Descuelgue salarial o inaplicación del régimen salarial de los convenios sectoriales o de ámbito superior a la empresa

Autor:Carlos Marín Lama - Javier Sánchez Icart - Andrés Pérez Subirana - Daniel Miró i Morros - Fernando Méndez Diestro
Cargo del Autor:Abogado. Profesor asociado de la Universidad de Barcelona - Magistrado Juez de lo Social - Abogado. Socio de Despatx Casares Advocats Associats. Profesor de Seguridad Social en ESADE - Abogado. BCN Consultors - Juez Sustituto de Jurisdicción Social
Páginas:168-169
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 168

9.5.1. Concepto y antecedentes

Esta es una de las materias, cuya modificación en la reforma laboral ha suscitado mayor polémica y oposición por parte de los sindicatos.

Hasta la reforma laboral existía una regulación sobre la materia en el Estatuto de los Trabajadores, si bien la práctica demostró una mínima utilización de dichas cláusulas, en primer lugar porque no se preveían en todos los Convenios, y segundo lugar porque en los casos en que se preveían, su utilización se ligaba a rígidas exigencias formales, lo que diicultaba en sobre manera su utilización.

La nueva redacción del artículo 84.2 del Estatuto de los Trabajadores da prioridad aplicativa a los convenios de ámbito de empresa respecto los de ámbito superior (nacionales, de comunidad autónoma, provinciales o de ámbito inferior). Por lo tanto, durante la vigencia de un convenio de ámbito superior al empresarial se permite la negociación de un convenio de empresa en relación a aspectos tan relevantes como los siguientes: la cuantía del salario base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados a la situación y resultados de la empresa; el abono o compensación de las horas extraordinarias y la retribución especíica del trabajo a turnos; el horario y la distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos y la planiicación anual de las vacaciones; la adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasiicación profesional de los trabajadores; la adaptación de los aspectos de las modalidades de la contratación que se atribuyen a los convenios de empresa; las medidas para favorecer la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Además expresamente se salvaguarda el poder de los convenios de empresa en la medida que expresamente se recoge que los convenios de ámbito superior no podrán limitar la capacidad aplicativa que el Estatuto de los Trabajadores otorga a los convenios de empresa para evitar que en los ámbitos superiores se pueda cerrar el paso a los convenios de empresa.

Otro cambio sustancial que introduce la reforma y respecto del que ya hemos hecho sucinta referencia es la posibilidad de no aplicar el convenio colectivo de referencia, ya sea un convenio de ámbito superior o de empresa (cosa que no preveía la normativa anterior), en un ámbito de materias idénticas a las recogidas en el artículo 41 del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA