Despidos por crisis

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Se trata de saber para un supuesto de despido objetivo, que causa tendría que alegar una empresa de la construcción (organizativa, productiva o económica) que hasta la fecha no ha tenido pérdidas económicas, pero que como consecuencia de la actual crisis económica se ha quedado súbitamente sin trabajo. En un supuesto idéntico, ¿que causa habría que alegar cuando el motivo es que los bancos... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Respecto de la primera cuestión, debe señalarse que cuando el art. 51.1 E.T., se refiere a las causas económicas, no habla expresamente de que deban existir pérdidas, sino que se refiere a una situación económica negativa. Ahora bien, es lo cierto, que la práctica habitual es que se utilice el despido objetivo por causas económicas, casi exclusivamente cuando existan pérdidas y estas sean de cierta entidad y duración. La razón es, que dado que la jurisprudencia suele ser exigente para entender que concurre una causa objetiva, solo en aquellos casos en los que exista una situación de pérdidas prolongada, se tendrá una cierta seguridad de que el despido será declarado procedente. De todo ello, extraemos como consecuencia, el hecho de que en una situación como la expuesta no resulta aconsejable acudir a las causas económicas. Por lo que respecta a la concreta causa a alegar en una situación como la expuesta, debe señalarse que no existe un deber específico de alegar una única causa -o que la causa se deba a un solo motivo de los posibles motivos técnicos, organizativos o de producción-. Siendo ello así, entendemos que en el presente caso, la causa objetiva sería tanto organizativa como de producción. Es decir, no existiendo aun pérdidas económicas, pero existiendo una falta total o importante de trabajos, debe centrarse la explicación de la carta de despido en el hecho de que la plantilla existente hasta la fecha, lo era para una empresa con un cierto volumen de actividad, pero que dada la situación actual de crisis financiera, muy marcada especialmente en el sector de la construcción, la ausencia de trabajo suficiente para una plantilla como la existente antes del inicio de la actual crisis resulta totalmente inviable. La carta debe exponer de la forma más detallada posible, tanto la situación anterior, como la actual, con exposición del volumen de trabajo que ha venido teniendo la empresa en el pasado, lo que justificaba la plantilla entonces existente, así como también una exposición del volumen de trabajo actual, con explicación si es posible de los efectivos personales que son necesarios en la actualidad, en comparación con los que eran necesarios en fechas anteriores, a fin de poner de manifiesto con ello, la imposibilidad de tener trabajo para todos los trabajadores actuales de su plantilla, y en concreto -si es posible- para aquel o aquellos que se pretenden despedir. Siendo ello así, la causa a alegar será tanto organizativa, ya...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA