La dimensión política (II): la política familiar en la España constitucional. Otros ámbitos de las políticas familiares

Autor:Óscar Buenaga Ceballos
Cargo del Autor:Licenciado en Derecho por la Universidad de Cantabria
Páginas:165-176
 
EXTRACTO GRATUITO
CAPÍTULO VIII.
LA DIMENSIÓN POLÍTICA (II): LA POLÍTICA
FAMILIAR EN LA ESPAÑA CONSTITUCIONAL.
OTROS ÁMBITOS DE LAS POLÍTICAS FAMILIARES
1. LA POLÍTICA FAMILIAR EN LA ESPAÑA CONSTITUCIONAL
Como tendremos ocasión de analizar con más detenimiento más adelante, la existencia
de una política familiar en nuestro país viene con gurada desde la misma Constitución de
1978, la cual en su art. 39 contiene como principio rector de la política social y económica la
obligación de los poderes públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de
la familia. A la vista de este precepto no es exagerado a rmar que el mismo está imponiendo
a los poderes públicos el deber de llevar a cabo una política familiar en nuestro país.
Sobre el lugar de la familia dentro de la política social española a partir de la Constitución
española de 1978 y, más si cabe, a partir de las importantes reformas del Derecho de familia,
llevadas a cabo a consecuencia del nuevo modelo introducido por aquella, resulta de gran
interés el artículo publicado por IGLESIAS DE USSEL en los Anales de la Real Academia
de Ciencias Morales y Políticas, titulado “familia y Política Social en España: 1982-1996”.
Durante este periodo de tiempo, que abarca el periodo en el que el PSOE ha gobernado en
nuestro país, el autor indaga acerca de cuál sea la razón por la que no se ha llevado a cabo una
política familiar en nuestro país, pese a la idoneidad de las circunstancias312. Como factores
que hubieran impulsado una política familiar en España, el autor señala los intensos cambios
sociales que se estaban produciendo (señaladamente el descenso de la natalidad o la creciente
incorporación de la mujer al trabajo), las innovaciones legales producidas en la regulación de
la familia, la emergencia del pluralismo familiar y el “abierto compromiso proclamado por
el Gobierno socialista para impulsar el Estado del Bienestar”313. Sin embargo, esta política
familiar no se ha llevado a cabo y IGLESIAS DE USSEL es tajante a la hora de señalar como
causa el rechazo del PSOE a la existencia de dicha política familiar, concretamente señala
que “la ausencia de todo tipo de estrategias políticas a favor de la familia, ha sido demasiado
duradera y generalizada para ser accidental. Sin una voluntad explícita de no articular un
312 IGLESIAS DE USSEL, ob. cit., págs. 339 y 340.
313 Ob. cit., págs. 340-342.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA