las aseguradoras deberán presen-tar al mercado.

Los requerimientos de capital pretenden garantizar la estabilidad financiera de la enti-dad frente a fluctuaciones adversas inespera-das en la siniestralidad, y con ello también la protección del asegurado, a través de unos volúmenes económicos denominados Ca-pital Mínimo de Solvencia (MSCR)4 y Capi-tal de Solvencia (SCR)5.

¿Cómo se puede cuantificar el SCR? Una posible respuesta a esta pregunta sería calcular una aproximación a la cantidad de fondos propios necesarios para anular prácti-camente la probabilidad de ruina de la asegu-radora, en el plazo de un año, con un nivel de confianza determinado. Para su determina-ción práctica se establecen dos alternativas: fórmula estándar y modelos internos.

La fórmula estándar aún no está cerra-da, existiendo además varios planteamientos, como la fórmula basada en factores o la si-mulación de escenarios. Las principales ven-tajas de la fórmula estándar son la sencillez de uso y la economía de medios.

Los modelos internos requieren un au-mento en la sofisticación y la complejidad de los modelos de cálculo, pero aportan un au-mento de la precisión y sensibilidad del capital en la medición y cuantificación de la ex-posición al riesgo de la entidad, con lo que se mejora la predicción de las necesidades de capital. Estos modelos, que deben ser previa-mente aprobados por el supervisor, desta-can por las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA