El desarrollo de la mediación y las técnicas aplicables al proceso

Autor:María Pérez-Ugena
Cargo del Autor:Profesora Titular de Derecho Constitucional. Universidad Rey Juan Carlos
Páginas:22-24
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 22

Partimos de la idea de que se trata de un procedimiento complementario a la jurisdicción, no antagónico ni excluyente de la misma; extrajudicial, por el hecho de que se administra por sujetos no integrados en el Poder Judicial y alternativo, por cuanto no permite la utilización simultánea de la resolución judicial.

Es un proceso sencillo en que se pueden destacar las siguientes fases: iniciación, desarrollo y redacción del acuerdo y acta final12.

En primer lugar, el inicio del procedimiento, al que se da comienzo con una sesión informativa y la sesión constitutiva. En éstas se identifican las partes y se designa al mediador, ya sea de la institución de mediación o se acepta al designado por una de las partes. Asimismo se determina el objeto de conflicto que se somete a mediación, el programa de actuaciones y duración máxima prevista del procedimiento. También se da información sobre el coste de la mediación. Es preciso que se recoja una declaración de que las partes aceptan de manera voluntaria la mediación. Por último, en esta fase inicial se determinan el lugar de celebración de la mediación y la lengua del procedimiento.

Page 23

En una segunda fase, una vez constituida la mediación, se deberá firmar el acta de iniciación y comienza lo que es el desarrollo en sentido estricto de la mediación. El proceso se caracteriza por su fiexibilidad, de manera que hay libertad para desarrollarlo de la manera que se considere conveniente, dentro del respeto de los principios básicos aplicables a la mediación.

De manera general se puede decir que en esta fase se va a definir el problema, a centrar el objeto de mediación, para elaborar un programa, un plan de trabajo. Deberá recopilarse toda la información, para lo que es preciso dejar que las partes sean las que definan el problema, las que se hagan conscientes del mismo, de manera que el mediador debe trabajar para lograr este fin ayudando a las partes a definir el objeto del conflicto. Una vez centrado el tema, se realizará un plan de actuación. Es preciso recoger la información para comprender el asunto en toda su dimensión.

Se ponen en marcha todas las técnicas propias de la mediación en un proceso en que las partes deben exponer sus ideas, respecto de las que se hace una clasificación, de manera que se analizan explorando sus consecuencias, costes y beneficios. Es preciso acercarse al conflicto, partiendo de que cada conflicto es único, y es función del media-dor tratar de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA