Las víctimas directas del homicida o del asesino. Algunos aspectos sociocriminológicos

Autor:César Herrero Herrero
Cargo del Autor:Doctor en Derecho, Graduado Superior en Criminología, Licenciado en Ciencias Policiales y de Seguridad. Facultativo Jurista del M. D. I. (Jubilado) Profesor de Derecho Penal y de Criminología
Páginas:263-268
 
EXTRACTO GRATUITO
CAPÍTULO QUINCE
LAS VÍCTIMAS DIRECTAS DEL HOMICIDA
O DEL ASESINO. ALGUNOS ASPECTOS
SOCIO-CRIMINOLÓGICOS
A. INTRODUCCIÓN
El número de muertes violentas (dolosas), acaecidas en los
países de nuestra área de cultura y en algunos otros países de
distintos continentes, han sido expuestos ya, con cierto detalle,
en lecciones anteriores. No vamos, pues, a repetir sus cifras.
Ahora, vamos a hacer hincapié, sobre todo, en datos relaciona-
dos con más interés sociológico-criminológico. Así, v. gr.,
vamos a abordar, ahora, quiénes son, prevalentemente, por
sexos, edad…, las víctimas de la acción homicida. Cuál es el
contexto, espacial y temporal, parental o de extraños, donde las
muertes se producen…
B. VÍCTIMAS POR SEXOS
Existe, en la opinión pública, una confusa y difusa persua-
sión de que las víctimas de homicidio, en general, son más
numerosas entre el sexo femenino. Hay que decir que no es, ni
mucho menos, verdad.
La cifra total de víctimas de homicidio recae muy mayorita-
riamente sobre los varones adultos.Así, por ejemplo, en EEUU,
durante el año 2007 (año cercano a la media de estas victimi-
zaciones en lo que va de década) las víctimas masculinas fue-
ron 11.618. Las femeninas, 3.177. Es decir, un 78,3% frente al
21,4%, respectivamente 1.
1 Fuente: «Crime in the United States,2008», FBI, Uniform Reports.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA