El dinero: evolución histórica

Autor:José Manuel Ferro Veiga
Páginas:5-7
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 5

El origen del dinero se remonta en la historia al mismo momento en que se produce el intercambio de mercancías, teniendo suficiente validez para la existencia de esta relación económica desde simples objetos de ornato hasta los alimentos más esenciales. Sin embargo, los elementos de trueque fueron necesitando de una serie de circunstancias para estandarizar su valoración y uso.

En primer lugar, deberían cumplir el requisito de ser divisibles, identificables fácilmente por la generalidad de la población, almacenables, no perecederos y, además, con capacidad de traslado y representación de un determinado valor.

Los metales preciosos fueron rápidamente identificados como representativos, y valorados mediante la estampación de una inscripción por quien tenía poder suficiente para garantizar su valor, normalmente con depósitos de oro y plata, y que lógicamente era el gobernante de un estado.

Tras la utilización del dinero-mercancía y el dinero metálico, hace aparición el dinero de papel. Su origen es atribuido a los orfebres, que guardaban, a petición de sus clientes, objetos valiosos, para lo cual extendían un recibo como señal del depósito efectuado. Con el paso del tiempo estos recibos comenzaron a emitirse "al portador" y las ventas y compras fueron efectuándose mediante la entrega del papel, el cual certificaba la deuda contraída por el orfebre, que se comprometía a la convertibilidad de ese dinero papel en oro.

Pero este oro al que tenía derecho el público con la posesión del dinero papel no era reclamado o lo era únicamente en parte, debido a la comunidad para realizar las transacciones con él. Es entonces cuando los orfebres, ante la acumulación de oro en sus cajas de seguridad, comenzaron a reconocer sus deudas, emitiendo papel por su valor superior al que podían responder con el respaldo de sus depósitos, creándose el dinero nominalmente convertible en oro, resultando entonces que si todos los tenedores de dichos certificados hubiesen querido retirar sus valores a un mismo tiempo, estas deudas reconocidas no habrían podido ser atendidas; este último proceso referenciado es precisamente el que dio lugar al nacimiento de los bancos, haciendo aparición posteriormente la tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito, como instrumento que sirve para identificar a su titular, al que acreditan para obtener una serie de prestaciones o servicios, son hoy en día un fenómeno generalizado. La utilización de las tarjetas de crédito o dinero...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA