El diálogo entre el G8 y el G5 SOBRE DESARROLLO: La experiencia del proceso de heiligendamm (PDH) en la construcción de una visión compartida

Autor:Ernesto Soria Morales
Cargo:Analista Senior de Políticas en la Unidad de Apoyo al Proceso Heiligendamm
Páginas:125-141
RESUMEN

En la Cumbre del G8 en 2007, el G8 y el G5 iniciaron el “Proceso de Diálogo de Heiligendamm (PDH)” para forjar una confianza mutua y desarrollar un entendimiento común en temas de relevancia mundial. Después de dos años, esta experiencia única ha logrado establecer una base común de entendimiento sobre temas cruciales del desarrollo. En el complejo contexto internacional actual, donde los mecanismos de gobernanza global requieren adaptarse a las nuevas... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 125

Introducción

En 2007 durante la Cumbre del Grupo de los Ocho (G8) en Heiligendamm, Alemania, los líderes del G8 junto con los del Grupo de los Cinco (G5), decidieron establecer una nueva forma de asociación1. Esta iniciativa, basada en el diálogo político de alto nivel de manera estructurada, continua y en condiciones de igualdad, se denominó “Proceso de Diálogo de Heiligendamm” (PDH)2. Su objetivo fue fomentar la confianza y el mutuo entendimiento para profundizar la cooperación y desarrollar soluciones comunes en cuatro temas relevantes de la economía mundial: inversión, innovación, energía y desarrollo. El PDH concluyó con la presentación del Informe Final en la cumbre del G8 en L’Aquila, Italia, en julio de 2009. En esa ocasión, reconociendo los resultados del proceso, los líderes decidieron continuar la asociación por dos años más. Para ello se definieron nuevas orientaciones sobre su estructura, incluyendo nuevos principios y objetivos, y se acordó una agenda más amplia y estratégica. A partir de entonces el PDH se transformó en el “Proceso de Heiligendamm-L’Aquila” (PHA).

El PDH ha sido una experiencia única que permitió congregar en un espacio privilegiado de diálogo informal, continuo y abierto, a los principales donantes de ayuda al desarrollo y al grupo de grandes economías emergentes, con una creciente relevancia en el ámbito del desarrollo internacional. Tras dos años de trabajo, los socios del diálogo han logrado forjar un entendimiento común sobre aspectos cruciales del desarrollo, tanto relativos al enfoque y a las políticas, en general, como a cuestiones sobre la cooperación internacional para el desarrollo, en particular. En ese contexto, este artículo tiene como propósito presentar esa primera experiencia de diálogo de dos años, así como analizar en qué consiste ese entendimiento común y cuál podría ser su potencial contribución a la agenda internacional del desarrollo. El texto inicia presentando el contexto y las razones que llevaron a la decisión de establecer un mecanismo de diálogo entre el G8 y el G5. Después, describe las características y particularidades del PDH, como condiciones que permitieron llevar a cabo un diálogo constructivo en temas de desarrollo. En seguida analiza cómo fuePage 126construyéndose la base común de entendimiento sobre desarrollo y cuáles son sus principales elementos. Finalmente, plantea la posible contribución que esta experiencia, como modelo de mecanismo de concertación, puede aportar para la conformación de una asociación y de una agenda para el desarrollo internacional más inclusivas, en el marco de otros foros de gobernanza global.

Si bien se toma en cuenta que el nuevo PHA, anunciado por el G8 y el G5 en L’Aquila, se verá afectado por la decisión adoptada en septiembre de 2009, en Pittsburgh, por los líderes del Grupo de los 20 (G20), para hacer de éste el “foro primordial para la cooperación económica internacional”3. También se destaca que, en el actual contexto en el que se está definiendo una nueva estructura y agenda de gobernanza económica global, es oportuno hacer una valoración de las particularidades del PDH como mecanismo informal para la cooperación en gobernanza global, cuyos resultados sustantivos, así como sus particulares experiencias, dinámicas e innovadores métodos de trabajo podrían hacer una contribución relevante para el trabajo del G20. Sobre todo ante la posibilidad de que en el futuro, frente a una situación post-crisis, se amplíe la agenda de ese foro y se considere el tema del desarrollo internacional.

El diálogo del G8 con las grandes economías emergentes y el lanzamiento del Proceso de Diálogo de Heiligendamm (PDH)

La creciente importancia de los grandes países emergentes en la economía, las finanzas y el comercio internacionales, así como su mayor influencia política en el escenario internacional, han sido ampliamente reconocidas por el G8 en años recientes4. Junto con ello, también ha sido considerada la necesidad de establecer mecanismos efectivos de diálogo y cooperación con ese selecto e influyente grupo de países para implicarlos y hacerlos participes y corresponsables de las iniciativas globales para hacer frente a desafíos internacionales cada vez más complejos. Es así que a partir de la Cumbre del G8 de Gleneagles en 2005, Brasil, China, India, México y Sudáfrica, reconocidos por primera vez en su conjunto como las mayores economías emergentes, fueron invitados a participar en un “diálogo ampliado” con el G85.

Page 127

Para el 2006, en ocasión de la Cumbre del G8 en San Petersburgo, el diálogo ampliado con el entonces incipiente G5 tuvo nuevamente lugar. Durante ese año los cinco países emergentes estuvieron además presentes en las reuniones de ministros del G8 de Energía, Salud y Educación que se llevaron a cabo como parte del proceso de preparación para la cumbre. Si bien desde 2000 las iniciativas de diálogo ampliado del G8 habían ido en aumento, todavía hasta el 2006 el “patrón de diálogo y cooperación permaneció difuso y ad hoc y dependió de las prioridades de la respectiva presidencia (del G8) en la selección de países invitados y el formato para las discusiones”6.

Para la cumbre del G8 en Alemania, al año siguiente, se propuso un cambio significativo en ese patrón de diálogo ampliado. En el programa previsto por la presidencia alemana de turno del G8, centrado en el tema del “Crecimiento y responsabilidad en la economía mundial”, una de las propuestas políticas clave contenidas en la parte dedicada a la economía mundial fue “poner el diálogo con las economías emergentes sobre una nueva base”7. Esto no implicó la conformación de un G13, ni impactó la base de la membresía del G88. Por el contrario, para la presidencia alemana, la necesaria ampliación del grupo sugerida el año anterior por el entonces Primer Ministro británico Tony Blair para integrar formalmente a las cinco mayores economías emergentes al G8, no resultaba factible9. Primero, porque –como señalan Benterbusch y Seinfert10– no estaba claro si los cinco estarían interesados en integrarse y,Page 128segundo, porque no había consenso al interior del G8 sobre el tema de la ampliación11.

Ante la inviabilidad de ampliar formalmente al G8 para conformar un G13, así como la imposibilidad de prescindir de la participación de las grandes economías emergentes, la presidencia alemana de turno del G8 planteó una iniciativa tendiente a crear una nueva asociación con los cinco emergentes. Ello, a través de un mecanismo informal de diálogo político estructurado y temático, el cual sería llevado a cabo en condiciones de igualdad por un periodo determinado de tiempo. De esta forma se alentaría a las economías emergentes a asumir y compartir las responsabilidades globales y, al mismo tiempo, se daría respuesta a las críticas sobre la falta de representatividad del G8 y su necesaria ampliación. Todo ello sin afectar los procesos habituales del G8. En la presentación que hizo ante el Bundestag de la agenda para la cumbre alemana del G8, la Canciller Federal Angela Merkel, señaló “la responsabilidad especial del G8 para contribuir a establecer las condiciones de estabilidad y confiabilidad para la economía mundial”, enfatizando que “esa responsabilidad debe ser compartida por las mayores economías emergentes” y que “conforme avanza la globalización el G8 se torna menos capaz de soportar solo toda la carga”12.

Con esa visión, durante la Cumbre del G8 celebrada en Heiligendamm, Alemania, en junio de 2007, los jefes de Estado y/o gobierno de los países miembros del G8, junto con los de Brasil, China, India, México y Sudáfrica –que a partir de entonces constituirían el G5– así como el Presidente de la Comisión Europea, decidieron iniciar una nueva forma de diálogo político de alto nivel, estructurado y temático, por un periodo de dos años. Los líderes decidieron que el nuevo diálogo se concentraría en cuatro temas específicos de la agenda global: 1) fomento de las inversiones transfronterizas en beneficio mutuo; 2) fomento de la investigación y la innovación, incluidos los derechos de propiedad intelectual; 3) energía, con especial interés en la eficiencia energética, y 4) desarrollo, con especial interés en África13. Esta iniciativa, ideada como una nueva forma de asociación igualitaria y duradera para profundizar el diálogo y la cooperación a través de una participación más sistemática de los grandes países emergentes en las reuniones del G8, se denominó “Proceso de Diálogo de Heiligendamm” (PDH).

Page 129

El Proceso de Diálogo de Heiligendamm y sus particularidades como un mecanismo innovador para el diálogo y la cooperación

Cuando el PDH fue lanzado en Heiligendamm su formato, estructura, así como la agenda temática, habían sido ya predefinidos por la presidencia alemana del G8 en consultas con los otros miembros del G8. Los cuatro pilares temáticos que integrarían el proceso de diálogo, como señala Leinenger, “fueron incorporados a la agenda sin ninguna consulta previa con los países del G5”14. No obstante, para dar inicio a los trabajos del PDH se requirió primero del acuerdo de todos los miembros sobre la estructura, los procedimientos y los plazos, así como el contenido específico de cada pilar temático. Esto se logró tras múltiples consultas y un intenso intercambio inicial de puntos de vista entre los socios del diálogo para llegar a un consenso que reflejara de manera equilibrada las diversas expectativas que cada uno de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA