La orden europea de detención y entrega: origen y principios rectores

Autor:Leticia Fontestad Portalés
Cargo:Profesora Titular de Derecho Procesal, Universidad de Málaga
Páginas:239-243
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 239

Con este trabajo solo tratamos de exponer brevemente el nacimiento y los principios que rigen un instrumento jurídico de cooperación judicial penal en el ámbito comunitario como es la Orden Europea de detención y entrega que, desde que entró en vigor en el año 2002, no ha dejado de cosechar éxitos y que vio la luz con la responsabilidad de ser la primera vez que se materializaba en el ámbito penal la afirmación en el Consejo de Tampere acerca de que el principio del reconocimiento mutuo, de sentencias y de otras resoluciones de las autoridades judiciales, debe ser la "piedra angular de la cooperación judicial en materia civil y penal de la Unión"216.

Ciertamente, en el ámbito de la Unión Europea, este instrumento conocido como euroorden, ha venido a sustituir al procedimiento de extradición tan duramente criticado a lo largo de los años por ser un procedimiento lento y eminentemente gubernativo (sobre todo en la fase inicial y final del mismo). Como todos sabemos, la extradición es un instrumento dirigido a la detención

Page 240

y posterior entrega de una persona bien para el ejercicio de acciones penales que lleven aparejada una pena o medida de seguridad privativas de libertad o bien para la ejecución de dichas penas. Pues bien, aunque a esta finalidad responde también la orden europea de detención y entrega, lo bien cierto es que sus diferencias con la extradición, en contra de lo que piensa algún sector doctrinal, consideramos que van más allá de las meras diferencias terminológicas pues, como veremos, en la euroorden se abandona el control gubernamental que caracteriza a la extradición, más preocupado por cuestiones políticas a la hora de acceder o no a la entrega de la persona requerida, a cambio de un control puramente judicial y, por tanto, basado en el respeto de los derechos fundamentales y libertades públicas de la persona reclamada.

En relación al origen y nacimiento de la orden europea de detención y entrega debemos reconocer, en primer lugar, la importante labor que España ha realizado a lo largo de los años para lograr una mayor cooperación judicial y policial, pues tras el fracasado intento en 1996 de eliminar de manera gene-ralizada el proceso de extradición, en su especial interés en la lucha contra el terrorismo y contra las bandas de criminalidad organizada, tomó la iniciativa individualizada de suprimirla. Como consecuencia, España firma un Tratado bilateral con Italia que si bien tampoco vio finalmente la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA